Stephania Stegman, una paraguaya con el corazón en Colombia

Noticias destacadas de Gente

La modelo y exreina cuenta detalles de cómo ha sido su historia en el modelaje, sus luchas y éxitos. Además, revela los planes que la motivaron a quedarse en el país.

“Uno a veces no se da cuenta del éxito que tiene, sino hasta que mira para atrás y ve las metas que ha alcanzado cuando se centra en el presente”, es así como Stephania Stegman analiza los logros conseguidos en una carrera de modelaje que comenzó luego de ser descubierta por una top model en su natal Paraguay, en la sala de un hospital. La historia parece de una clásica telenovela o muy “épica”, como ella misma asegura, en la que una niña de 11 años soñaba con ser veterinaria, alejada del mundo de la moda, pero siempre representando a su país en la selección de básquet. Desde entonces descubrió la pasión por las pasarelas.

* Puede ver: Fotos: Hijastra de Kamala Harris debutó como modelo en Nueva York.

Ese mismo amor por un trabajo ininterrumpido la llevó a ser nombrada en 2020 como la Modelo del Año en Latinoamérica”, un título que recoge el sacrificio de años y de todas las personas que representa. “Ver que tenía una carrera extensa permitió que me nombraran la Modelo del Año en Latinoamérica. Uno siempre quiere más, y cuando le llega un premio, ahí es cuando uno se da cuenta de que realmente está donde quiere estar”, cuenta Stegman, de 28 años.

El modelaje no ha sido el único escenario que ha conquistado esta paraguaya, que luego de participar en concursos como el Miss Universe Paraguay, obtuvo la banda para representar a su país en Miss Supranational 2015, donde resultó ganadora; en ese mismo año fue elegida con el título de Miss Grand Slam 2015, mismo certamen que establece a la mejor reina del año compitiendo con Miss Universo y Miss Mundo.

Aunque la carrera de modelaje y el mundo de las reinas son totalmente “paralelos”, Stephania Stegman encontró en ambos una oportunidad para lograr sus objetivos, por un lado, encontrar un espacio en el mundo de la moda, con el que ha llegado a pasarelas de los Fashion Week más importantes del mundo de Buenos Aires, Moscú, París, Madrid y México, mientras que como reina tenía claro que podía ayudar a muchas personas.

* Le puede interesar: Sofía Vergara prepara su propia línea cosmética.

“Me encantó que fusioné tanto el mundo de las reinas como el de las modelos, no fui 100 % una reina ni tampoco fui 100 % una modelo. El maquillaje era mucho más natural, el peinado también lo era, y así pude crecer más. Quería demostrar que las mujeres realmente son así, que no son las perfectamente peinadas, con tres kilos de maquillaje o la ropa perfecta, sino mostrar a una mujer mucho más real. Eso me llevó a ganar la corona”, cuenta la modelo.

Una lucha que lleva esta mujer con los estereotipos, que también los ha vivido y hoy reconoce el daño que le pueden ocasionar a las jóvenes y adolescentes, que apenas están iniciando en el mundo del modelaje, “fue muy difícil porque las modelos estamos expuestas a muchos rechazos o a muchas sugerencias de cambio de cuerpo o de personalidad, pero yo siempre le digo a las niñas que están arrancando que busquen esa seguridad en sí misma, por su corta edad que busquen un acompañamiento y si no lo tienen, que sea psicológico. Tendemos a caer en ese rechazo, de ser de una forma u otra y realmente uno es como es. En el modelaje hay cabida para todo”, añade.

A partir de ahí se ha declarado a favor de la lucha de la igualdad y equidad de las mujeres. El mayor deseo que busca transmitir es el poder que las mujeres, niñas y adolescentes tienen en las diferencias y la “esencia única”. “Creo en el poder de la mujer y hoy tenemos tanto para poder transmitir y para poder hacer”, expresa.

Stegman comienza una nueva etapa desde Colombia, país al que llegó por trabajo temporal y del que ha decidido sea su nuevo hogar. Cuando recién llegó cerraron las fronteras y estaba comenzando la cuarentena, creía que sería un año en el que no trabajaría. Sin embargo, confió en que cada cosa le puede llegar a su tiempo, y fue así como sin buscarlo le llegó la oportunidad de trabajar con Leonisa en una campaña especial para Victoria Secret.

Con este trabajo por delante reivindicó lo que hace ocho años estuvo a punto de lograr con un “casting” para el “fashion show” de la marca, pero cuando buscaba la visa y los papeles estadounidenses de residencia se los negaron. Cuando finalmente los consiguió, intentó al año siguiente y ya no estaban interesados. Stegman comprendió que no hay que apresurar ni retrasar los procesos.

La alianza con la marca colombiana de ropa interior se da en un momento en el que Victoria Secret intenta reivindicar los efectos negativos que ha tenido por las revelaciones de diversas modelos, consideradas como “ángeles”, por los sacrificios que debían hacer para mantener los cuerpos “perfectos”. El dueño de L Brands vendió la marca al fondo Sycamore Partners, una salida obligada por el descenso tras la fuerza que ha ganado el movimiento “Me Too”, que los llevó incluso a la cancelación del desfile anual 2019. De esta forma, amplían el negocio hacia nuevos mercados como la primera línea de ‘shapewear’ o prendas de control confeccionados en Colombia.

Es así como, después de llevar el nombre de su país en alto y brillar en las pasarelas del mundo, decidió radicarse en Colombia para cautivar el ámbito de la moda. “Para mí Colombia está en el top tres del mundo. Acá también me trajo el amor, así que ya tengo planes de echar raíces acá. Estoy cerca de Paraguay y de pasarelas importantes como Nueva York y Miami”.

Crear una empresa colombiana con productos para mujeres -que espera ser lanzada a mitad de año-, incursionar en la actuación y seguir viajando son algunas de las metas que por ahora tiene Stephania Stegman.

Comparte en redes: