Totó La Momposina: "Si se olvidan las raíces, se deja de tener valores"

"Estoy en el mundo para hacer música y eso es lo que me da fuerzas para seguir", enfatiza la maestra de la cumbia colombiana en una entrevista concedida a Efe.

La Momposina: "Estoy en el mundo para hacer música y eso me da fuerzas".El Espectador

La artista fue conmemorada con el Premio La Mar de Músicas 2018, un festival cultural que organiza todos los años el Ayuntamiento de la localidad española de Cartagena (este), donde mañana actuará para entregar su energía y sus valores. (Le puede interesar: Totó la Momposina, Premio La Mar de Músicas 2018)

Totó La Momposina, que sucede al cubano Pablo Milanés en los premios de La Mar de Músicas, remarca que cada persona tiene una "vida", porque todos los seres humanos han sido "enviados aquí para hacer su tarea".

"Hemos venido al mundo a aprender para poder entender qué significa la humanidad", asegura.

Pocas horas antes de subirse al escenario del Auditorio El Batel de Cartagena acompañada de la guineana Djanka Diabate y la tibetana Yungchen Lhamo, La Momposina explica que el público alaba su renombrada voz porque "recuerda a otros tiempos".

Evoca, continúa, una cultura antigua y ancestral que pervive en ella porque siempre se ha esforzado por mantener sus raíces y proyectarlas al futuro. (Le puede interesar: Totó La Momposina y Hugo Candelario González lanzan “La Paloma”)

"Si se olvidan las raíces, se deja de tener valores", argumenta antes de reconocer que el repertorio que ella potencia, como los bullerengues y los mapalés, "no siempre ha tenido una buena aceptación".

Y ello porque en algunos lugares están arraigados y persisten con buena salud pero en otros se están olvidando.

"Soy optimista porque me sigo sorprendiendo de la buena acogida que tenemos en ciudades grandes", apunta La Momposina. Y agradecerá el "honor" de este premio dando toda su energía en la que será su tercera aparición en La Mar de Músicas.

Según la colombiana, este galardón es el reconocimiento a muchos años de trabajo y esfuerzo por mantener la cultura de la música en su país.

Aunque aclara que el pentagrama es igual en todo el mundo, su herencia será el legado discográfico que dejará.

"Mis herederos musicales verán cómo lo gestionan porque tienen una ardua misión", agregó. (Le puede interesar: "El reguetón embrutece a la humanidad": Totó la Momposina)

En este sentido, La Momposina recuerda la gran influencia de sus antepasados, siendo la cuarta generación procedente del municipio de Talaigua en dedicarse a la música.

Destaca a su abuelo, quien le advirtió de que el día que no sienta nervios cuando salga a cantar, será mejor que se baje del escenario. "Me tomé sus enseñanzas al pie de la letra y aquí sigo, de gira por Europa y con los nervios del primer día", bromea.

Sobre la situación de su nación, afirma que hubo un tiempo en el que existió la posibilidad de que Colombia fuera un país ordenado, con disciplina y rectitud, pero lamenta que no se haya materializado todavía porque, según ella, todo pasa por el filtro de la política y sólo con la política no se construye ni se ordena un país.

"Queda mucho todavía por hacer y la masa social tiene que despertar y luchar para construir un país mejor para todos", concluye la maestra de la cumbia. (Le puede interesar: Totó la Momposina cantará en honor a García Márquez)

 

últimas noticias

Celebramos el Bloomsday con la Paul Brock Band

Nirvana: en el principio estaba “Bleach”

Así es la "Química" de Irie Kingz