El fenómeno global

Un año después del #MeToo

Uno de los más importantes movimientos de los últimos años ha logrado cambiar la historia de los abusos y las injusticias en contra de las mujeres en todo el planeta.

El #MeToo ha tenido un impacto social y político irrefutable, pero su mayor logro ha sido, sin duda alguna, lograr que las mujeres rompan por ellas mismas la barrera del miedo y el silencio.Cortesía

El movimiento que alzó las voces de miles de mujeres que han sido víctimas de acoso y abuso sexual está cumpliendo un año desde su inicio, y en estos doce meses logró transformar la visión del mundo entero acerca del empoderamiento femenino y la verdadera cara de muchos hombres puestos en los pedestales de varias industrias, entre ellas el cine, la gastronomía, la fotografía e incluso la religión.

El cinco de octubre de 2017, The New York Times reveló varios abusos sexuales por parte de Harvey Weinstein, un famoso productor de Hollywood. Tras la polémica que causaron las publicaciones, el 15 de octubre la actriz Alyssa Milano escribió en su cuenta de Twitter una invitación dirigida a todas las mujeres que en algún momento hubiesen sido víctimas de abuso: “Si alguna vez has sufrido de acoso sexual, escribe #MeToo como respuesta a este tuit”. Justo después de ese trino, el movimiento comenzó.

Más de un millón de reacciones se generaron a raíz de la publicación, que poco a poco se viralizó y logró que varias mujeres, dedicadas a distintas labores, se animaran a revelar que también habían sido víctimas de sus compañeros de trabajo e incluso de sus propios jefes. Poco a poco, Twitter fue convirtiéndose en una red de desahogo que recibía cientos de testimonios por minuto y se transformó en el inicio de una lucha más contra este fenómeno que toca a millones de mujeres alrededor del mundo.

Cuando este año se conmemoró el Día de la Mujer, el 8 de marzo, se realizó la huelga feminista en España, que con el lema “Si nos paramos, se para el mundo” e impulsada por el #MeToo, convocó, según los organizadores, a más de 600.000 personas en Barcelona y 500.000 en Madrid.

Con el paso del tiempo, los grandes comenzaron a caer, y después de Weinstein una fila de “grandes figuras” cayó detrás de él como si se tratara del efecto dominó. Saliendo de Hollywood y entrando a la gastronomía, el 21 de mayo de 2018, el famoso chef Mario Batali fue acusado de abuso sexual por varias de sus trabajadoras en uno de sus 26 restaurantes: The Spotted Pig.

Una mujer contó que el chef la había drogado y había abusado de ella estando inconsciente. Dijo que cuando volvió en sí, tenía esperma en su ropa. Fue al hospital, luego se comunicó con la policía, pero finalmente renunció a presentar una denuncia, y la prueba de violación que se había hecho en el hospital no quedó guardada.

Otra empleada del mismo restaurante, llamada Jamie Seet, aseguró haber presenciado un incidente similar en 2008 a través de las cámaras de vigilancia del restaurante. Contó que varios empleados tuvieron que intervenir para detener el abuso.

Y sin ir más lejos, la religión no se escapó del #MeToo, pues en China, el “maestro espiritual” Xuecheng fue acusado de haber abusado sexualmente de varias monjas que convivieron con él en el templo budista Longquan.

El movimiento #MeToo es una cuestión global que a través de este año que lleva a flote ha dado lugar a acuerdos y desacuerdos entre distintas personalidades, como es el caso de la actriz francesa Catherine Deneuve, quien expresó en el pasado mes de octubre su desacuerdo con este tipo de fenómenos, calificándolo de excesivo: “No creo que sea la forma más adecuada de cambiar las cosas. Son términos muy excesivos. Y, sobre todo, creo que no resuelven el problema”, declaró en ese momento.

Pero ¿en qué ha cambiado la situación? Hay varios puntos que han logrado fortalecerse y mejorarse desde la aparición del #MeToo, como es el caso del acoso laboral, los piropos, el consentimiento, entre otras cosas, que no han desaparecido del todo, pero que ahora tienen más atención que antes.

El #MeToo ha tenido un impacto social y político irrefutable, tanto así que en países como Suecia se aprobó la ley en la que el sexo sin consentimiento explícito se considera violación. Pero el logro más grande de este fenómeno ha sido que las mujeres rompan por ellas mismas la barrera del miedo y el silencio.

Momentos clave del movimiento #MeToo

2017

Octubre 5
El periódico “The New York Times” fue el encargado de hacer públicas las denuncias de abuso sexual contra el famoso productor de cine Harvey Weinstein, gracias a un artículo escrito por las periodistas Jodi Kantor y Megan Twohey.  

2017
Noviembre 12

Tras la indignación que causaron todas las acusaciones hacia los poderosos en la industria del cine, se realizó en Hollywood una manifestación, que principalmente exigía justicia para las mujeres que fueron víctimas de este crimen. 

2018
Abril 26

El comediante estadounidense Bill Cosby fue declarado culpable de abuso sexual en Estados Unidos. La denuncia que logró la sentencia fue la de Andrea Constand, quien afirmó que el actor la drogó y abusó de ella,  

2018
Agosto 2

El #MeToo atravesó fronteras y no se limitó únicamente al mundo del cine. En China, el maestro espiritual Xuecheng fue acusado de abusar sexualmente de varias monjas que convivieron con él en el templo budista de Longquan. 

2018
Septiembre 25

Bill Cosby se convirtió en el primer condenado del movimiento #MeToo, con una pena de tres a diez años de cárcel por haber agredido a una mujer en su mansión de Filadelfia hace catorce años. 

816154

2018-10-04T21:00:00-05:00

article

2018-10-05T07:06:47-05:00

[email protected]

none

Daniela Suárez Zuluaga

Gente

Un año después del #MeToo

27

5741

5768

 

Santos Dumont más allá de la aviación