La edición número 18, desde Las Vegas

Los Grammy Latino 2017, un canto solidario por México y Puerto Rico

Los premios comenzaron con Juanes como primer ganador durante la transmisión de la ceremonia oficial. “Despacito” fue la Grabación del año y Shakira obtuvo el reconocimiento a Mejor álbum vocal pop contemporáneo con “El dorado”.

/ AFP

La ceremonia de entrega de los premios Grammy Latino comenzó con un homenaje a Puerto Rico, una población que jamás ha tenido que levantarse porque nunca se ha caído, según manifestó René Pérez, Residente, el encargado de ponerle la primera nota a una de las noches más importantes de la música latina. El evento arrancó con la interpretación de la canción Hijos del cañaveral, un verdadero grito por la unión de América Latina. (Leer Diamante Eléctrico, Celedón y Alex Campos, primeros colombianos en ganar el Grammy Latino 2017).

Sofía Carson y Miguel Ángel Silvestre entregaron el primer galardón de la noche, que reconocía al Mejor álbum pop rock. Juanes se quedó con el gramófono con Mis planes son amarte. “Colombia esto es para ti. Esto es por ti y ahí estaré hasta el final”, manifestó el primer ganador en la ceremonia oficial. (Galería Imágenes de la gala de los Grammy Latino 2017).

Alejandro Fernández continuó la gala con la interpretación de México, lindo y querido, con el que rindió tributo a su país, que ha sido golpeado este año por las tragedias naturales.

La Grabación del año fue para Despacito, interpretada por Luis Fonsi y Daddy Yankee, un tema producido desde Colombia por Mauricio Rengifo y que nació al estilo de un cumbia. 

J. Álvarez y Martina La Peligrosa presentaron la categoría que reconoce a la Mejor canción urbana. Residente volvió a subir al escenario pero esta vez a recibir su primer galardón gracias al tema Somos anormales. El puertorriqueño comentó, con gramófono en la mano, que era indispensable hablar más de la música y dejar las cifras de las visualizaciones quitas.  

Maluma, con un ensamble cercano a una propuesta acústica con violines y chelos ejecutados en su mayoría por mujeres, interpretó su éxito más reciente Felices los 4. El paisa le cedió el turno a Sebastián Yatra, su coterráneo, quien al piano le dio la bienvenida a Carlos Vives. Los dos interpretaron la canción Robarte un beso.

Rubén Blades, de Panamá, es una de las influencias más determinantes para los compositores en castellano. Él, siempre elegante y con el acompañamiento de un completo colectivo salsero, mostró su actualidad al cantar Arayue

El siguiente personaje en aparecer en escena fue el dominicano Juan Luis Guerra, quien tuvo la misión de presentar a Alejandro Sanz, la denominada Persona de 2017, según la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación. “Me siento muy orgullo de mi profesión y me siento muy orgulloso de todos ustedes, de los músicos”, comentó el español quien dedicó su reconocimiento a los niños que viven en situación de ilegalidad en Estados Unidos.

Después de un repaso por algunos de sus temas más famosos (No es lo mismo y Corazón Partío, entre otros), el español hizo alusión a los muros diciendo: “por una piedra, un soñador”.

Los integrantes de ChocQuibTown, Goyo, Tostao y Slow, oficializaron que el triunfador en la categoría Mejor nuevo artista quedaba en manos de Vicente García, un dominicano radicado desde hace algunas temporadas en Colombia. “Con este premio hay que celebrar pero también tengo la responsabilidad de hacer música con dignidad y hacer música que represente a Latinoamérica y sobre todo a República Dominicana, de donde soy”, comentó el músico durante la velada.

Mejor álbum vocal pop contemporáneo fue para Shakira por su producción El Dorado. Ella, ausente, motivó aplausos dentro del público y los asistentes hicieron votos por su pronta recuperación. El show continuó con la presentación de Juanes y su Es tarde, que le dio paso al spanglis con 1-800-273-8255 interpretada al lado de Alessia Cara & Logic. 

Nicky Jam, otro foráneo recibido con los brazos abiertos en Colombia, ofreció en principio una versión acústica de El amante. Con la misma canción pero recargada, el puertorriqueño mostró un despliegue escénico con bailarinas y banda en vivo. El público coreó el tema de principio a fin.

Casi al final de la jornada apareció el trap con la interpretación de las canciones Si tu novio te deja sola, Unforgettable y Mi gente a cargo de J. Balvin, Bad Bunny, French Montana y Steve Aoki. Se trató, sin lugar a dudas, del performance multicultural de la noche. El colombiano, esta vez con su cabeza teñida totalmente de amarillo, demostró sobre el escenario de los Grammy Latino su talla internacional. “Estos premios son toda tolerancia y todo amor”, manifestó al cierre de su presentación.

La chilena Mon Laferte llenó de color la tarima y su intervención estuvo sintonizada con la iniciativa de Lila Downs y la Banda El Recodo de homenajear tanto a Puerto Rico como a México, dos de los grandes protagonistas de la ceremonia. CNCO, una de las bandas adolescentes del momento, cantó el éxito Reggaetón lento. 

La entrega de premios continuó con la categoría Álbum del año, reconocimiento que quedó en poder de Rubén Blades con el registro Salsa big band. “Estoy sumamente sorprendido y muy agradecido. El éxito nunca es materia de una sola persona. A mí me da vergüenza porque conozco el talento que está aquí”, manifestó el panameño. 

Despacito, canción ganadora de cuatro premios Grammy Latino, fue interpretada por Luis Fonsi, Víctor Manuelle, Bomba Estéreo y Diplo en una versión que celebró la condición Latinoamericana.