28 Jul 2021 - 4:23 p. m.

Puerto Escondido, Córdoba, celebró su 34 Festival Nacional de Bullerengue

Concursaron 14 grupos de Antioquia, Bolívar, Córdoba, Atlántico y Santander. Aunque fue virtual, llegaron muchos turistas. Por primera vez se transmitió por el canal regional TeleCaribe.

Valeskha De La Hoz*

Cuando se acerca el mes de junio las calles de Puerto Escondido huelen a festival. El municipio, ubicado al norte de Córdoba sobre la costa del mar Caribe. que cuenta con una población de 30 mil personas, es la sede de uno de los tres festivales nacionales de bullerengue que se realizan en Colombia. Los otros se hacen en Necoclí, Antioquia, y María La Baja, Bolívar.

Durante cinco meses, los porteños se preparan para recibir por un fin de semana a sus hermanos de folclor, turistas y adeptos al bullerengue. Desempolvan las faldas, suenan los tambores, florecen los icacos y en las cuadras se escucha y baila el ritmo tradicional.

Aunque este año no llegó al municipio la cantidad habitual de turistas, a causa de las restricciones para eventos por el Covid-19, residentes afirman que inesperadamente hubo buena asistencia a eventos del festival (programados para ser virtuales) en zonas abiertas.

En el 2020, el Festival Nacional de Bullerengue de Puerto Escondido tuvo que desarrollarse por primera vez de forma virtual, experiencia que dejó aprendizajes para realizar una versión, también virtual, mucho más completa este año. Del 23 al 27 de junio, se hizo el trigésimo cuarto Festival de Bullerengue ‘Homenaje a la Vida’. Un homenaje a las personas que han fallecido durante el último año, pero también un llamado al cuidado de la vida y la salud.

En el primer día del Festival se realizó una fogata bullerenguera en las playas del barrio Simón Bolívar, un encuentro musical que contó con aforo limitado y fue transmitido en vivo a través del Facebook de Asocultura (Asociación de gestores culturales de Puerto Escondido).

Ese mismo día llegaron al municipio los jurados del concurso de bullerengue: Edwin José Flórez Galvis, etnoeducador y folclorista; José Alberto Marcado, director musical de la agrupación ‘Casabe de oro’ de Ciénaga de Oro; Erik Osorio Franchesqui, gestor cultural; David Caraballo, codirector de los Cumbiamberos de María La Baja, y Benjamín Díaz, exalcalde de Necoclí, gestor cultural.

Los cinco jurados recibieron y visualizaron por primera vez los vídeos de los 14 grupos participantes. A diferencia del año pasado, fue una invitación proyectada nacionalmente. “Este año se hizo una invitación abierta a todos los grupos de bullerengue. El año pasado solo la abrimos para grupos de bullerengue de Puerto Escondido, así que este año el propósito era invitar grupos de todo el país”, asegura Ángel Pastor Ramírez, líder de la organización.

Durante el segundo día se realizó el ‘Foro Bullerenguero’, donde se conversó sobre los aportes culturales que han hecho los municipios que han participado en el Festival de Puerto Escondido desde 1988 hasta la actualidad. Participaron representantes de las agrupaciones de bullerengue de Necoclí y María La Baja.

Una de las iniciativas que surgió en el Festival de 2020 fue premiar las fachadas de las casas que estuvieran en modo festival, con decoraciones y adornos alusivos a la época. Este año se mantuvo el concurso y se premió al primer, segundo y tercer puesto. Además, nació el ‘Gran concurso de bullerengue’ abierto a toda Colombia. A través de las redes de Asocultura se rifaron cien mil pesos durante una transmisión en vivo entre quienes comentaran y compartieran una publicación del Festival en sus redes personales. Entre Facebook e Instagram la publicación recaudó más de doscientos comentarios. Entre esos se escogió al ganador del dinero.

El tercer y cuarto día se transmitieron las muestras folclóricas de los grupos de bullerengue participantes a través de Facebook. Allí, la comunidad bullerenguera, nacional e internacional, pudo visualizar la destreza de los grupos en la interpretación de tres tipos de bullerengue: sentao, de chalupa y de fandango. Además, quienes se conectaron podían interactuar dejando sus impresiones a través de comentarios.

Durante estos dos días, el jurado deliberó de manera presencial en la Biblioteca Municipal de Puerto Escondido. Además del vestuario (15%), puesta en escena (25%), interpretación (25%) y voces (20%), esta vez tuvieron en cuenta la calidad de los vdeos (10%) de los grupos.

El 27 de junio fue la premiación del concurso de bullerengue y el concurso de las fachadas. Dos horas duró la transmisión de este último día que se realizó, por primera vez, a través del canal regional y del Facebook de Telecaribe en la programación especial de ‘El Caribe celebra’. Al día de hoy la transmisión cuenta con treinta mil reproducciones.

El influenciador en redes caribeño Juan García Ortega, mejor conocido como ‘pequeño Juan recomienda’, fue el presentador oficial del evento virtual. Grupos concursantes como Bullerengue, Coro y Palma de Apartadó, Candela bullerenguera de Barranquilla y Juventud Alegre, de San Juan de Urabá, recibieron comentarios de elogio y apoyo en la transmisión.

Ocho millones de pesos de los 34 que fueron aprobados por la Alcaldía, fueron destinados a premios. Los ganadores quedaron así: Renacer Ancestral de San Juan de Urabá, primer puesto Grupo Bullerenguero; el segundo puesto fue para Guacamayo Prieto de Puerto Escondido, Córdoba, y el tercer lugar para Al Son del Tambó de Cartagena, Bolívar.

PuntaCandela - (Live) - Bullerengue Fandango - Flor de Colombia - Diana Ramirez

Haroun Valencia, creador (2012) y director del grupo juvenil Renacer Ancestral, contó que los integrantes del grupo, que tienen entre 14 y 20 años, recibieron la noticia a través de la transmisión en vivo, desde sus casas en El Uvero, un corregimiento de San Juan de Urabá, donde viven y practican el bullerengue, con apoyo de la Casa de Cultura municipal.

A diferencia de los antioqueños, Diana Ramírez, ganadora del título de ‘Mejor cantadora’, no pudo resistirse las ganas de volver a visitar su natal Puerto Escondido en época de festival. Durante el fin de semana del evento, Diana viajó desde Bucaramanga junto a parte de su grupo ‘Punta Candela’.

Aunque ya habían enviado sus vídeos para participar querían vivir la experiencia festivalera. “Llegamos y pensamos que no habría nada, para nuestra sorpresa había muchos turistas. Fue difícil encontrar camas en el hotel donde nos hospedamos. En las calles la energía era igual a la de siempre, pero había menos gente”.

Diana asegura que con Punta Candela, conformado por mujeres y hombres santandereanos, se han enfocado en rescatar y mantener el bullerengue propio de Puerto Escondido, ese bullerengue " tranquilo, que era casi como un ritual entre la mujer, el tambolero y el cantador, un bullerengue sin tanta pantomima, solo palmas, totuma, tambor y voces”.

Otros ganadores de las categorías individuales fueron Juan José Pérez, del Grupo Al Son del Tambó de Cartagena, Mejor Tambolero; Mariana Franco, del Grupo Guacamayo Prieto de Puerto Escondido, Mejor Bailadora; Carlos Luis Zúñiga, del Grupo Renacer Ancestral de San Juan de Urabá, Mejor bailador. La mejor canción inédita fue ‘Entre lágrimas y Canto’ del Grupo Yimala de Sonsón, Antioquia.

Ramona Mármol, porteña del Barrio Simón Bolívar, fue la ganadora del concurso ‘Mi casa en modo bullerengue. A través de las fachadas de las casas, los bullerengueros pueden expresar artísticamente su amor por el ritmo tradicional.

Ramona, vive y respira bullerengue. Decorar su casa es la ocasión, para con sus amigas y primas, escuchar y bailar bullerengue. En la versión anterior ganó el segundo puesto, y este año se llevó el primer lugar con una fachada que decoró en tres días, entre pintura y ubicación de la utilería como totumas, pilón, hachas, y tinajas. El segundo puesto fue para Estella Marsiglia y el tercero para Lilia Gálvis, ambas del barrio Cristo Rey. Las ganadoras obtuvieron 600, 400 y 200 mil pesos, respectivamente.

Pastor Ramírez, quien ya había dirigido la versión del festival en 2008, asegura que la virtualidad trajo consigo la ventaja de poder llegar a tener espectadores internacionales a través de las transmisiones virtuales. Para llevar a cabo esta versión contó con el apoyo de la alcaldesa, Heidy Torres, y con la ayuda de gestores culturales como Xiomara Marrugo, Carlos Vega, Luisa Flóres y Rosa Galván.

La vida cultural en Puerto Escondido gira alrededor de este festival. Los porteños o puerto escondiences, como coloquialmente suelen llamarse, ansían volver a tenerlo presencial, lleno de cantos y palmas que aviven la llama del bullerengue tradicional y recibir en su tierra a propios y foráneos. Y volver a ser felices, pues como afirma Diana Ramírez, recordando a Petrona Martínez en aquel bullerengue chalupiao: “A nosotros las penas se nos quitan cantando bullerengue”

*De la Fundación Color de Colombia.

Comparte: