Publicidad

Kiko Villamizar y la universalidad de la gaita

Este músico y comediante colomboestadounidense habla del proceso de creación de su álbum “Todo el mundo” y cuenta cómo creó una casa de artes en Austin, Texas.

18 de febrero de 2022 - 02:00 a. m.
Con la canción "Todo el mundo", Kiko Villamizar obtuvo el premio a Mejor video en el Festival de Cine Lost River. / Jesús García
Con la canción "Todo el mundo", Kiko Villamizar obtuvo el premio a Mejor video en el Festival de Cine Lost River. / Jesús García

Nació en Miami, creció en Colombia y migró a Austin, Texas, ¿cómo se identifica con esa multiculturalidad?

Después de estar sumergido en las culturas de Miami, Colombia y Austin, soy una mezcla de esas tres cosas, pero además de eso también he vivido en muchas otras ciudades. A eso súmale que mi mamá es paisa, pero mi abuelita es de Leticia, Amazonas. Por mi papá, tengo una identidad indígena también. Y, por otro lado, la experiencia de estar en Estados Unidos en los barrios puertorriqueños, mexicanos, cubanos y afroamericanos se ha encargado de complementar mi multiplicidad sonora.

¿De qué manera une todo lo que ha visto y vivido en su creación musical?

Mi mamá me educó a punto de música muy bonita. Una de las cantantes que más le gustaba era Mercedes Sosa y yo siempre me acordaba de una frase de ella: “Debe el canto ser luz sobre los campos que ilumina siempre a los de abajo”. Y pues mi idea es lamentar la desigualdad y violencia que he observado en el mundo y también recalcar la belleza de lo que nos une. Al mismo tiempo, lo que quiero es tratar temas simples o delicados con música sencilla.

¿Cómo une el sonido de las gaitas con los otros ritmos universales?

Trato de conservar las bases tradicionales de los ritmos que van con gaita y lo que le agrego yo, que empieza a sonar moderno, es la guitarra eléctrica, el bajo y la batería. En vez del formato tradicional de dos gaitas y tres tambores. En el bachillerato estuve en un coro en Carolina del Sur, donde todos los integrantes cantaban en sus iglesias afroamericanas con estilo góspel. Fue ahí donde pasé de medio cantar bonito a realmente proyectar mi voz. Luego yo le agrego mi guitarra psicodélica, pero mi influencia no es estadounidense, sino que estoy tratando de imitar el sonido del Amazonas, de dónde viene mi abuelita.

¿De qué manera se gesta la idea de la casa de artes culturales en Austin, Texas?

La idea nace porque cuando yo estaba pequeño, mi mamá no tenía dinero para inscribirme en clases de música. Este centro que fundé es un regalo para ella, que falleció en 2005. Además, cuando uno es artista y colecciona años de experiencia, y desde que tenga la capacidad para hacerlo, debo enseñarle a la gente joven lo que sé para que siga el arte en otras generaciones. En la tradición de la gaita es muy importante pasar el conocimiento a todo el que esté interesado.

La canción “Todo el mundo” ganó el premio a mejor video en el Festival de Cine Lost River, ¿qué significa este premio?

Estoy muy agradecido con la vida y que la gente le ponga luz a mi arte y me encanta hacer los videos, además me gusta pintar, pero no lo hago muy seriamente. Lo de los premios a mí siempre se me hace raro en cuanto a la música o el arte, porque es difícil ponerle un número a la belleza. Si quisiera competir sería futbolista, pero me gusta del arte que, en vez de competir, podamos colaborar. Al mismo tiempo, trato de construir y decirles sí a las cosas bonitas que vienen en la vida, por ejemplo un reconocimiento como este galardón.

¿En qué se basó para hacer un video animado en plastilina y mostrar el proceso de migración?

El concepto fue muy fácil desarrollarlo escena por escena, según la letra de la canción. Es muy irónico que castiguen a gente mexicana y hondureña que cruza la frontera porque ellos específicamente son nativos americanos, como muchos de nosotros. Así no se críen con taparrabos en una selva, son más americanos que los europeos que les prohíben cruzar esa frontera. Me parece tan obvio eso y se habla tanto del tema, pero la gente parece no entender todavía, entonces hay que explicarles haciendo muñequitos de plastilina.

¿Cuál es el mensaje que le ha dejado la pandemia?

Cuando empezó la pandemia y estaba sucediendo lo de George Floyd, yo estaba muy desencantado con la humanidad y creo que me di cuenta de que tengo que aceptar que nos vamos a morir muy pronto. En la vida he tenido que lidiar con la mortalidad bastante, pero me dio una sensación de que la humanidad no va a sobrevivir mucho tiempo con la manera en la que nos estamos comportando, pero eso no es del todo negativo. Mientras tanto, pase lo que vaya a pasar, importa el resultado, hay que hacer cosas buenas y sembrar cosas bonitas de todas maneras.

¿Cuál es su mensaje a través de la música?

“Encuentra tu medicina”. La mía es la música y las plantas medicinales ancestrales. También es la risa, el amor, la familia. Tenemos mucho de dónde sacar la medicina si queremos. En cuanto a la naturaleza, no somos aparte de ella.

¿Tiene planeado presentarse en Colombia?

Este año, si el viento quiere, me lanzo a hacer una gira colombiana para promover el disco.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar