En temporada hasta el 17 de febrero, en Casa E

“Tu nombre me sabe a tango”, en la entraña del género de arrabal

Este montaje, una creación de Tino Fernández y Juliana Reyes con cantantes, bailarines y agrupación en escena, se presenta en Colombia después de haber conquistado plazas en España y Francia.

En el montaje participan también la cantante Victoria Sur y el Quinteto Leopoldo Federico. Cortesía

En Tu nombre me sabe a tango, La compañía L’Explose asume el género de arrabal desde tres frentes bien de determinados. Por un lado, deja que los bailarines se apropien del estilo sin brillantes ni lentejuelas. Por otro, se rodeó del Quinteto Leopoldo Federico para que la puesta en escena tuviera una banda sonora real, creíble y en vivo. Y, finalmente, complementó las historias que narran los cuerpos en pleno movimiento con relatos de viva voz de dos cantantes versátiles en este ámbito.

Estas tres aristas se conjugan sin mayores inconvenientes en Tu nombre me sabe a tango, una creación de Tino Fernández y Juliana Reyes, quienes llevaban varios años dándole vueltas a un espectáculo centrado en el género de arrabal. Sabían que tocaba hacer algo que no desentonara con los relatos de la dupla Gardel y Lepera; que no le hiciera mella a la condición vanguardista de Astor Piazzolla y, por supuesto, urgía una exhibición que tuviera buenos guiños con la trayectoria de L’Explose, como nombre generador de contenidos estéticos.

La experiencia de la compañía fue la carta de presentación para que el bandoneonista Giovanni Parra, líder y fundador del Quinteto Leopoldo Federico, accediera a realizar los arreglos musicales que acompañarían los movimientos de los bailarines a lo largo del montaje.

Los cantantes Victoria Sur y Edwin Roa también sucumbieron ante la propuesta de Tino Fernández y Juliana Reyes. Para ambos fue más que atractivo el hecho de interpretar en este milenio, con todos los adelantes tecnológicos, algunos de los clásicos que estructuraron los cimientos del denominado por Enrique Santos Discépolo como un pensamiento triste que se baila.

Con el Quinteto Leopoldo Federico, Victoria Sur y Edwin Roa dentro de la nómina del espectáculo, faltaba la impronta de la casa, el sello de L’Explose, y no podía ser otro que la condición de asumir el tango desde la vertiente de la danza contemporánea, la especialidad de la compañía. Era muy claro para Fernández y para Reyes que no querían hacer una pieza para congraciarse con los puristas. Más bien, su interés era explorar el tango sin las acrobacias y los brillos que exhiben varios de los montajes dedicados al género.

Los dos ya habían tenidos desarrollos cercanos al tango y esa experiencia específica en la coreografía y en la dramaturgia les sirvió para que el trabajo fluyera. Había que rodearse de expertos en la danza tanguera, pero el reto mayúsculo se centraba en el encuentro que se podía llegar a gestar entre el género de arrabal y la danza contemporánea.

Varias horas de exploración les tomó establecer ese diálogo entre estilos, pero el resultado tanto para Tino Fernández como para Juliana Reyes valió la pena, porque la aceptación en todas las plazas en las que se ha presentado ha sido inmensa.

“Lo que tenía en la cabeza en relación con lo que se ve en escena es muy parecido. Es una pieza que por involucrar muchas instancias está totalmente coreografiada y uno no se puede dar la licencia de improvisar. Creo que las variaciones en Tu nombre me sabe a tango son como si uno estuviera buscando petróleo: las modificaciones se dan en grande, pero se evidencian en lo profundo solamente”, dice Juliana Reyes.

El montaje tuvo hace un par de meses una exploración al viejo continente. Plazas en España y en Francia recibieron con buenos comentarios y despidieron con aplausos y ovaciones al colectivo que presentó la propuesta. Mientras los españoles evidenciaron nexos viscerales entre el tango y el flamenco; los franceses se sorprendieron con los movimientos del cuerpo actoral integrado por Marvel Benavides, Luisa Fernanda Hoyos, Aleksandra Rudnicka, Ángela Bello, Iván Ovalle, Sarah Storer y Carlos Ramírez.

“Esta es una obra que entra en las entrañas del tango, en las pasiones que este género cuenta y en el lenguaje sentimental que provoca. Es el arrabal expuesto, la verbena, la fiesta como lugar de encuentro con el otro y con uno mismo, que ponga en evidencia los impulsos que mueven el cuerpo, más que los pasos o movimientos. Por eso fue tan sorprendente la respuesta en España y Francia, porque creo que allá no se había abordado el tango de esta manera”, comenta el coreógrafo Tino Fernández.

Canciones como El día que me quieras, Naranjo en flor y Cuesta abajo, entre muchas otras; referencias al cine de antaño de las primeras décadas del siglo pasado; y un abordaje al género de arrabal desde la danza contemporánea, hacen que Tu nombre me sabe a tango una propuesta genuina que incluye al riesgo dentro de su nómina estelar.

“Tu nombre me sabe a tango”. En temporada de miércoles a viernes 8:00 p.m., y sábado 5:00 p.m. y 8:00 p.m. Sala: Teatro Arlequín de Casa E (Bogotá), Información y boletería en www.tuboleta.com.