La bailarina barranquillera de 18 años que llegó al Super Bowl

Liz Dany Campo, la guía champetera de Shakira

Noticias destacadas de Gente

Con ritmos de champeta y mapalé logró conquistar a Shakira y al mundo. Luego de publicar varios videos en sus redes sociales, la reconocida artista la contactó para que juntas crearan la coreografía que exhibieron en el Super Bowl.

Liz Dany Campo sueña con darles una oportunidad a los jóvenes de su barrio para cultivar la danza y, además, espera compartir escenario con artistas como Beyoncé y Daddy Yankee. En entrevista con El Espectador, la barranquillera de 18 años contó cuáles fueron los retos que enfrentó durante su participación en el Super Bowl y cómo la champeta puede ser una herramienta de transformación social.

¿El crecer en Barranquilla influyó en su pasión por el baile?

Mi abuelo y mi mamá me enseñaron a bailar champeta. Fui reina de mi barrio, Soledad 2000, durante varios años cuando estaba pequeña. Empecé bailando en el colegio y hacía shows imitando a Shakira. Formé parte de un grupo llamado la Mamba Africana y luego empecé a darles clases a las reinas del Carnaval de Barranquilla, como Marcela García y Valeria Abuchaibe, para prepararlas para la Lectura del Bando y Coronación.

¿Cómo la contactó Shakira?

La asistente y la coreógrafa de Shakira me contactaron por Whatsapp. Todo fue por unos videos que han sido virales en Instagram. Al mánager de Shakira le gustó y averiguó todo sobre mí. Me sorprendió que una chica como yo, de 18 años, le fuera a dar clases a ella. De una me llevaron para Barcelona y duré un mes y medio. Aparte de ser entrenadora en champeta, me eligió para ser su bailarina en el Super Bowl. El primer día de mi clase fue en el estudio de Shakira y ahí comenzó todo. No podía creer que ella estuviera al frente mío. Jamás me imaginé ser su entrenadora, su profesora de baile.

¿Cuál fue el reto más grande que enfrentó durante la preparación del Super Bowl?

Todos hablaban inglés. Tenía que adivinar lo que me decían, por lo que todo era con señas. Tenía que explicar lo que quería decir con tres o cuatro palabras para que alguien las tradujera. Era muy importante que los bailarines, que eran americanos, entendieran la clave de la champeta y el mapalé, ya que eran ritmos nuevos para ellos.

¿Qué consejos le dio Shakira durante los ensayos?

Ella es una dura trabajando, y hablábamos de toda la planeación del Super Bowl: canciones, vestuarios, disfraces. Me felicitaba por tener un buen oído y analizar cada movimiento. Todos los días eran nueve horas con Shakira, y en la preparación para el Super Bowl fue un mes con todo el equipo de baile.

 

¿Cuál fue la sorpresa más grande que se llevó durante el proceso?

En el momento en el que Shakira me dijo que quería que bailara en el Super Bowl. La verdad no tenía ni idea de lo que era, y cuando empecé a averiguarlo quedé en shock, me quedé sin palabras, y más en el momento que estuve en tarima. Eso era espectacular porque nadie estaba nervioso, todos estábamos seguros de lo que íbamos a hacer y queríamos salir y actuar para el mundo.

¿Con quién soñaría compartir escenario?

Con Beyoncé. Tuve la oportunidad de levantarla de la silla para bailar salsa. Esto fue en la inauguración de la fiesta de Shakira después del show y fue espectacular. También me encantaría compartir tarima con Daddy Yankee.

¿Cree que el baile es una herramienta de transformación social?

Esto sí te cambia la vida. Gracias a Dios han llegado bendiciones, becas, contratos y oportunidades, y no solo para mí, también para mi barrio. Me han preguntado por los proyectos que me gustaría hacer aquí, y qué mejor regalo que darles una distracción a todas esas personas que están en las drogas. Sé que hay gente con mucho talento que merece una oportunidad.

¿Cuál es el truco principal para bailar champeta?

El truquito de la champeta está en que te empines, te bajes y cada paso que practiques lo hagas corto y empinado, bien brincadito. La champeta es de mucho físico y agilidad.

¿En qué se inspira para crear las coreografías?

Además de que el baile es mi pasión, le pongo mucho amor y dedicación. Es la mejor solución para cualquier problema que se presente, y me llena de alegría. Empecé viendo videos en Youtube de varios grupos americanos y pensaba que así quería verme en el futuro: llena de alegría y admirada por mi talento en Colombia y en el mundo. Me encanta crear pasos difíciles, es un reto para mí. Todos mis bailes vienen de mi imaginación.

¿Cuál es el mensaje para los jóvenes que sueñan con bailar?

Hay muchísimos jóvenes que no muestran su talento por miedo. Tienen que explotarlo, porque el mundo tiene que conocerlos. A mí me daba pena hablar en público y he perdido el miedo gracias a esta experiencia. ¡Atrévanse! Si se lo proponen, lo logran. Los sueños se hacen realidad.

Comparte en redes: