Publicidad
13 Jan 2022 - 2:00 a. m.

Yai Ariza: bailar y levantar la voz

Con solo 23 años, este joven cartagenero ha compartido escenario con grandes personalidades del entretenimiento como Rihanna, Lil Nas X, Ricky Martin y recientemente con la artista Katy Perry.

Guillermo Camacho

Lo que más disfruta de la danza Yai Ariza, cuyo nombre de pila es Yainer, es cuando logra conectarse con su interior. / Greg Swales
Lo que más disfruta de la danza Yai Ariza, cuyo nombre de pila es Yainer, es cuando logra conectarse con su interior. / Greg Swales

Yainer Ariza nació en el barrio Paraguay, en Cartagena, y sus inicios en la danza los recuerda desde la edad de ocho años, participando en la escuela de baile Latin Dance, de su barrio, donde estuvo durante casi una década construyendo sus sueños y marcando los pasos de lo que sería su futuro.

Estudió en una institución educativa en el barrio Bruselas, en la misma ciudad del Caribe colombiano, y continuó su proceso de formación en el Colegio Mayor de Bolívar. Sin embargo, su inquieta visión lo llevó hasta donde él menos creía y de esta manera entendió que, cuando una lucha constante, la recompensa es mucho más que sustanciosa.

A los 16 años, Yainer Ariza, a quien se le conoce simplemente como Yai, ingresó a la compañía Periferia, dirigida por el coreógrafo Lobadys Pérez Barrera, con quien viajó a varios lugares a desarrollar su danza. Vietnam, Japón, México y Panamá fueron algunas de las plazas que confirmaron las capacidades de este talento en plena etapa de formación.

Para Yai, lo más difícil de desarrollar su arte en Cartagena está relacionado con la falta de oportunidades. El tema de la precarización de los ámbitos culturales en la capital del departamento de Bolívar hace más complejo cualquier proceso creativo.

Para él, lo más importante de bailar en su ciudad natal es alzar la voz y su forma de amplificar sus decibeles es moviendo su cuerpo y mostrando su potencial. Ariza invita a los gobiernos locales a cambiar las políticas culturales en La Heroica y beneficiar a los jóvenes en Cartagena, una ciudad en donde la violencia en los últimos años se ha disparado y problemáticas como la desescolarización, la falta de escenarios culturales y la desigualdad van en franco aumento.

Yainer Ariza siempre ha sido una persona decidida y sus ganas de llegar hasta el espectro más elevado de la danza lo han motivado a explorar suerte en tierras foráneas. Por eso está radicado desde 2019 en Los Ángeles, en el estado de California. En ese lugar, muy cerca de las estrellas de Hollywood, supo que el secreto para triunfar en una actividad tan competida como el arte en movimiento se centraba en la disciplina. Tanto sus días como sus noches las dedicaba a entrenarse para superar sus barreras.

El sacrificio, el trabajo constante y el entrenamiento disciplinado comenzaron a dar buenos resultados y figuras como Lil Nas X y Rihanna pusieron sus ojos en las destrezas de Yainer Ariza.

El trabajo con el rapero estadounidense Lil Nas X, cuyo nombre de pila es Montero Lamar Hill, ha sido una de las mejores experiencias de su vida por el mensaje que él le está dando al mundo de respeto y dignidad. Como artista, Ariza se siente emocionado de ser parte de un discurso sólido y sonríe de forma constante al saber que está ayudando a escribir un cambio significativo desde el arte. El hecho de ser gay, negro, pertenecer a minorías y, sobre todo, pensarse desde ese lugar singular, ha sido inspirador para su vida y es un ejemplo para las nuevas generaciones.

Con Lil Nas X trabajó en videos de rotación masiva como Industry Baby y That’s What I Want, que ya tiene 85 millones de reproducciones en una plataforma como YouTube.

Rihanna siempre fue un motor para Yainer Ariza, quien la veía como un norte y una constante inspiración para seguir pisando fuerte cada tarima en el mundo. A ella llegó con trabajo, y por su disciplina ha logrado mantenerse para mostrarle a la estrella nacida en Barbados lo mejor de su repertorio artístico. Con Katy Perry la historia no tiene un argumento muy distinto y con ella logró grabar su más reciente video, When I’m Gone, que se estrenó el pasado 10 de enero.

Las enseñanzas de estas experiencias de vida al lado de artistas de la talla de Katy Perry, Rihanna y Lil Nas X le confirmaron a Ariza que para cumplir las metas en todos los ámbitos hay que lanzarse sin miedo. “Por la manera en que hemos sido educados, vemos todo muy difícil y más en una ciudad como Cartagena, con cifras tan alarmantes de desigualdad”, asegura el artista con algo de angustia.

Yainer Ariza se ha convertido en un referente de la escena artística para millones de jóvenes en Colombia y el mundo, que ven en la danza una manera de ganarse la vida y superarse cada día.

“En este punto es necesario creer con más firmeza en nuestro talento local. Creo que se necesitan políticas públicas que cambien la manera de relacionarnos con la cultura, la danza y la música”, asegura este artista a quien, a pesar de sus logros, no le interesa entrar en el juego difuso de la fama.

Lo que más disfruta Yai Ariza al bailar es la conexión que logra establecer con su interior. Si esa parte fluye bien, sabe que el vínculo con el público está más que garantizado. Sobre la tarima le gusta transmitir su esencia, compartir su identidad afrolatina y exhibir lo que para él es la estética en movimiento.

Este 2022, Ariza planea realizar grandes planes, pero prefiere no hablar de eso y, más bien, su opción es que el tiempo habla por él mientras se dedica a bailar.

Recibe alertas desde Google News

Temas relacionados

Yai Arizadanza