Ronnie Wood, de los Rolling Stones, quiere volver a ser padre a los 70 años

El roquero y su esposa Sally tienen el deseo de aumentar la familia, al menos en una ocasión más. El músico está totalmente curado del cáncer en el pulmón.

Ronnie Wood y su esposa Sally ya tienen dos hijas, Alice y Gracie. Cortesía

Tras recibir la confirmación de que el tratamiento para el cáncer de pulmón que le diagnosticaron en 2017 había funcionado y la enfermedad había desaparecido, el roquero Ronnie Wood disfruta de uno de los mejores momentos de su vida junto a su esposa Sally y las dos niñas que tienen en común, las pequeñas Alice y Gracie, de dos años. Lo único que podría contribuir ahora a aumentar la felicidad de la pareja sería la llegada de una nueva incorporación a la familia, a poder ser por partida doble, lo cual supondría un sueño hecho realidad.

"Me encantaría volver a tener gemelos. Estaría feliz si llegaran más niños. En mi opinión, el hecho de que sean dos no hace más que facilitar las cosas, porque así pueden jugar juntos. Sería maravilloso que fueran gemelos. Nosotros estamos más que preparados, pero yo tengo ya 40 años, así que nunca se sabe", reveló Sally al dominical Sunday Mirror.

Por otra parte, el matrimonio tampoco quiere obsesionarse con la idea de tener otro hijo para que no acabe empañando lo verdaderamente importante: la recuperación de Wood.

"En espacio de una semana, nos mudamos de casa, las gemelas cumplieron un año y Ronnie recibió la noticia de que tenía cáncer. Fue una semana muy intensa, era demasiado con lo que lidiar", recordó acerca de esos momentos tan difíciles en los que temió por la vida del guitarrista de los Rolling Stones. "No me puedo ni plantear esa posibilidad, pero forma parte de la vida. A cualquiera le puede suceder algo terrible en cualquier momento, pero al menos aprendes a apreciar las pequeñas cosas. Consigue que te sientas afortunada y agradecida de lo afortunados que somos. Creo que fue uno de los peores momentos de mi vida. Me sentía abrumada, pero nadie lo sabía porque lo mantuvimos en privado. Teníamos mucho que afrontar porque todo sucedió muy rápido, así que tuvimos suerte. Obviamente se ha recuperado y hace poco le hicieron más pruebas y los resultados reflejan que está bien".

En su caso, el músico -que también es padre de cuatro hijos adultos- puso todo de su parte, como por ejemplo dejar de fumar, para garantizar que sus hijos contará con su presencia durante muchos más años. 

"Ahora que esas pequeñas están en mi vida, hacen que quiera quedarme en este mundo más tiempo para verlas crecer. Así que tener esta oportunidad me ha hecho sentir más agradecido de poder disfrutar de mis niñas, y de los otros hijos que ya tengo. Y pasar algo de tiempo con Sally, y salir de nuevo a la carretera, todas esas cosas", contaba en una entrevista a The Guardian el rockero.