Llegó a depender de lo que le daban en los buses

“Todo lo puedes”, la fórmula del éxito del youtuber PaisaVlogs

En entrevista con El Espectador, Daniel Patiño cuenta cómo llegó a actuar en la serie de Disney, sobre fútbol, “O11ce”.

El youtuber Daniel Patiño admite que Justin Bieber fue una gran influencia en su carrera. / Cortesía Jesús David Henao

Acaba de regresar a Colombia luego de trabajar un año en Argentina, actuando en una serie de Disney que saldrá en este semestre. ¿De qué se trata?

Es una serie de Disney basada en el fútbol. La historia de un niño de un pueblo humilde que un cazatalentos descubre. Por eso se va a vivir a un internado deportivo. Encuentra a Lorenzo, que es capitán del equipo, y hay mucha rivalidad. Entro en la historia con el personaje de Martín, que es un elemento de discordia entre los dos. Pero ya no le puedo decir más, porque me regañan (ríe).

¿Qué resalta de esa experiencia?

De alguna manera, actuar fue como volver al colegio. Tuve que aprender una disciplina a la cual no estaba acostumbrado. No era dueño de mi tiempo y tenía que responderles a personas que estaban arriba de mí. Eran jornadas extensas de grabación. Tuve que memorizar guiones, ensayar escenas, compartir con un grupo humano, cada uno con su temperamento y carisma. Un gran aprendizaje, y un reto profesional. Estoy muy orgulloso de lo logrado.

¿Qué aprendió sobre usted?

Dejé de dudar tanto de mis capacidades, porque, si por un lado soy consciente de mi talento, por otro, la timidez y, a veces, el ser opacado por otras personas, han hecho que no siempre crea tanto en mí. Viviendo el proceso me di cuenta de lo capaz que soy, que puedo abrirme a nuevos retos y mostrar nuevas facetas.

Hace años actuó en una serie en Youtube producida en Medellín. ¿En qué ha cambiado usted?

Hoy tengo muchísima más madurez. En esa época era un niño que pensaba en mí y era dios en mi propio mundo, como cuando uno se cree en la cima y empieza a mirar debajo. Pero todo lo que hice durante estos años, incluyendo el hecho de que hoy tengo la responsabilidad del bienestar de mi mamá, ha hecho que crezca mucho, tanto como persona, como profesionalmente.

Los youtubers colombianos exitosos son hijos de madres cabeza de hogar.

Es verdad. A Juan Pablo Jaramillo le tocó desde cuando desapareció su papá. Sebastián Villalobos tiene una historia muy bonita con la mamá, que es una dura. Juana Martínez también tiene una mamá muy emprendedora y definitivamente le inyectó esa vena a ella.

¿Piensa que eso tiene que ver con el éxito y los logros que consiguen?

Pues, todos tenemos una línea de crianza muy parecida, hijos de mamás guerreras y luchadoras que no se han quedado quietas, que les han tocado circunstancias difíciles. Eso hay que destacarlo. Entonces, pienso que hay una relación con eso.

¿De su mamá qué ha aprendido?

La vena artística es al ciento por ciento del lado de ella. Las ganas de salir adelante. También les aprendí mucho a mis abuelos. Digo que son la luz de mis ojos y tampoco considero coincidencia que cuando mis abuelos fallecieron fue cuando este chip se implantó en mí, el chip de la disciplina, de trabajar por lo que quiero. Los éxitos empezaron a llegar justamente cuando mis abuelitos se fueron al cielo. Cuando fallecieron (porque todo eso pasó dentro de un año), mi mamá se volvió mi responsabilidad. Eso también generó un cambio en mi vida drástico.

Muchas cosas cambiaron desde que se mudó a Bogotá y se montaba en los buses para ganarse un dinero...

Es curioso, ¿verdad? Me enorgullece contarlo. Me fui a Bogotá en el 2012, siendo menor de edad, sin cartón de bachiller, porque quería vivir de Youtube. Nadie vivía de Youtube, pero yo creía en esta posibilidad. Me fui con todo el apoyo de mi mamá. Vivía en un apartamento de dos habitaciones, en el centro. Las ratas nos pasaban por encima… Mi mamá siempre me apoyó económicamente, pero por inmadurez no supe manejar el dinero. Después de subsistir tres meses como podía y viendo que mi contenido en Youtube no generaba nada, tuve que rebuscármela.

¿Qué hacía?

