3 Nov 2020 - 2:00 a. m.

Silvestre Dangond, de vuelta al vallenato romántico

El artista cuenta cómo regresó con la canción “Las locuras mías” al estilo más sentimental del género, que fue tan exitoso entre los 80 y 90. Además, adelanta que sacará un nuevo álbum, en el que les rinde homenaje a sus orígenes.

¿Cuál es la historia detrás del sencillo “Las locuras mías”?

Este sencillo será parte de mi álbum de estudio número 14, el cual teníamos previsto que saliera para mi cumpleaños, el 12 de mayo de este año, pero el COVID-19 cambió las reglas del juego y todos pensábamos que esto iba a durar tres o cuatro meses… Se fueron dilatando las cosas hasta que nos acostumbramos a la pandemia. La verdad, no le vi sentido sacar el álbum en ese momento, no estábamos de ánimo, pero creo que este es el preciso para hacerlo.

Silvestre Dangond - Las Locuras Mías (Official Video)

¿Cómo fue el proceso creativo?

La canción la compuso Ómar Geles, y como se filtró hace ya varios meses, el reto que tenía era muy grande, porque la gente se acostumbra a una versión de una canción, así que tenía que ponerle ese toque mágico. Ha sido muy bien recibida, en 18 años de carrera pienso que no había sentido tanto apoyo hacia una cacomo esta, de mil comentarios que leo, mil son positivos, no sé si será por la letra, el sonido… pero Las locuras mías tiene muchas cosas que la hacen diferente.

Silvestre Dangond emprende una nueva locura vallenata - El Espectador

La gente estaba esperando nueva música suya. ¿Usted también quería volver a cantar?

Totalmente, estos cuatro años han sido de mucha exploración musical y combinaciones, donde sacaba canciones combinadas con otros ritmos, con esa parte electrónica y urbana, que es la que es tendencia hoy en día, y me he dejado llevar mucho por mi sentir, si no lo hice anteriormente fue porque no sentí la necesidad. Esta canción llegó en el momento preciso, lo deseé, lo planifiqué y le dediqué el tiempo que era.

¿Esta canción es un buen termómetro para lo que vamos a encontrar en el álbum?

Sí, es un buen termómetro, porque esta me demostró que ese era el camino indicado, era lo que la gente estaba esperando, y lo que yo quería.

En el video de “Las locuras mías” se le ve actuando muy bien, ¿de dónde salió tanto histrionismo?

Creo que todo el mundo actúa, y tiene dentro esa magia a la hora de divertirse. El director del video fue mi hijo menor, él era el que me hacía las caras y me decía cómo era que tenía que hablar… El video lo hice aquí en casa por todo el tema del confinamiento, así que lo hicimos en familia.

¿Es intencional ese sonido tan clásico del vallenato en su propuesta?

Sí, de hecho, compramos un software de hace 15 años para volver a escuchar los sonidos que estaban de moda en ese momento. Hicimos un trabajo de explorar 15, 20 años atrás, y fue muy curioso porque le gastamos el tiempo que era, es más, mezclar vintage tiene su cuento, porque en medio de todos los sonidos la gente busca grandeza y no claridad, hice todo lo contrario y quería que cada sonido se escuchara lo más nítido posible.

En todos estos años de exploración, que a mucha gente le ha gustado y otra gente ha criticado, ¿extrañaba esa parte tan esencial del vallenato?

El público me crucifica mucho, y por una sola canción me señalan el resto. He venido trabajando tan de la mano con el vallenato, que el último que hice, que se llamó Entre grandes, fue algo espectacular, porque le dediqué un año entero a ese tour de ciudad en ciudad reviviendo esas figuras del acordeón y ese catálogo del vallenato. A veces hay un público un poco duro, que a mí la verdad ya no me afecta, porque todo lo hago muy convencido de lo que quiero.

¿De qué manera ha adquirido ese caparazón para aceptar las críticas que le hacen a su música?

Lo más triste de eso es que le endurecen a uno tanto el corazón, que llega un momento en el que hasta las cosas buenas se les pierde sensibilidad. Es un tema complicado, y muchas personas en el medio saben a lo que me refiero y que pasan por momentos difíciles, donde uno mismo es el que da la papaya para que lo critiquen, pero con tantos golpes se endurece uno tanto, que uno va perdiendo esa sensibilidad.

Lleva ya casi dos décadas en la industria. ¿Qué tanto ha cambiado este ámbito de la música en estos 18 años de carrera?

Vivo mi mundo y trato de que mis seguidores y yo seamos uno solo. A veces me aíslo de todo y me concentro mucho en lo mío, y cuando me preguntan qué tanto ha cambiado, puedo responder que pienso que hemos cambiado físicamente, los sonidos también, pero uno al final se acomoda a lo nuevo, y creo que la respuesta es la misma: la misma pasión, los mismos seguidores y el mismo amor. Este álbum le va a refrescar la memoria a mucha gente.

¿Por qué quiso incursionar en la producción?

Siempre he sido productor detrás de bambalinas. Todos los productores que trabajan conmigo me dicen que les gusta mucho que trabaje de la mano con ellos, porque siempre la tengo clara y sé qué es lo que quiero, en lo que sí soy malo es en la dirección, porque no le tengo paciencia. Siempre les doy el crédito a los demás porque no me gusta darme golpes de pecho, pero me he involucrado tanto en la producción que ya con mi equipo nos conocemos y sabemos para dónde vamos.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete