Publicidad
29 Dec 2020 - 7:01 p. m.

RBD, un canto al pasado

El 4 de octubre de 2020, día mundial de RBD, salieron a la venta los boletos para el gran encuentro virtual de la banda, en solo dos días la agrupación vendió más de 100 mil tiquetes. Una propuesta innovadora para los conciertos en línea, el lanzamiento de su nuevo sencillo y la reinterpretación de sus clásicos.

Salua Murad

Una hora y veinte minutos pasaron hasta que se encendieron las luces y se descubrió el escenario que le dio vida a las animaciones de cada canción de RBD.
Una hora y veinte minutos pasaron hasta que se encendieron las luces y se descubrió el escenario que le dio vida a las animaciones de cada canción de RBD.
Foto: Archivo particular

Quince días aislados, ensayos virtuales, coreografías por Zoom, una Navidad solo con su núcleo más cercano y un concierto virtual, RBD volvió de la única manera que lo podía hacer este año y le dejó en los fans la nostalgia de lo vivido y la alegría del reencuentro, en un año que se ha destacado por sus particularidades y anomalía.

Quien sea fan de RBD debe admitir que desde aquel ‘Tour del Adiós’ había deseado el reencuentro de los seis integrantes de la banda. Los Rebeldes marcaron a toda una generación, sobre todo, la de los llamados ‘millenials’, esos que con su novela y música acompañaron su infancia o adolescencia y que ahora cantan sus canciones en cualquier karaoke o reunión entre amigos.

Siete charlas en vivo fueron la antesala del evento virtual más exitoso del año. Desde el 11 de noviembre Christopher Von Uckerman, Maite Perroni, Cristian Chávez, Anahí y Guillermo Rosas, su productor, mantuvieron conversaciones en vivo, vía Twitch, en la que les adelantaron a todos los seguidores algunos detalles del evento.

El 26 de diciembre muchas de las promesas se cumplieron. Los cuatro artistas otra vez pisaron el escenario y volvieron a dejar un mensaje de amor e igualdad en el público y fans.

El concierto tuvo colaboración de más de 90 personas de todo el mundo, desde Canadá, o Estados Unidos hasta Alemania o Noruega. Dos fueron los escenarios destinados para que los artistas cantaran y le brindaran un espectáculo de los “séptimos Rebeldes”, apodo con el que se conoce a los seguidores del grupo. La tecnología fue protagonista en el concierto, porque nunca se había usado antes en Latinoamérica: Realidad extendida y Realidad Mixta, la cual permitió reunir elementos del entorno real con objetos y escenarios digitales.

Durante el encuentro se les vio trasladándose de un escenario a otro. En el primero estaba la banda con 18 músicos y en el segundo hacían sus interpretaciones en solitario. Todos los escenarios fueron planeados y tuvieron su correspondiente planeación artística. Por ejemplo, para interpretar el tema Un poco de tu amor, los productores se inspiraron en los años 80, en la onda retro que sugiere la canción, y les dieron fuerza a los colores neón para invocarlo.

RBD concierto 2020

El primero en pisar el escenario número dos, destinado para los sketches de los artistas, fue Christopher Von Uckerman, quien cantó una de las que ha sido sus canciones favoritas en la historia del grupo: Inalcanzable. Siguió Cristian Chávez, quien interpretó Tu amor, un himno para él y sus fans, pues la letra habla del amor en su expresión más pura y genuina, sin barreras o muros. El artista vistió ropa de la tendencia “no gender” durante todo el concierto, dando un mensaje para la generación que creció con el grupo de inclusión y diversidad, como siempre RBD lo ha sabido hacer.

El telón cayó y le dio luz a Maite Perroni, quien insistió en la oportunidad que nos da este fatídico año para empezar desde cero, como alusión a su éxito musical, y agradeció a los fans conectados desde más de 90 países. Y cuando todos los fans creían que seguía Anahí para interpretar Sálvame, se unieron los tres para bailar una vez más este sencillo.

El encuentro se definió por los artistas y fans como “un regalo al alma”. Más de 18 músicos de base y 32 integrantes de la orquesta filarmónica hicieron posible los nuevos arreglos con los que sorprendió la banda, sonidos de salsa, bachata, electrónica y rock se incluyeron en el conocido sonido pop de RBD y le otorgaron un aire de renovación a su música.

También emocionó la presencia de dos de sus músicos de la banda original, Charly y Catire, guitarrista y baterista, quienes siempre los acompañaron en sus giras. Rey, por su parte, tendría la oportunidad de tocar uno de sus solos más afamados en conciertos en la interpretación del grupo de Un poco de tu amor, canción recordado por muchos por la importancia que tuvo en la novela y en las historias de amor narradas allí.

