Señorita María tiene novio y hay planes de boda

La protagonista del exitoso documental “La falda de la montaña” reveló que inició una relación amorosa con el diseñador Richards Varela.

David Schwarz - Revista Cromos

Una de las mejores producciones colombianas del 2017 fue el documental que narró en la pantalla grande la historia de María Luisa Fuentes, una campesina transgénero que revolucionó a Boavita, un pequeño pueblo de Boyacá. Su historia, pionera en el cine colombiano y transgresora por sí misma, le dio la vuelta al mundo y sentó un precedente para la población LGBTI, históricamente discriminada. (Lea aquí: "He sacado la cara de adentro de la ruana”, señorita María)

Antes de la fama, en lo alto de la montaña, la Señorita María se refugiaba en su casa. Pero ahora, después de su gran éxito en la pantalla grande, recorre ciudades como Bogotá y Cartagena y ya no teme hablarle a otras personas.  Fue precisamente en un hotel de la capital del país donde conoció a su primer amor, el diseñador de moda Richards Varela.

La mujer trans le contó al programa La Red, del Canal Caracol, que esta es la primera vez que se enamora y que le da gracias a Dios porque le concedió lo que pidió: un hombre para amar. “Tanto que yo sufrí, de veras. Antes, mi Dios me tiene en este mundo. Fue mucho lo que yo sufrí: tanto dolor, tanto desprecio. Yo lloraba y le pedía a mi Dios… En un tiempo yo me sentía muy sola. Yo no sabía nada, porque quién lo orienta a uno”, contó la Señorita María en una entrevista con la revista Cromos.

 

“Lo conocí por una amiga que me lo presentó y desde ahí quedamos hablando”, dijo María Luisa. Varela, quien ahora le confecciona la ropa a la Señorita María, se presentó ante las cámaras de La Red y reafirmó que está enamorado. “Fue amor a primera vista”.

Durante la Semana Santa ambos viajaron a la finca donde se grabó el documental. Ahí, en ese pequeño pueblo católico, los dos caminaron agarrados de la mano sin importar que los juzgaran. “Yo salía al pueblo con María, sin ninguna vergüenza. No importaba que se burlaran de nosotros o que nos tomaran fotos”, agregó Varela, de nacionalidad venezolana.

El primer beso fue en la terminal. “Sentí alegría en el corazón. Quiero hacer una vida con él y ojalá que sea pronto y por la santa madre iglesia”, dice María, quien también contempla la posibilidad de vivir en la capital del país. 

últimas noticias

La cita es en Cúcuta

La cita es en Cúcuta