Yo hago magia con cartas, y dije: “Vamos a hacerlo”. Me monté en un bus en la 19. Me ganaba, 60-70 mil pesos trabajando cinco horas. A la gente le fascina la magia y que se monte gente creativa a los buses.

¿Durante cuánto tiempo?

Dos semanas. Un día una niña me reconoció. “Eres PaisaVlogs. ¿Qué haces en los buses haciendo magias?”, me preguntó. Eso me hizo reflexionar, y decidí: “Hasta aquí fue. ¿Qué estoy haciendo con mi vida?”. Eso me ayudó a replantearme y a centrarme más. No fue fácil. Tenía 17 años y vivía en un ambiente de rumbas, porque estaba en la flor de mi adolescencia. Mi cuerpo aguantaba cualquier palo. En esa época vivamos con Juan Pablo [Jaramillo], con Juana [Martínez], con Sebastián [Villalobos], con Sebas Arango. Con Mario Ruiz éramos muy rumberos. Todo fue un aprendizaje para valorar y luchar por lo que quieres.

¿Cómo se convirtió en youtuber?

Fue en el 2009. Empecé haciendo tutoriales de descargas de software pirata. Por tener un computador no muy bueno, aprendía mucho metiéndome en Youtube a averiguar cómo ponerlo más rápido. Me llamó la atención qué gente hacía estos videos y pensé que yo los podía hacer. Terminé teniendo 5.000 suscriptores, que eran muchísimos.

¿Y cómo empezó a grabar sus video-blogs, los llamado vblogs?

Conocí a un youtuber mexicano. Se llama Werevertumorro. Era uno de los referentes más importantes y dije: “¡WAO!, lo que hace este tipo me encanta… Yo puedo hacerlo. Así creé mi canal de Youtube el 28 de octubre de 2010 y ese mismo día subí mi primer video. Un desastre… mi manera de tener el cuerpo, mal editado y todo. Es muy bonito ver ahora ese niño en una pantalla de Disney.

Me provoca curiosidad su decisión y su certidumbre. Usted vio a un youtuber famoso en México e inmediatamente pensó: “Yo también puedo”. Otros hubieran dudado de sus capacidades.

Sí, fue un impulso y me pasa en mi vida cotidiana. Me he guiado mucho por la frase: “Todo lo puedes”. Me he dado cuenta de que todo lo que me propongo lo puedo hacer. Todos los casos de éxito se basan en metas planteadas. Cuando vi al youtuber mexicano, dije: “Yo puedo hacerlo… Vamos a ver qué sucede… Hagámoslo”. ¡La mejor decisión de mi vida!

Así se convirtió en uno de los pioneros de los youtubers colombianos.

Así es. Fui uno de los primeros cinco, junto a Nicolás Arrieta, que todavía sigue vigente, Juan Pablo Jaramillo y SebasDice. El papá de la inspiración de de nosotros, por lo que se refiere a la interrelación con los seguidores, fue Justin Bieber; fue él quien innovó muchas cosas.

Justin Bieber es la primera celebridad pop que utilizó a Youtube para crear su inmensa plataforma de seguidores.

Justin Bieber tiene muchísima influencia en nuestra carrera. Es irónico, porque yo era muy crítico de él. Más bien, era envidioso. En esa época todo el mundo lo odiaba. Nos mostró cómo relacionarnos con los seguidores. Siempre la tuvo clarita, aún hoy, con su nuevo estilo.

Tras la primera y segunda generación de youtubers en Colombia, ¿qué sigue?

Y vendrán muchas más generaciones, ya que esto se consolidó como un nuevo medio donde el que quiera puede mostrarle al mundo su talento. Y en Colombia hay mucho talento. ¡Hay muy buenos creadores de contenido! Esto abre muchas puertas y enseña también la responsabilidad que tenemos con nuestra audiencia, de lo que hacemos y lo que decimos. Lo que sigue es ver la evolución de nosotros. Es una gran escuela para hacer realidad nuestros sueños. Actuar en Disney es un sueño hecho realidad. ¡Y tengo aún muchos mas sueños por cumplir!

¿Qué hace usted ante un obstáculo?

Hay una canción de J. Balvin que dice: “Yo quiero seguir, y seguiré subiendo”. Así que se trata de mucha disciplina, de no desmoralizarse, de darle tiempo al tiempo. El tiempo de Dios es perfecto y sí he sido muy creyente de que Dios pone las cosas en el momento que debe ponerlas. Está en vos aprovechar la oportunidad. Esta es mi manera de enfrentar las dificultades: si te cierran la puerta, ve por la ventana. ¡Lucha!