Chuty y Fat N: “El freestyle no ha muerto”

Chuty, el Campeón de Internacional de Red Bull Batalla 2023 tiene 30 años. El colombiano Fat N, subcampeón del mundo, tiene 17. Ambos son un testimonio vivo de que el freestyle no murió. Se está transformando.

Joseph Casañas Angulo
03 de diciembre de 2023 - 02:19 p. m.
El freestyler colombiano Fat N y el MC español, Chuty, en la Final Internacional de Red Bull Batalla 2023. Al final de la noche el MC de Vallecas, en Madrid, se quedó con el título. El colombiano logró su pasó directo a la Internacional de 2024 en España.
El freestyler colombiano Fat N y el MC español, Chuty, en la Final Internacional de Red Bull Batalla 2023. Al final de la noche el MC de Vallecas, en Madrid, se quedó con el título. El colombiano logró su pasó directo a la Internacional de 2024 en España.
Foto: Maximiliano Blanco - Red Bull

A mediados del año y con el parón generalizado de las competencias de FMS, en el mundo del freestyle se empezó a hablar de “la muerte” de las competencias del rap improvisado y de una crisis que amenazaba el paso firme con el que venía la disciplina. Entonces, para buscar respuestas oficiales, consultamos a Asier Urban Roosters, CEO de la competencia en habla hispana que, junto a Red Bull Batalla, son los pilares de la especialidad. “Hay mucha rumorología producto de una visión sesgada”, le dijo a El Espectador.

Parte del problema en el consumo de batallas de freestyle obedecía a un cambio en la forma en la que se estaban viendo los videos en YouTube. “Nuestro consumo de espectadores y reproducciones sigue aumentando, lo que pasa es que se ha diversificado porque venimos de un 2019 con un 85 % de nuestro consumo a través de YouTube y ahora ese consumo representa menos del 15 %. Al final lo que estamos viendo es que hay un cambio de consumo ahora hay un público se acostumbró a los contenidos cortos”. Esos contenidos cortos los encuentran en plataformas como TikTok y Instagram y Twitter. Es decir, para quienes estudian el fenómeno, los usuarios se mantienen, solo que ven contenido batallero en lugares y momentos diferentes.

En contexto sobre la actualidad del freestyle: ¿Por qué las batallas de freestyle de la FMS están detenidas en todo el mundo?

Desde entonces las batallas de la FMS se han venido reactivando, mientras los organizadores de las diferentes países en los que hace presencia la multinacional del free (España, México, Chile, Argentina, Perú, Colombia) organizan el esquema de negocio de cara a 2024, que será un año definitivo.

En Colombia la franquicia de MFS fue adquirida por Get Down Producciones. El Espectador habló con Hoover Gómez, CEO de esa compañía, quien habló de las dificultades del negocio en un país emergente para el freestyle.

“La expectativa era alta y es un evento muy caro de producir. Aún las empresas están muy indecisas sobre y eso nos tiene frenados. No se estaban vendiendo las boletas suficientes para sostener un evento de esta magnitud “. El empresario, quien fue produjo el concierto sinfónico de los Alcolirycoz el pasado 15 de julio en el Movistar Arena de Bogotá, dice que cada jornada de FMS en Colombia cuesta entre $280 y $300 millones. “Con todo. La parte técnica, la producción de los streaming, los sueldos de los freestylers, hoteles, hospedaje y alimentación”.

Le invitamos a leer: Fat N, el basquetbolista al que le tocó ser rapero

Una de las virtudes de FMS en el circuito del freestyle tiene que ver con la profesionalización, lo que implica que los jóvenes que se dedican a esta forma de rimar sobre una pista de rap tengan la posibilidad real de vivir de su arte. Países como España o México llevan varios pasos por delante. Colombia va en camino y el sueldo de los raperos que hacen parte de FMS oscila entre $1′200.000 y $15′000.000. Ese salario mensual varía de acuerdo a la experiencia, los títulos y la visibilidad que ese rapero le dé a la liga.

Bajo ese panorama y con dudas en el ambiente sobre la salud de la disciplina, se llevó acabo el sábado 2 de diciembre en el Movistar Arena de Bogotá, la Final Internacional de Red Bull Batalla. Más 12 mil asistentes se dieron cita en el lugar. Chuty, el MC de Madrid, España, con 30 años cumplidos y más de 15 de trayectoria, se quedó con el título. El MC colombiano Fat N, de 17 años, se quedó con el segundo lugar. Ambos son un testimonio vivo de que el freestyle no murió, sino que se está transformando.

Los números de la transmisión principal de la Internacional de Red Bull generan esperanza. Menos 12 horas después del evento, el video suma más de 3 millones de visualizaciones, mientras que videos de pantallas puntuales como el de la final entre Chuty vs. Fat N, por ejemplo, superó las 300 mil.

