Publicidad

¿Qué pasa con los grupos que ganan el Petronio Álvarez?

El pasado miércoles se inició la XXVI edición del Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez en Cali. Les ofrecemos una mirada a grupos de las cuatro categorías que alcanzaron el “Bombo Golpeador”, la estatuilla que se le otorga a los ganadores de este festival.

Andrea Moreno, Tatiana Sánchez y Vannya Guzmán
19 de agosto de 2023 - 04:00 p. m.
En esta edición del Petronio Álvarez, se presentaron al menos 144 grupos para las etapas clasificatorias.
En esta edición del Petronio Álvarez, se presentaron al menos 144 grupos para las etapas clasificatorias.
Foto: Cortesía

El Festival Petronio Álvarez es uno de los eventos culturales más importantes de Colombia. Participar les brinda a distintos grupos la oportunidad de exponer su talento en ritmos musicales como chirimía, marimba, cantos tradicionales, violín caucano y la modalidad libre. Las agrupaciones ganadoras se convierten en representantes de la música y la cultura de la región Pacífica.

Ana Copete, directora del Petronio, afirma que “el Festival se encarga de tejer vínculos con otros festivales y procesos culturales para que los ganadores puedan girar en espacios y participar en eventos nacionales, como la Feria de Cali y otros internacionales.

Dentro de la premiación les entrega a los grupos ganadores un portafolio hecho por el Festival para que puedan tener esta primera herramienta, para que vayan entrando a los mercados, otros festivales y puedan gestionar negocios en la música”, dice la directora del evento, quien es además, nieta del poeta Petronio Álvarez.

Entre los ganadores se destaca el grupo Bahía, que “es el pionero de esta nueva era de la música del Pacífico, en el que han pasado muchísimos músicos de la escena del pasado y el presente”, dice el compositor, arreglista y productor Hugo Candelario, director de la agrupación.

Le invitamos a leer: Festival Petronio Álvarez 2023: fechas, Grupo Niche, gastronomía y más

¿Qué sucede con ellos después de “coronarse” en el Petronio? Aquí las historias de algunas agrupaciones.

Chirimía

En la modalidad de chirimía se destaca Choibá, un grupo chocoano, digno representante de la cultura y la sabrosura del municipio del Río Atrato, Chocó, que gracias a su excelente presentación en el Festival fue el ganador en el 2018.

Luego de triunfar en el festival, “surge la idea de crear un primer álbum e iniciamos un proyecto musical con Bombo Récords, a cargo del maestro Cristian Salgado, un gran productor que hace un aporte significativo a la música del Pacífico desde la producción musical. Arrancamos trabajando cuatro sencillos, en ese año hicimos: Melodías de amor, Ven y te cuento mis sentimientos y Se tenía que decir y se dijo”, comenta el licenciado en música Ricardo González Quijada, director y fundador de Choibá.

Posteriormente, “en el 2020, año de pandemia, pudimos lanzar nuestro primer álbum que se llamó Que comience el bunde, el cual fue ganador a nivel nacional como mejor producción musical en el género folclórico, avalado por el Ministerio de Cultura”, agrega González. Actualmente, la agrupación prepara su segundo álbum musical, próximo a ser estrenado en el mes de septiembre y publicado en todas las plataformas digitales y sus redes sociales.

Marimba

La marimba del Pacífico se caracteriza por tener un timbre cálido y envolvente. Una de las dignas representantes de este folclor es Herencia de los Ríos, ganadora en 2022, gracias al amor que tienen por su región y por la música del Pacífico, como lo explica Sirley Ordóñez, integrante de la agrupación desde su inicio y una mujer aguerrida y también entregada a su labor como directora del grupo de danza Despertar del Pacífico.

“El simple hecho de participar en el Petronio es fundamental, porque uno ya está siendo reconocido; esa es la forma de uno vender el trabajo que viene realizando en cada uno de sus territorios y seguir incursionando en procesos musicales”, anota Sirley.

Incluso han tenido la oportunidad de hacer presentaciones en fiestas patronales, carnavales y en eventos de Tumaco, Cali, Bogotá y Medellín. “Son nuevas ventanas que se nos abren para seguir avanzando y promocionando nuestra música”, añade. Entre sus planes están internacionalizar su música y seguir fomentando sus raíces e identidad.

Otra agrupación a destacar es Matachindé, que nació en 2010 con el ánimo de fortalecer, evidenciar y enriquecer la cultura tradicional de Yurumanguí, Valle del Cauca. Este grupo ha venido participando en la modalidad conjunto de marimba tradicional, logrando en dos oportunidades -en 2019 y 2022- el segundo lugar.

Yonki Valencia, integrante del grupo, se queja de las dificultades para continuar, “porque no tenemos todas las condiciones en el momento, no contamos con un productor musical, que sería de gran bendición para poder avanzar en nuestro proyecto musical”.

El Festival Petronio Álvarez es un espacio donde las agrupaciones pueden evidenciar el trabajo musical que vienen realizando para obtener un reconocimiento social y cultural en el mundo artístico. Por lo tanto, el grupo Matachindé afirma que sí las impulsa a seguir trabajando para mantener y sostener la cultura tradicional de sus pueblos en el territorio colombiano.

Matachindé cuenta con canal de YouTube y espera seguir creciendo, ya que su pasión por la marimba y su compromiso hacia la preservación de las tradiciones son inagotables.