Luego llegaría la parte más emotiva del concierto, en donde los cuatro le rindieron un homenaje a sus colegas y amigos que no tuvieron la oportunidad de estar allí, ya fuera por elección propia o por circunstancias que hacían imposible estarlo. Con un video de fondo de Dulce María y Alfonso Herrera, Anahí, Maite, Cristián y Christopher se sentaron en el escenario, como lo solía hacer Dulce con su guitarra, para interpretar No pares, himno de los seguidores de Dulce y canción que evoca la esperanza, la fuerza y la persistencia. Ella siempre dedica esta canción a quienes llama sus “guerreros y guerreras”, fue- sin duda- el momento más estremecedor y sentido del evento.

Pasado el homenaje, llegó entonces lo esperado por los fans, RBD interpretó su nuevo sencillo, en el que hicieron parte miles de fans con sus videos compartidos en Tik Tok, cantando las letras y haciendo la coreografía propia de la canción. Siguieron los clásicos más esperados, Nuestro amor, insignia de la segunda temporada de la novela, Sálvame, de la vez de Anahí y la canción que en todos los conciertos se destacaba por tener la mejor producción escenográfica y musical, y Rebelde, el himno que catapultó al grupo a su gran éxito. (Le recomendamos: “Ser o Parecer” de RBD: así fue el reencuentro).

Una hora y veinte minutos pasaron hasta que se encendieron las luces y se descubrió el escenario que le dio vida a las animaciones de cada una de las canciones. Verde, con cruces que indicaban los pasos que debían seguir los artistas y la ubicación de cada uno, quedaron al descubierto para darle la despedida a los fans y dejar la puerta abierta a un nuevo capítulo del grupo que marcó a las generaciones de más de 90 países en el mundo.

Volvieron con música nueva

A pesar de la desazón que generó en los fans la falta de Dulce María y Alfonso Herrera, Cristián Chávez confesó que el grupo se había equivocado, hace unos años, al declarar que RBD eran los seis, porque con el tiempo descubrieron que no se trataba de ellos, sino de su música. “RBD es la música, no somos los seis. Nosotros lo pensábamos eso hace unos años y estábamos equivocados”, declaró en una conversación en vivo con los integrantes del grupo, días antes del concierto.

Los artistas hicieron tangible su sentimiento y en su nuevo sencillo “Siempre he estado aquí” dejaron claro que era un homenaje a los fans o a ese que ellos siempre llamaron “séptimo Rebelde”. El 11 de noviembre inició la gran expectativa del concierto con el lanzamiento de su canción a la que llamaron, en principio, misión S.H.E.A haciendo alusión a las iniciales del sencillo.

RBD - Siempre He Estado Aquí (Audio)

Al hablar de su nueva canción ninguno pudo contener la emoción y confesaron que se les salieron las lágrimas al escucharla. Guillermo Rosas, productor del concierto, contó que más de 50 canciones pasaron por sus oídos hasta encontrar la indicada y una vez le enviaron los versos de Siempre he estado aquí respondió: “por fin hoy voy a dormir tranquilo”, y se las envío a los artistas.

Chávez expresó que la primera vez que le mostraron la canción se le derramaron las lágrimas, Uckerman confesó la canción fue directo a la vena de la nostalgia- como la llamó él- y compartió “lo que más me gusta de la canción es que tiene mucha alma”. Por su parte, Perroni dijo “se me puso la piel chinita y se me cortó la voz”. Hoy el video oficial tiene más de tres millones de vistas en tres semanas desde su lanzamiento.

RBD decidió, como siempre lo dijeron, volver a conectar corazones y almas con su música, y tal como lo dijo Anahí el concierto, “su nuevo sencillo volvió a hacer sentir lo que se sentía hace 12 años” y logró darle a los fans el momento que todo seguidor imagina: un reencuentro de sus ídolos, éste- aunque reencuentro- dejo con las ganas de verlos en vivo, como aquella vez que en medio de una lluvia torrencial se pararon el la tarima del estadio El Campin y cantaron a todo pulmón sin importar que sus atuendos estaban emparamados y que sus voces estaban siendo afectadas por el clima. (Le puede interesar: RBD presenta el video de “Siempre he estado aquí”)

Los Rebeldes no cerraron la puerta a ese gran concierto que soñaban hacer en vivo, mano a mano, cara a cara con sus fans, por ahora, dejaron esta canción que acompaña a todos y todas esas seguidoras que nunca dejaron de ser los “séptimos rebeldes”.

Síguenos en Google Noticias