La semana previa a la Final Internacional los reflectores apuntaron a una narrativa. La resolución de la guerra fría entre Chuty y Aczino se llevó gran parte de la atención del mundo free y finalmente ese diferendo lo ganó el MC de Madrid, quien en un batallón en cuartos de final dejó fuera a Aczino, su némesis. Esa rivalidad no dejó ver muchas otras narrativas que se escribieron a la sombra. Entre ellas, la de Fat N. Ya hablaremos de ello. Primero unas líneas para hablar del campeón.

En el bus que llevó a los MC del hotel de concentración al Movistar Arena se vivió un último capítulo del vs. entre el rapero de Neza y el de Vallecas. En la puerta del impresionante “freestyle-movil” y mientras Aczino fumaba, hubo un tímido saludo. “¿Todo bien?”, le preguntó Chuty al mexicano. “Todo bien”, respondió el GOAT.

Luego, como pasó el resto de la semana, cada uno ocupó su espacio. Chuty se fue en el primer piso del bus y Aczino en el segundo.

Salvo algunas palabras que le respondió a Skiper, quien iba en el bus con los MCs, Chuty se fue en silencio, escuchando música y soportando el trancón de la capital de Colombia.

Los MCs fueron recibidos por una banda de mariachi que cantando “Cielito lindo” le dieron la bienvenida a todos, pero en especial a Aczino.

Ya en el Movistar Arena y luego de recibir las últimas instrucciones de producción, cada uno jugó su partido. El mexicano se clavó unos audífonos, caminó de lado a lado, firmó un par de banderas, se comió una minihamburguesa y en una esquina del camerino se le vio orando. A esa altura ya sabía que esta iba a ser su última Internacional de Red Bull. Ya había dicho hace mucho tiempo que solo seguía en competencias porque estaba clasificando y en el momento en que no clasificara ya iba a decirle adiós a la competencia”, dijo al final del evento

En el camerino había un espejo. Les pedimos a ambos que mirándose a sí mismos se dedicaran unas palabras. “Partes tu madre, wey, o yo te la parto a ti”, se dijo el mexicano.

Chuty, por su parte, estuvo algo más distendido. Improvisó con sus compañeros y cruzó algunas palabras con los presentes. Estuvo tentado a jugar un último partido en la Play, pero se contuvo. “Ya quiero que empiece esto. Estoy preparado”.

El mejor puto público”, como describió a los más 12 mil asistentes vieron al animal competitivo que camufla. “El personaje que compite es muy diferente al que soy en el día a día. Mi personalidad es opuesta. Es una manera de complementar mis experiencias y vivencias. Tengo una vida tranquila y normal. Los momentos de desahogo los vivo en la tarima, y eso se complementa bien con mi forma de ser. Si Sergio es quien se sube al escenario no ganaría ninguna batalla”, nos dijo hace unos días. El próximo año en Madrid podrá defender su título.

Días antes de la competencia, el MC español había hablado para El Espectador. El rapero estuvo invitado al Claro Oscuro. En esa charla, el nuevo campeón mundial habló más allá del freestyle. Hizo referencia a la fama, el reconocimiento, la sociedad española, la salud mental, entre otras.

Momento para hablar de Fat N, el debutante y subcampeón. Mucho hablamos esta semana con Rocío Cortés, su madre y la persona que quizá más lo conoce. El restaurante que la doña tiene en Cali lo dejó encargado por unos días para acompañar a su hijo. Estos días no hubo sancocho en el sitio. Ella es la única que conoce los secretos de esa cocina, en la que por una semana tuvo que vender solo comidas rápidas.

Hoy en la mañana Fat N no tenía listo su out fit para la Internacional. Madrugó a las 6:00 a.m. para ir al terminal de transportes de Bogotá para reclamar la caja que les enviaron desde Cali y en la venía la camiseta blanca con un ninja en el pecho.

Cuando vuelvan a casa y los reflectores dejen apuntarle a su hijo, le va a preparar un sudado de pollo con jugo de mora. Ese quizá es el trofeo que más desea darle ahora.

Fat N no parece o no quiere entender el entorno. Se toma todo como un juego. Le quita solemnidad a la competencia y le imprime frescura. Es gracioso. Distendido. Su llegada la abre una ventana gigante por la que entra un oxígeno que la industria necesita. “Si yo pude, es una muestra de que todos podemos. No solo los raperos, sino todos los que se propongan algo en la vida, si se concentran lo pueden lograr. Voy a seguir en plazas, ayudaré a buscar patrocinios para que en Colombia el freestyle siga creciendo”.

En 2024 la Internacional de la batalla de los dos toros será en Madrid, España. Chuty, Fat Ny el argentino Mecha, tienen su cupo asegurado por ser el podio de este año.

Joseph Casañas Angulo

Por Joseph Casañas Angulo

Comunicador social y periodista egresado de la Universidad Los Libertadores con diez años de experiencia en medios de comunicación.@joseph_casanasjcasanas@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar