La banda lleva casi 14 años de trabajo artístico

Piso 21: juntos, pero a la distancia

Noticias destacadas de Música

La agrupación colombiana lanzó “Tomar distancia”, una canción que fue hecha desde el confinamiento y explica cómo, en algunas ocasiones, lo mejor es alejarse de una relación que no tiene futuro y puede generar dolor.

Desde que estalló la crisis por el coronavirus todo cambió, incluso la manera de hacer la música. Antes los artistas se reunían en un estudio a grabar sus temas, pero la actual situación hizo que las cosas tomaran un rumbo diferente. Los estudios de grabación se cerraron y los hogares se convirtieron en los nuevos sitios de creación musical y artística.

Los músicos se reinventaron en medio de la pandemia. Nadie lo creía, pero lo hicieron. Empezaron a componer nuevas canciones —algunas de estas sobre el coronavirus— con el objetivo de enviar un mensaje de esperanza, unión y alegría —o quién sabe qué— al público. De esta manera fue como Piso 21, la banda conformada por Juan David Huertas Clavijo, Pablo Mejía Bermúdez, David Escobar Gallego y David Lorduy Hernández, lanzó Tomar distancia el pasado 15 de abril.

Esta canción, que está próxima a llegar a los diez millones de reproducciones en YouTube, nació en un campamento de composición, pero vio la luz durante esta cuarentena. Los integrantes la terminaron porque querían hacer nueva música para sus seguidores.

“Queríamos algo que, teniendo en cuenta el estado de ánimo en estos momentos, no fuera tan de fiesta sino algo más romántico, de balada, y ahí pensamos en esa canción que ya estaba en proceso. Dijimos vamos a terminarla, están las herramientas, cada uno puede grabar desde su casa, tenemos cómo escribir, así que no hay excusas, pongámonos en esa”, dijo Pablo. (Lea: “Dulcecitos”, el nuevo tema de Piso 21)

El proceso creativo fue fácil y se ajustó a las necesidades de Piso 21. Cada uno sabía lo que tenía que hacer y en qué momento hacerlo, por eso salió como si estuvieran juntos en un estudio de grabación. Los cuatro jóvenes aseguran que en este tiempo todo sigue igual, lo único que cambió fue el hecho de que no pueden verse de manera presencial, porque ahora todo es virtual.

“Estamos todo el día en contacto y todo el tiempo mandándonos ideas. Seguimos en lo mismo, pero a distancia. Esto demuestra la unión que tenemos como banda, así estemos lejos sabemos entender la dinámica. Nuestro trabajo también cambió en la parte de los shows, no podemos viajar, pero uno para hacer música no tiene que estar viajando, reuniéndose; no, eso se puede hacer desde cualquier lugar y en cualquier momento”, explicó Juan David. 

Tomar distancia es una canción que refleja la esencia de Piso 21, pero sin abandonar el contenido que están ofreciendo en estos momentos. Los integrantes aseguran que, aunque han incursionado en varios ritmos, el pop y la balada son dos elementos que nunca pueden faltar en su repertorio musical.

“Creo que nunca nos hemos alejado, siempre hemos estado haciendo lo nuestro. Hemos descubierto unas fórmulas, unos sitios en la música donde sentimos que somos especiales, donde está nuestro confort, potencial, y la canción no se va de eso”, afirmó Pablo. (Puede leer: Piso 21 estrena “Una vida para recordar”, primera canción con Lorduy)  

“Esta es una canción que, a pesar de que es un poco de desamor, es apenas para esta época en la que estamos, para que la escuchen en la casa, tranquilos. Tiene muchos sentimientos encontrados”, agregó Lorduy.

Cuanto más se involucran en la música, más se dan cuenta de que el camino que les falta por recorrer es extenso, pero motivador. Cada día quieren aprender nuevas cosas y evolucionar en la industria musical para llevar un mensaje más contundente al mundo. Por eso, cada vez que estrenan un tema no lo hacen con el objetivo de ocupar los primeros lugares en las listas, pues ellos están felices con que su mensaje haya llegado a influir en la vida de alguien. “Lo que queremos hacer es transcender en la historia como grupo”, dicen.

La banda Piso 21 tiene casi catorce años de historia. Hace tiempo dejaron de ser esos niños que cantaban en una azotea en Medellín: cada uno maduró, se convirtió en una mejor persona y vio cómo su sueño se hacía realidad. Han cambiado, pero todos conservan su esencia y las ganas de seguir adelante.

“De todo este tiempo permanecen los sueños, las ganas de seguir conquistando el mundo con la música, el afán por redescubrirnos, por seguir inventando y descubriendo nuestra esencia. Ha cambiado nuestra perspectiva acerca de muchas cosas en la vida que a lo mejor eran muy inocentes; hemos madurado, ahora tenemos mayores responsabilidades”, comentó Pablo.

La agrupación colombiana no para en esta pandemia y eso se ve reflejado en los planes pendientes que tienen por hacer, entre los que destacan el lanzamiento de su nuevo álbum y sus nuevas colaboraciones con artistas del mercado anglo.

“Si esto es un edificio de 21 pisos, siento que estamos en el primero de lo que hemos conseguido y esperamos conseguir. Espero que la vida nos siga dando la fortuna de seguir viviendo y conquistando la música”, finalizó de manera contundente Pablo, quien aseguró que la banda no está buscando una fórmula ganadora, sino hacer buena música.

Comparte en redes: