Tiene más de 9 millones de seguidores en sus redes sociales

La Liendra: “‘Mauricio’ es la historia de mi vida”

Noticias destacadas de Gente

Uno de los influenciadores más famosos del país le da un pequeño y temporal giro a su carrera para lanzarse al escenario musical con “Mauricio”, una canción en la que están plasmados los momentos más duros y difíciles de su vida.

“¿Por qué mami está llorando en la habitación? / ¿Otra vez la está golpeando ese cabrón? / ¿Por qué mi hermana esta inhalado en la habitación? / Así es todos los días, perdió el control”.

Estas son las primeras líneas de Mauricio, una canción que refleja la vida y todos los obstáculos que tuvo que superar Mauricio Gómez, más conocido como La Liendra, para convertirse en la persona e influenciador que es hoy.

La Liendra tuvo una infancia difícil. Creció entre drogas, golpes y maltratos. Vio cómo todo a su alrededor se destruyó por el flagelo de la violencia; sin embargo, nunca cayó en él. No se dejó dañar porque sus ganas de salir adelante y sacar a su familia de ese mundo eran superiores a sus adversidades.

“Veía muchos espejos de cómo terminaban las personas que caían en este agujero y sabía que no quería terminar así, quería ser mejor. Toda mi familia consume, pero yo no. Siento que si tienes las cosas muy claras no importa el alrededor, por eso digo que las personas no dañan a alguien, sino es uno mismo. Después de que tengas tu enfoque definido puedes entrar a cualquier lado sin tambalear y más firme que nunca”, comenta La Liendra.

La calle fue su acompañante durante mucho tiempo hasta que, hace ocho años, conoció el poder y el mundo de las redes sociales. La Liendra, siendo un analfabeto digital, empezó a crear contenido para Instagram. Sin saber cómo ni cuándo se ganó el cariño y el reconocimiento del público. Asegura que su éxito está relacionado con el hecho de que antes de él no había alguien “feo y pobre” que se atreviera a hacer videos cómicos y representativos de la realidad colombiana.

Inspiró a otras personas a hacer lo mismo: coger un celular y grabar lo primero que se les viniera a la mente. Esto, sumado a su disciplina y sinceridad, son los factores que lo hacen diferente a los demás influenciadores del país. “Quería llevar este proyecto a que me diera plata. Desde el principio dije que de nada me sirve ser famoso si no estoy ganando dinero, porque necesitaba pagar el arriendo, ayudar a mi mamá, mi familia. Trabajo con mucho amor, pero siempre he dicho que así las cosas sean con amor, si te pueden dar un beneficio económico es mucho mejor”, agrega.

La Liendra es un personaje que se renueva y siempre muestra algo llamativo al público. Evoluciona al mismo tiempo que el negocio, al punto de convertirse en su propio negocio. Aunque tiene alrededor de nueve millones de seguidores en sus redes sociales, está negociando su participación en una película y tiene oficinas en Envigado (Medellín), el artista sigue fiel a sus principios.

“En las redes siempre muestro mi realidad, cómo soy, qué hago en mi diario vivir, trato de ser muy transparente con ellos para generar una mayor confianza. Si algo he aprendido en todo este tiempo es que las redes son pesadas, por más que creas que subir un video es fácil no es así, así que por eso siempre trato de brindar un contenido que me guste y me haga feliz”.

Mauricio, la verdadera cara de La Liendra

Son dos personalidades totalmente distintas. Mauricio creó a La Liendra con el propósito de escapar de su realidad. Este personaje es feliz, no tiene problemas, es un bacán y, a diferencia de Mauricio, siempre muestra una sonrisa.

Hay ocasiones en las que Mauricio no se reconoce a sí mismo, pierde la noción y no sabe dónde empieza él y en dónde termina La Liendra. Es un dilema con el que ha tenido que luchar en los últimos años. Aunque tenga problemas y solo quiera estar acostado en su cama y encerrarse en su propio mundo, no puede hacerlo porque su objetivo es llevar felicidad a las personas.

“En mi caso las cosas son diferentes / Por dentro estaba triste, pero hacía reír la gente”, son algunas de las frases que Mauricio Gómez plasma en su primera canción que lleva su nombre como título. Afirma que aprovechó este espacio para reflejar sus verdaderos sentimientos y demostrar que los obstáculos de la vida, por más difíciles que sean, se pueden superar con esfuerzo y dedicación.

“Esta canción es un diario de mi vida, de las cosas más duras que me han pasado cuando era chiquitico hasta ahora, que se supone que soy un hombre. También nace de la ruptura con mi última relación que, siento yo, fue lo que desbordó el vasito de agua para escribirla”, dijo el joven de veinte años.

Siempre fue una canción para desahogarse, nunca fue con la intención de ser cantante ni tampoco para cambiar su carrera. Solo quería encontrar una nueva manera de comunicarse con el mundo y demostrar que la fama y los reconocimientos no lo son todo en esta vida, pues “la familia siempre será lo primero”.

“Apenas tengo veinte años y ya me hice un hombre / Sin hacerle daño a nadie, may, salí de pobre / El mismo panita humilde de siempre/ Me he pelado el cobre / La Liendra / Mauricio es mi nombre”.

Comparte en redes: