Ganador del premio a mejor hipnotista de Latinoamérica

Aryel Altamar desmitifica los poderes mentales

El hipnotista argentino estará en el show “Los Ilusionistas” hasta el 11 de agosto, en el Movistar Arena en Bogotá, el cual incluye actividades como levitación, desaparición y escapismo.

Aryel Altamar comenzó su carrera en la escuela Rey Ben, haciendo magia. Luego se pasó al mentalismo y después se enamoró de la hipnosis. / Cortesía
Aryel Altamar comenzó su carrera en la escuela Rey Ben, haciendo magia. Luego se pasó al mentalismo y después se enamoró de la hipnosis. / Cortesía

¿Cuál es la diferencia entre la magia y el hipnotismo?

Soy hipnotista, no mentalista. En un tiempo fui mago y la diferencia es que la magia está compuesta por trucos, crea ilusiones, engaña a la gente, pero para entretenerla. En cambio, la hipnosis es real y está comprobada científicamente. Lo que tienen en común es que sirve para divertir al público.

¿Fue fácil pasar de la magia al hipnotismo?

Fue bastante complejo, porque pasamos de hacer un truco de magia a la hipnosis, que no funciona en todas las personas, y eso me hizo entender que hay técnicas que funcionan con algunas personas y con otras no, entonces empecé a buscar los diferentes métodos de hipnotismo. La habilidad del hipnotista está en identificar la técnica que le sirve a cada persona.

¿Cómo llegó a ser hipnotista?

Es cuestión de estudiar las técnicas. En mis shows hablo mucho de desmitificar los poderes mentales y hay que entender que esto es algo científico, que son técnicas y que la persona solo se puede hipnotizar si lo desea. La hipnosis es un estado de concentración profunda.

¿Qué es estar en estado de hipnosis?

Estar hipnotizado significa que estamos en un estado de concentración fuerte. La persona sigue estando en el lugar, además escucha lo que el hipnotizador le dice, es decir, esa persona da un permiso a su cerebro para seguir mi voz. Igualmente, se usa con diferentes objetivos, como jugar, divertir, cambiar un hábito, superar una fobia, entre otros.

¿Cómo estructura cada show?

Hay mucha improvisación. La temporada más larga que he tenido fue en Argentina, donde duramos cinco años con el show. Una señora asistió en 20 oportunidades al teatro y dijo que la sorprendían las reacciones de la gente. Eso genera que el espectáculo siempre sea distinto; además, me obliga a improvisar mucho. La propuesta de mi show es que vengan a divertirse y pasarla bien.

¿Cómo se maneja el tema de derechos de autor en este tipo de espectáculo?

Este tipo de espectáculos son difíciles de registrar en el tema de derechos de autor, ya que los hipnotistas tocamos puntos en común, entonces la clave está en ser diferentes, por eso mi show es más de un rockstar. El personaje es así, porque la idea es divertir a la gente.

¿Existen diferentes escuelas en la hipnosis?

Sí. Están la vieja escuela y la nueva. Los de la vieja escuela son los que hablan de la hipnosis como un poder sobrenatural. La nueva escuela va por el lado de que la hipnosis no son poderes mentales, sino técnicas que están científicamente comprobadas. Además, la nueva escuela se enfoca en convencer a la gente de que es divertido.

¿Se trata de un arte reciente?

La hipnosis no es algo nuevo, viene desde hace muchos años, pero lo que pasa es que lo hemos llamado de diferentes formas y lo que hoy llaman programación neurolingüística tiene métodos de hipnosis. Igualmente, la hipnosis consiste en sugestión pura y sucede que no entendemos que la mente es muy poderosa.

¿Hay algún factor que diferencie a los magos, hipnotizadores y mentalistas latinos de los de otros continentes?

Lo que nos diferencia es el carisma. Además, somos más pasionales, a diferencia de los magos, hipnotizadores y mentalistas de otros países.

¿Por qué decidió vivir en España por un tiempo?

Estuve viviendo en España porque obtuve el premio de mejor hipnotista de Latinoamérica en cuatro ocasiones y ahora quiero conquistar otros países. Además, mi meta es ser el mejor hipnotista del mundo.

¿Qué proyectos tiene?

Voy para España y seguiremos de gira con Los Ilusionistas. Esos son mis proyectos.

874913

2019-08-07T21:00:00-05:00

article

2019-08-07T21:00:01-05:00

[email protected]

none

El Espectador

Un chat con...

Aryel Altamar desmitifica los poderes mentales

46

4074

4120