Fabián Alicastro: “La pandemia ha educado al público a disfrutar un concierto virtual”

Noticias destacadas de Música

El artista caleño, que desde hace casi dos décadas vive en Estados Unidos, presenta “Respira”, una canción cargada de esperanza.

Usted es un artista caleño que desde hace varios años vive en Miami. ¿Cómo ha desarrollado su carrera artística?

He pasado la mayoría del tiempo en Miami, pero varias temporadas en Los Ángeles de donde regresé en febrero justo antes de la pandemia. Miami siempre ha sido una ciudad llena de música, es un epicentro de la música latina, aquí llegué hace más de 18 años y he vivido un aprendizaje muy importante como cantautor, productor y empresario.

Por estos días está presentando su nueva canción “Respira”. ¿Por qué decidió lanzarla en estos momentos?

La canción la terminé el año pasado y la venia trabajando poco a poco, el video se grabó en Los Ángeles a finales de enero. Después de eso regresé a Miami justo dos semanas antes de que empezara toda esta locura de la pandemia. Toda la postproducción se hizo durante la pandemia y cuando se terminó por un momento pensé en no sacarla, pero entre varias personas de mi familia y amigos que ya la habían escuchado me dijeron que tenía que sacarla, que el mensaje era tan poderoso que iba a hacerle bien a muchas personas y ahí fue que decidí que tal vez desde la música podía traer un poco de calma, un poco de esperanza.

El video cuenta con la producción de Pipe Delgado y narra una historia bastante sensible por estos días. ¿Se considera un artista político?

Realmente los artistas somos malos políticos, o cuando menos hacemos política con nuestra música, que no es lo mismo que salir a dirigir un país o determinar las leyes de una sociedad. En cuanto a la co-dirección del video con Pipe Delgado, la historia la desarrollamos juntos pero siempre desde la mirada humana, desde lo cotidiano donde las cosas que pasan en el video le pueden pasar a cualquier persona. Ese creo que es el punto bonito de hacer arte, reflejar aspectos humanos y sensibilizar cuando se pueda.

Hace rato no lanzaba música, pero en esta época de cuarentena lo hemos visto bastante activo. ¿Le gusta el formato acústico en redes sociales?

La pandemia ha traído cosas muy duras y nos ha cambiado mucho el estilo de vida. Tratando de rescatar cosas valiosas en mi caso he podido hacer muchos videos “desde casa” y dejar fluir la imaginación no solo musical, sino visual que es otra de mis pasiones. Es así como he grabado versiones en vivo de canciones como “Pobre Pero Contento” donde uso los juguetes de mi hija como instrumentos, el tarro de la leche de tambor y los sonajeros de shaker o como en “Viene y Va” donde grabé todos los instrumentos en diferentes partes de mi casa y después los edité como si fuera una banda de diferentes músicos.

La pandemia sin duda cambia la industria de la música. ¿Cómo ve el futuro musical?

Creo que puede que deje algo bueno y es que se han abierto nuevas avenidas para la gente tocar en vivo en el internet. Y no solo eso, sino que también a la fuerza, la pandemia ha educado al público a disfrutar un concierto virtual. Eso democratiza los shows, que antes eran exclusivos de quienes tuvieran un público medianamente masivo y el capital e infraestructura para pagar los costos de un montaje en vivo, que son altísimos.

Su música es muy romántica. ¿de dónde viene esa influencia?

He tenido un balance de canciones desde mi primer disco “Todo Vale” y hasta este nuevo sencillo “Respira”. Hay algunas canciones románticas entre ellas una que sonó mucho en Miami llamada “Mi Vida” que escribí justo a Desmond Child el compositor de Bon Jovi y Aerosmith y “Yo Te Prometo” que he tenido la fortuna de saber que ha sido la canción de boda de muchas personas. La influencia para escribir esas canciones siempre fue una relación pasada, tanto por las alegrías que trajo, como por las tristezas.

¿Por qué decide cantar en español?

Bueno, mi idioma principal es español y escribo casi todo en español, pues me permite expresar de manera más natural. He escrito varias cosas en ingles, pero no las he lanzado nunca.

Su primer trabajo, “Todo Vale”, lo lanzó en 2006, y luego en 2011 presentó “Se”. ¿Por qué tanta distancia entre los proyectos?

Creo que me ha gustado tomarme tiempo de tener las canciones correctas y sentir que hay un nivel de calidad para presentarle al público, en ese aspecto voy más por la calidad que la cantidad. También después del disco “Se” se lanzaron varios sencillos. Es una época donde se ha cambiado mucho la tradición de lanzar álbumes completos por la de ir lanzando sencillos.

Ha trabajado con compositores como Desmond Child y Yasmil Marrufo, así como con productores George Noriega y Pablo de la Loza, responsables de éxitos de artistas y no sólo latinos. ¿Qué le han aportado estos talentos a su música?

Un aprendizaje demasiado importante, cuando uno pasa tantos días, a veces meses, en el estudio con gente tan talentosa y con tanta experiencia se tiene la oportunidad de aprender muchos detalles y conceptos vitales para mejorar la calidad de tu trabajo y no solo a nivel técnico y artístico, muchas veces más a nivel humano.

¿Qué tanto hay que mediar al trabajar con reconocidos compositores y productores?

Creo que estas colaboraciones en mi caso se han dado de manera muy natural y siempre he sentido mucho respeto de parte de los compositores y productores con que he trabajado. Siempre y a pesar de que vienen de trabajar con gente tan importante lo que los hace más grandes aun, es la capacidad de escuchar y sacar de ti lo que te diferencia del resto y poner su experiencia y olfato artístico en función de ese objetivo.

¿Qué paso sigue en su carrera?

Por ahora hay que esperar a ver qué pasa con la pandemia, estar en casa si es posible, cuidarse mucho y cuidar a los seres queridos. De ahí veremos cómo se va desarrollando la música, los viajes, los shows y adaptarse un poco a lo que venga. Mientras tanto siempre estará la creatividad y las ganas de hacer música desde casa, si es necesario.

Comparte en redes: