Publicidad

“Sweet Tooth”: De un reto a una gran oportunidad

La serie de Netflix, producida por Susan Downey y su esposo Robert Downey Jr., crea un mundo nuevo con seres que son híbridos entre humanos y animales. La productora habla sobre el proceso creativo de esta apasionante historia y los obstáculos que debieron superar.

Daniela Suárez Zuluaga
31 de mayo de 2021 - 09:00 p. m.
“Sweet tooth” fue grabada en Nueva Zelanda y contó con la producción de Susan Downey, Robert Downey Jr., Amanda Burrell y Linda Moran.
“Sweet tooth” fue grabada en Nueva Zelanda y contó con la producción de Susan Downey, Robert Downey Jr., Amanda Burrell y Linda Moran.
Foto: Photo by Kirsty Griffin /... - Kirsty Griffin

Sweet Tooth no es una serie convencional. Basada en el cómic de DC escrito e ilustrado por Jeff Lemire , esta historia no traerá icónicos superhéroes, ni hablará de atroces crímenes perpetrados por los villanos más odiados de la franquicia. Esta vez la narrativa cambia y Netflix incluirá en sus producciones originales la historia de Gus, un niño híbrido que es mitad venado y mitad humano.

La serie, producida por Robert Downey Jr. y su esposa Susan Downey, narra cómo una pandemia causó estragos en la Tierra y provocó la misteriosa aparición de bebés híbridos que, como Gus, personaje principal de la historia, nacen siendo animales y humanos a la vez… pero todo se complica cuando los humanos empiezan a cazar a los híbridos por temor.

Gus, interpretado por Christian Convery, fue uno de los pocos de su especie que lograron estar a salvo durante una década, oculto en el bosque. En busca de respuestas sobre su naturaleza y sus orígenes, entabla una amistad con un hombre solitario llamado Jepperd. Juntos emprenderán un viaje hacia lo que quedó de Estados Unidos para establecer explicaciones a todas sus preguntas, pero se encontrarán con varios enemigos que serán piedras en el camino.

Video Thumbnail

Es difícil pensar en la forma adecuada para llevar una historia como esta a la vida real y crear un mundo completamente diferente del que conocemos, pero precisamente eso fue lo que atrajo a Susan y Robert para realizar este proyecto. “Cuando uno de nuestros ejecutivos me trajo este cómic con una especie de niño híbrido en la portada, pensé ‘¿qué es esto?’, empecé a leerlo para empaparme un poco más de lo que pasaba y lo que más me cautivó fue la hermosa aventura por la que el personaje principal atraviesa, es muy inusual, nos atrapó por completo”, comenta Susan, agregando que las conversaciones con el creador del cómic, Jeff Lemire, comenzaron casi inmediatamente.

Sweet tooth tiene varios elementos que la hacen una historia bastante peculiar, incluso un poco profética, teniendo en cuenta que se escribió en 2009 con la idea inicial de que llegaría una pandemia a destruir el mundo, y aunque las consecuencias son distintas en la ficción y en la realidad, el argumento fue un factor importante que influyó en la decisión de los showrunners Jim Mickle y Beth Schwartz de hacer la serie.

“Cuando empezamos a adaptar Sweet tooth para hacerla una serie de Netflix en 2016 y filmamos el piloto en 2019, no era fácil imaginar un evento que podría alterar tanto nuestras vidas. Por supuesto, eso cambió en marzo de 2020. Habíamos empezado a trabajar hacía solo dos meses cuando, de repente, tuvimos que reunirnos por Zoom para escribir una serie de ficción que cada vez se acercaba más a la realidad”, confiesan los showrunners.

Sweet tooth relata momentos difíciles, pero a la vez habla de la familia y la importancia del trabajo en equipo, es una historia que Susan Downey define como “esperanzadora”, pero a la vez retadora de realizar. “La serie nos permitió crear un mundo entero, cosa que Robert y yo amamos hacer. Eso fue increíble, además porque esta serie tiene varios elementos como intriga y misterio. Tiene un excelente personaje, una gran parte visual, una buena historia... así que nos esforzamos mucho en encontrar el equipo adecuado para hacerla realidad”, agrega Susan Downey.

Aunque la productora asegura que le gusta ver los retos como grandes oportunidades, desde el principio fue consciente de las dos importantes tareas que tenían ella, Robert Downey y su equipo para poder llegar al resultado final. La primera fue crear el mundo por completo y encontrar la locación perfecta. La segunda fue el proceso de crear los híbridos… “ese es el elemento más auténtico de toda la serie, y entender cómo hacerlos de manera visual fue todo un reto”, apunta.

La pandemia fue la razón por la que cientos de producciones debieron darse una pausa obligada, pero en el caso del rodaje de Sweet tooth, el receso no fue demasiado largo.

Video Thumbnail

Afortunadamente el hecho de haber grabado la serie en Nueva Zelanda les dio un poco de ventaja en comparación con otros proyectos, que pararon por varios meses. “Fuimos muy afortunados, porque muchas producciones se retrasaron debido a la pandemia, pero Nueva Zelanda fue uno de los primeros países en normalizar todo de nuevo, así que no nos vimos tan afectados por la contingencia. Además, la posproducción logramos hacerla de manera remota”, cuenta Susan Downey.

El elenco de esta serie está conformado por Christian Convery como Gus, Nonso Anozie interpretando a Tommy Jepperd, Adeel Akhtar como el doctor Aditya Singh, Aliza Vellani como Rani Singh y otros actores, como Stefania LaVie, Dania Ramírez, Neil Sandilands, Will Forte y James Brolin. Para la elección del actor que interpretaría al personaje principal, el equipo de producción y casting no tuvo que pensarlo tanto, pues desde que vieron la audición de Christian Convery quedaron convencidos de que él era perfecto para darle vida a Gus.

“Christian es muy talentoso y ha estado en varias producciones, y cuando se presentó para la audición, fue increíble, porque siempre tuvo esa curiosidad y emoción, pero a la vez esa vulnerabilidad tan característica del personaje. Cuando lo vimos, supimos que teníamos a nuestro Gus”, cuenta Susan. “En general, siento que logramos unir un elenco que representa todo lo que quisimos mostrar en la serie, fue una gran oportunidad de hacer algo que nos diera una mirada a diferentes aspectos de la gente en el mundo que estamos creando”, manifiesta.

Lo realmente impactante de Sweet tooth, más allá de la parte visual y la creación de los híbridos, es lo que hace sentir… una historia emocionante, emotiva, dramática, con un toque de esperanza que viene como anillo al dedo en estos momentos difíciles por los que atraviesa el mundo, y en la opinión de Robert Downey Jr., esto es lo que hace que, más allá de ser una serie, se convierta en una experiencia. “Escuchamos que había una gran serie de novelas gráficas con una amplitud emocional increíble en la narración. Al ver la filmación diaria, me pareció perfecto, como si la novela continuara… y espero que, como nosotros, las personas puedan reunirse con sus hijos, sentarse en el sofá y verla juntos en familia”, comentó el también productor, reconocido mundialmente por su papel de Iron Man en el Universo Marvel.

Más que esposos, Susan y Robert Downey Jr. han sido un equipo de trabajo durante varios años junto a su productora Team Downey, que ha sacado películas como El juez (2014), y Dolittle (2020). “Siempre es emocionante trabajar juntos y encontrar un proyecto donde somos testigos de todo el proceso, desde la idea inicial, hasta el proyecto finalizado. Traer historias tan únicas a la realidad es simplemente increíble y, para nosotros, una de las cosas más divertidas”, concluye.

Por Daniela Suárez Zuluaga

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar