13 May 2020 - 2:00 a. m.

La cuarentena femenina captada en un documental

El confinamiento le ha parecido abrumador a la realizadora, madre de dos niñas pequeñas; por eso se pregunta cómo lo viven otras mujeres y lo quiere reflejar en el documental “Ellas”.

Redacción un chat con...

Josephine Landertinger es directora de “Home, el país de la ilusión” y curadora del Festival de Cine de Cartagena.  / Cortesía Thomas Poveda
Josephine Landertinger es directora de “Home, el país de la ilusión” y curadora del Festival de Cine de Cartagena. / Cortesía Thomas Poveda

¿Por qué le interesa la mirada femenina de la cuarentena?

La motivación para Ellas surge poco antes de que pudiéramos salir a la calle en España, donde vivo. Tengo dos hijas —de uno y tres años—, y un esposo con el que me divido las tareas del hogar, pero siento que soy la cabeza que organiza la familia y tengo muchas más tareas que él. En la cuarentena nos ha ido bien, pero todo conlleva una carga emocional, y esto me puso a pensar que si me siento así, que soy privilegiada, ¿cómo serán otras realidades o qué sentirán las otras mujeres? Quiero escuchar cómo están las otras mujeres, o ¿soy solo yo la que siente esto?

¿Cree que las mujeres en esta cuarentena tienen más responsabilidades que antes?

Pues pone en evidencia que ya no se tienen los escapes que se tenían antes y pues, obviamente, el hecho de que todo esté cerrado y que los niños no puedan ir al colegio hace que todo sea más pesado y que todo, casi siempre, recaiga sobre la mujer. Mi horario de trabajo, por ejemplo, es de las 10 p.m. a 1 de la mañana. Sé que hay otras realidades más difíciles, mujeres enfermas, mujeres que han perdido familiares, mujeres en la cárcel o mujeres que viven con alguien al que odian o las maltrata.

¿Qué tipo de relatos le han compartido las mujeres?

Empecé a hablar con mujeres directamente que para mí son interesantes. Contacté a una chica embarazada en Bogotá a la que conocí por trabajo, busqué mujeres de diferentes clases sociales. Esto lo hice en Colombia y en España, pero luego me pareció que es un círculo muy pequeño y que para hacer un proyecto de verdad necesito conocer más historias, así que lancé la convocatoria.

¿Qué tantas historias le han llegado?

Apenas hice la convocatoria recibí una avalancha de historias de mujeres, tengo más de sesenta correos, sin contar los casos que ya tenía. Son correos extensos en los que me narran lo que viven de una manera muy íntima. Por el número de mensajes que recibo me imagino el número de mujeres que está cargando un fuerte peso en esta cuarentena. Me ha contactado desde la mujer encarcelada hasta la que vive en Barcelona en una casa con piscina. Tengo historias de Francia, España, Argentina y muchas de Colombia.

Cuándo lee a esas mujeres, ¿qué piensa?

Que entrar en contacto conmigo es una forma de desahogarse, pueden decir “uf, soy una más” y no sentirse solas. Es una forma de sentir que somos muchas y que eso hace que sea mucho más fácil de soportar. Y por otro lado, lo que me ha llamado la atención es que las historias a las que he dado seguimiento, hasta ahora, es que todas logran darle la vuelta (a la situación), todas logran seguir y ver su dificultad de manera positiva.

¿Piensa plasmar en el documental todas las historias recibidas?

Sí quiero hacer el documental con menos personajes; pero, como la respuesta ha sido tan positiva, lo que estoy pensando es que, ya que se tomaron el trabajo de escribirme, usar los testimonios y hacer algo como un mapa de emociones. No sé todavía cómo hacerlo, tal vez sea un proyecto tipo transmedia. Siento que si tantas mujeres me contactaron, hay cierta responsabilidad por mi parte de darles esa voz.

¿Cómo producirá el documental?

Tengo que buscar apoyos económicos para poder hacerlo, porque yo sola no doy abasto. Además, es un proyecto que tiene unas características técnicas específicas: todas las mujeres están grabando sus testimonios con sus celulares y cada aparato es diferente, el sonido a veces no es tan bueno; toca trabajar muchas, muchas, muchas horas para que se vea bonito; hay que hacer corrección de color para que todo se vea uniforme, hay que trabajarle al sonido bastante, esto, para sesenta minutos, requiere de un músculo financiero. Pienso ofrecerlo a un canal de televisión y aplicar a fondos que apoyen historias de mujeres. Ojalá salga rápido, porque es un documental para ya.

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción. 

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.