En el marco de la Miami Art Week

Nicky Jam: el cielo es el límite, el tiempo no

El cantante de música urbana, quien hace poco estrenó su propia serie en Netflix, también se adueñó del mundo de la moda. Su pasión por los relojes lo llevó a ser nombrado embajador de la marca de la relojería suiza Hublot.

Nicky Jam al lado de Ricardo Guadalupe, CEO de Hublot. El artista lanzó su colección Big Bang Meca-10 Nicky Jam. / Cortesía

Para Nicky Jam no hay límites y eso está claro. Su música, que se está escuchando en todos los rincones, plasma la dura historia detrás de un cantante que atravesó por grandes dificultades antes de lograr el éxito. Aunque alrededor del mundo se le conoce por su voz, el artista tiene otras pasiones, y una de ellas son los relojes. (Le puede intersar: “Quiero que el mundo sepa cómo pude salir del hueco”: Nicky Jam).

En el marco de la Miami Art Week, la marca de relojería suiza Hublot, por medio de su CEO, Ricardo Guadalupe, presentó al músico como uno de los embajadores de la marca y reveló al público presente el primer fruto de esta colaboración: el Big Bang Meca-10 Nicky Jam, un reloj que tiene en la apariencia su esencia completa en sus colores y detalles de lujo.

Con una escala de colores cálidos, que se funden entre el rojo naranja, el amarillo y el verde, este diseño remite a la estética y la producción de uno de sus videos musicales más exitosos a escala mundial: X, la canción que hizo junto al colombiano J Balvin, que tiene una cantidad muy significativa de reproducciones en YouTube.

No es de extrañar que el cantante hubiera pensado en un diseño único, que plasmara su propia esencia y personalidad en él. Nicky Jam habló sobre el proceso creativo de su primera colaboración con Hublot y la relación que hay entre el reguetón y este importante accesorio.

¿Qué es lo que a usted más le gusta de Hublot?

Siempre he sido fanático de esta marca, además yo soy loco por los relojes, me encantan, y el hecho de que se me diera la oportunidad de trabajar con Hublot para mí es un sueño. Tuvimos la oportunidad de hacer proyectos primero con Bomberg para así demostrar que sí podía ser embajador de una marca tan grande, al final lo logré.

¿Qué relación hay entre el uso de los relojes y el género urbano? ¿Son estos accesorios portadores de algún mensaje?

Si hablamos de las joyas, hay que tener en cuenta que para la mentalidad de una persona que viene de abajo, del barrio, esos accesorios quieren decir algo muy claro, y es “yo también lo logré”. Es como un trofeo, aunque algunas veces uno exagera con el tamaño. Hablando específicamente de los relojes, son accesorios que tienen la capacidad de determinar el estatus de una persona, así que cualquier artista se va a identificar con alguno. Ya no se trata ni de la hora, sino de lo que demuestra, porque un hombre con un reloj se ve muy bien, al igual que las mujeres, incluso hoy en día las mujeres utilizan relojes de hombre y se les ven muy bien.

¿Tiene pensado emprender en algún otro sector en el mundo de la moda?

Sí, claro. El cielo es el límite, yo no soy una persona de ropa fashion, ni nada por el estilo, suelo vestir muy clásico, pero me encantan los tenis, así que podría colaborar con alguna compañía más adelante, pero por ahora los relojes son lo que más me gusta, soy un gran fan.

El género del reguetón ha evolucionado mucho, tanto así que se ha comenzado a hablar del “reguetón clásico”, ¿qué piensa usted de esta definición?

Te habla una persona que lleva más de 25 años cantando reguetón y tengo muchas canciones que considero clásicas, así que respeto mucho ese término, porque soy uno de los arquitectos de esta música. Para mí este género es todo, toqué muchas puertas para estar donde estoy hoy en día y el hecho de ver que soy embajador de una marca como esta, siendo un reguetonero, a mí me demuestra lo grande que es mi cultura y la música urbana.

¿Cuál cree usted que es el éxito del reguetón? ¿Por qué suena tanto?

Tiene que ver con el sonido, porque es contagioso y te hace bailar, independientemente de lo que diga la letra. Yo respeto toda la música, me encanta el rock, la balada, la salsa, pero reconozco que mi música tiene algo que te activa, te hace mover los pies... es todo menos aburrido. Hoy vivimos en un mundo donde hay muchos problemas, y de vez en cuando quieres escuchar algo loco que te haga olvidar todas esas cosas, y el reguetón lo logra.

Con su música, la serie de Netflix y todo lo que está logrando logró abrirse y contarnos toda su historia. ¿Hay alguna especie de catarsis al compartir eso?

Claro, era algo que, en definitiva, tenía que hacer, y lo hice por encima de todo, porque quería que la gente supiera y entendiera muchas cosas de mí. Tú no puedes juzgar a una persona si no sabes por lo que tuvo que pasar para estar donde está. Yo quería sacarme todo eso de encima para empezar una nueva vida, quería brindarle algo mejor a mi mamá y a mi papá, así que para mí es muy importante que mi historia se visualice, y además en las entrevistas hablo menos, porque ya todo lo vieron.

*La periodista viajó a Miami por invitación de Hublot.

828198

2018-12-09T20:50:20-05:00

article

2018-12-10T09:20:35-05:00

[email protected]om

none

Daniela Suárez Zuluaga

Gente

Nicky Jam: el cielo es el límite, el tiempo no

47

5282

5329

Temas relacionados

 

últimas noticias

Diversión para padres y “perrohíjos”

“Raíces”, moda con enfoque étnico