Violín caucano

La agrupación ganadora en 2019 fue Al Son de Ararat. De acuerdo con su directora y cofundadora, Kelly Ararat, el grupo se denomina así porque “es el monte donde descansó el Arca de Noé y llevaba ese rescate de personas y de animales; entonces, Al Son Ararat lleva ese rescate de cultura”.

En este sentido, luego de su participación y triunfo en el Petronio, con el objetivo de trasmitir su legado a las nuevas generaciones, comienza pequeños talleres y actividades con niños y jóvenes de zonas vulnerables, con la esperanza de, en un futuro, poder crear una fundación y que no se pierda su tradición y ritmo musical, además de impartir más conocimiento.

A nivel profesional, “con el dinero que he podido ahorrar, hemos grabado dos canciones en el formato de violines caucanos; no tienen vídeo pero aparecen en YouTube: Queremos paz y Aquel gavilán”, afirma Kelly Ararat. También tienen cuentas en Instagram, Facebook, Twitter y YouTube.

Por otro lado, desde lo más alto La Toma, zona rural del municipio de Suárez, Cauca, surgió Proyecto Uramba, grupo que resultó ganador en 2022, en la modalidad Violines caucanos. Yansi Lucumí González, violinista e integrante de la agrupación, comenta su experiencia dentro del concurso: “Creo que el Festival es un espacio a donde todo artista quiere llegar, porque es allá donde tú das a conocer tu talento como músico, y tenemos la oportunidad de resaltar todas las tradiciones de nuestro municipio”.

Según Marily Lucumí, directora de Uramba, después del triunfo en el Petronio, “llega la confianza en sí mismo, llega el reconocimiento y, por ende, más contrataciones. Hoy no solo somos ganadores, somos también referente para muchas otras personas que nos miran con admiración. El Festival nos ha aportado la oportunidad de expandir lo que hacemos y obviamente eso nos da seguridad y nos aporta en otros aspectos, como lo económico y mayor manejo escénico”.

Desde el reconocimiento a su dedicación y talento excepcional en el vibrante escenario del Petronio Álvarez, Proyecto Uramba cuenta con redes sociales: Facebook, Instagram y canal de YouTube.

Modalidad libre

Ana Copete, la directora del Petronio Álvarez, explica en conversación para El Espectador, una de las categorías más atractivas y versátiles del festival: “El formato libre, que busca la experimentación con otros ritmos”, una modalidad que permite que las agrupaciones fusionen y renueven distintos ritmos musicales. Por ejemplo, la chirimía, que para Ricardo González, director de Choibá, es “muy poderosa, potente, que te alegra el alma y que tiene mucha composición, arreglos musicales y sabrosura”.

La más reciente ganadora de este formato es la agrupación Renacer del Pacífico, creada por Jhon Harold Caicedo, por medio de una convocatoria que realizó en diferentes municipios, en especial en el Pacífico nariñense y en el oriente de Cali, que “representan un sector vulnerable, olvidado, en el que se dice que pasan todas las cosas malas, pero no las cosas buenas”, argumenta. Es así como se conformó la agrupación con jóvenes llenos de amor por el mundo artístico y cultural.

De hecho, actualmente cuenta con 20 niños, a quienes les enseñan a tocar los instrumentos, a cantar y las danzas tradicionales, con la intención de “trasmitir ese legado ancestral, no que solamente se quede en los adultos y jóvenes, sino que siga esa secuencia con los niños, ellos son la bandera del Pacífico”, asegura Caicedo. Entre sus planes está impulsar y expandir la música de su territorio a nivel internacional, de tal manera que su cultura y ritmo musical sean conocidos y escuchados por muchas más personas.

Asimismo, se destaca un grupo musical comprometido con la difusión cultural, Pacífico Libre, ganador en 2019. Su fundador y director es el creador y productor musical Yovanny Viáfara, quien busca “difundir y preservar la música del Pacífico colombiano, inspirado por la riqueza cultural y la diversidad de ritmos de la región, y crear un proyecto musical que fusione lo tradicional con sonidos contemporáneos”, comenta.

Viáfara asegura que ganar el Petronio los convirtió en “un referente para muchas agrupaciones y generamos una chispa en la modalidad libre del festival, ya que nos atrevimos a hacer diferentes fusiones que ninguna otra agrupación había hecho”. Sin embargo, no es que Pacífico Libre quiera abandonar música original, pero su director considera que es posible potenciarla “explorando nuevas fusiones y expandiendo su alcance a nivel nacional e internacional. También tenemos como objetivo realizar colaboraciones con otros artistas y participar en festivales y eventos importantes. Estamos en proceso de lanzar nuestro nuevo álbum Huellas, que incluye cinco temas y un video musical”. Esta nueva producción estará disponible en YouTube, Instagram y Facebook.

El camino hacia el éxito no es fácil y para ello es necesaria la determinación. Y es lo que muchas agrupaciones ganadoras del Petronio han demostrado, siendo triunfadores en sus modalidades. Pese a que son distintos, se relacionan en sus proyectos para la ayuda y formación de la comunidad colombiana, para el fortalecimiento de la cultura folclórica.

*De alianza Fundación Color de Colombia-Universidad Santiago de Cali

Por Andrea Moreno, Tatiana Sánchez y Vannya Guzmán

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar