Publicidad
1 Dec 2013 - 10:17 p. m.

La muerte de un aventurero

Walker fue el protagonista de la mayor parte de películas de la saga ‘Rápido y furioso’. Su muerte, al parecer, se debió a que perdió el control de su Porsche en una autopista de California.

Rocío Ayuso / El País

El actor Paul Walker, protagonista de la serie de películas ‘Rápido y furioso’, falleció el sábado. / EFE
El actor Paul Walker, protagonista de la serie de películas ‘Rápido y furioso’, falleció el sábado. / EFE
Foto: CLAUDIO PERI

Paul Walker, el protagonista de la taquillera franquicia Rápido y furioso, falleció en California en un accidente automovilístico. Según confirmaron diversas fuentes, entre ellas las diferentes direcciones oficiales del actor californiano en las redes sociales, Walker murió en la tarde del sábado en Valencia (California) mientras tomaba parte de un acto benéfico. “Con gran pesar en nuestro corazón tenemos que confirmar que Paul Walker murió hoy en un trágico accidente de automóvil mientras tomaba parte de un acto benéfico para su organización Reach Our Worldwide”, señaló una nota divulgada en Facebook por el equipo PW.

Aunque la Policía no ha proporcionado la versión oficial de los hechos, su página oficial en Facebook añadió que el actor, de 40 años, viajaba como pasajero en su Porsche, que le había dejado conducir a un amigo, cuando se produjo el accidente. La publicación digital The Wrap asegura que Walker, piloto profesional de carreras, y su escudería Always Evolving celebraban un acto benéfico aprovechando el fin de semana festivo que se vive en Estados Unidos con motivo de la celebración del Día de Acción de Gracias, para ayudar así a las víctimas del tifón que azotó este mes a Filipinas. Durante este acto, Walker invitó a diferentes amigos a conducir con él en su Porsche GT y supuestamente fue en uno de estos viajes cuando el vehículo perdió el control y se salió de la calzada chocando contra un árbol y causando una explosión en la que murieron los dos ocupantes. Supuestamente el momento fue capturado en una imagen que ya circula por las redes sociales, donde la incredulidad se mezcla con el pesar ante la muerte de esta popular estrella de Hollywood.

Walker participó en todas menos una de las películas de la franquicia Rápido y furioso, que centra sus tramas en el mundo de la velocidad automovilística en las calles de diferentes ciudades, ya sea Los Ángeles, Tokio o Río de Janeiro. La saga ha recaudado hasta la fecha más de 1.750 millones de euros en la taquilla internacional, gracias a las seis entregas estrenadas por ahora. El actor estaba rodando una séptima entrega que todavía no había concluido. Walker también participó en otras producciones cinematográficas como Varsity Blues, Flags of Our Fathers y Takers, pero nunca consiguió el mismo éxito que con esta saga automovilística que lo hizo brillar en el mapa de Hollywood desde 2001. En su cuenta oficial de Twitter, Walker se describía como un “adicto a la adrenalina, al océano y a los deportes al aire libre que, además, actúa”. Entre sus próximos estrenos, el actor nacido en Glendale (California) acababa de protagonizar la película Hours. Este filme independiente, con estreno previsto para el 13 de diciembre en Estados Unidos, se centra en la historia de un padre que intenta mantener con vida a su hijo recién nacido en medio del huracán Katrina que azotó la zona de Nueva Orleans (EE.UU.).

 

Recibe alertas desde Google News