La curiosa anécdota de Drew Barrymore sobre su aumento de peso

La actriz estadounidense, madre de dos hijos con su exmarido Will Kopelman, tuvo que corregir rápidamente a una mujer que la estaba felicitando por su supuesto tercer embarazo.

La curiosa anécdota de Drew Barrymore sobre su aumento de peso.Bang Showbiz

Después de unos años en los que la actriz optó por mantenerse prácticamente alejada de la vida pública para centrarse en su faceta de madre, Drew Barrymore volvió gracias a su exitosa serie 'Santa Clarita Diet' y a los proyectos que ya está preparando para afianzarse de nuevo como una de las estrellas más cotizadas del cine y la televisión comercial.

Sin embargo, el paso del tiempo y los cambios en su estilo de vida derivados de la crianza de sus pequeñas Olive y Frankie, fruto de su extinto matrimonio con Will Kopelman, la llevaron a ganar "un montón de kilos" en su momento y, como reveló, dicha circunstancia le generó situaciones incómodas en la vía pública.

"Recuerdo que hace un tiempo, cuando tenía varios kilos encima, estaba con las niñas en un restaurante y una mujer se me acercó para felicitarme por 'todos los hijos que tenía'. Y claro, yo le dije que solo tenía dos. Y me contestó: 'Y uno que viene en camino, ¿no?'", reveló la artista en una mesa redonda organizada por la revista The Hollywood Reporter, para exclamar a continuación: 'Y creo que esa ha sido la primera vez en mi vida que he tenido que espetarle a alguien: '¡No, solo estoy jodidamente gorda!'.

A través del mencionado encuentro, Drew Barrymore pudo intercambiar todo tipo de experiencias ligadas a la obsesión con la que la sociedad juzga el físico de las mujeres, con compañeras de profesión de la talla de Molly Shannon, una de las cómicas más legendarias de 'Saturday Night Live'- Debra Messing -protagonista de 'Will and Grace'-, Alison Brie y Tracee Ellis Ross, la cual no dudó en desvelar uno de los consejos más indignantes que recibió en los inicios de su carrera artística.

"Una directora de casting me dijo que tenía que trabajar un poco más en mis pechos, porque a su juicio estaban demasiado caídos. Fue Dios el que los puso ahí, y la verdad es que yo pensaba que estaban bien puestos. Pero no, mandó a una asistente para que me trajera varios sostenes que pudieran realzarlas", contó la actriz, modelo, productora y, además, hija de la inigualable Diana Ross.

Temas relacionados

 

últimas noticias