Consuelo Castillo Ulloa, coordinadora general

Doc:Co, la respuesta ante la falta de salas para el cine colombiano

Veinte realizadores crearon una distribuidora que por ahora funciona como un laboratorio para saber cómo llegarle al público de acuerdo con la intención del filme.

Para Consuelo Castillo la televisión pública es importante para la difusión de las obras. / Cortesía

¿Cómo surgió la idea de crear Doc:Co?

La idea era reunirnos dos veces al mes para entender qué estaba pasando con la producción de documentales en el país, compartir experiencias y apoyarnos. Pero siempre surgían las preguntas: ¿cómo poder lograr que nuestras películas sean vistas por una mayor cantidad de personas? ¿Estamos haciendo películas solo para nosotros? Decidimos unir nuestras experiencias como directores, productores y gestores; dejar de quejarnos y apoyar las políticas públicas cinematográficas en distribución.

¿Cómo ven el tema de la cantidad de espectadores que exigen para poder darle continuidad en sala a un filme?

Esa es la realidad de nuestras películas, y es con lo que compiten día a día: espacios en las salas y mayor tiempo de permanencia. La verdad es que por ahora no tenemos respuestas, pero trabajamos para encontrar el nicho y lugar de cada película.

¿Quiénes forman parte del proyecto?

Doc:Co está conformado por más de 20 directores y productores colombianos, pero ya en la ejecución del proyecto específico estamos un grupo representativo de nueve personas, entre los que podemos mencionar a Clare Weiskopf y Nicolás van Hemelryck, directores y productores de Amazonas; Marcela Lizcano, directora y productora de Aislados, y quien ahora está buscando un nuevo camino en los nuevos medios, específicamente en el VR; Laura Páez, directora de industria del Festival de Cine de Cartagena; Lina Sampedro, quien fue productora de BogoShorts y del proyecto liderado por el Ministerio de Cultura “El taller de la memoria”; Jorge Botero, productor de La playa D.C. y X500; Diana Ramos, Josephine Landertinger y yo.

¿Qué trabajo adelantan los directores y productores que están involucrados en la agencia?

El equipo apoya en la construcción de las estrategias de distribución y campañas de las películas. Cada experiencia la compartimos con las instituciones que construyen día a día los lineamientos de política cinematográfica en el país, así que esperamos a que estos insumos sean parte de los cambios que se generan cada año, por lo menos en las convocatorias del FDC en cuanto a promoción y distribución de nuestras películas.

Como cineastas, ¿hasta qué punto están dispuestos a llegar para exhibir las películas más allá de las salas de cine?

Creo que en eso no existe ninguna discusión, todos somos conscientes que los hábitos de consumo han cambiado. Aunque para nosotros la sala de cine tiene que ser parte de nuestras ventanas, sabemos, por ejemplo, que la televisión pública es de vital importancia para la circulación de nuestras obras, así como los eventos en vivo, que nos dan la oportunidad de llegar a otros públicos. Esa es nuestra tarea, seguir buscando rutas para las películas.

¿Cuántas tienen en el catálogo?

En 2018 trabajamos con 15, pero el proyecto 2019 tiene 15 películas más; aunque más allá de esa acción específica ahora nos encontramos conformando lo que será nuestro portafolio para el trabajo del próximo año con nuestras otras líneas de exploración.

¿Qué alianzas forjaron en 2018?

Con Retina Latina (plataforma online), que tiene como objetivo apoyar la distribución de nuestros contenidos, que es gratuita. También trajimos “Efecto pedal” (plataforma de cine itinerante de Uruguay) para los eventos en vivo, pues significa un esfuerzo conjunto entre el público y la película, si el público no pedalea no existe la proyección, así que esto es una metáfora de lo que creemos que debe pasar con nuestro cine.

¿Se han aliado con realizadores iberoamericanos?

Sí, porque uno de nuestros objetivos es que las películas latinoamericanas puedan ser vistas por los colombianos. Este año estrenamos el filme chileno El pacto de Adriana, e hizo un recorrido muy interesante gracias a las salas independientes del país que nos apoyaron, y Cocote, de República Dominicana. Es increíble lo poco que todos sabemos del cine que se produce en nuestra región.

¿Doc:co tiene el apoyo de alguna entidad del Gobierno?

El año 2018 fuimos ganadores del estímulo de distribución alternativa del Fondo para el Desarrollo Cinematográfico de Colombia y para 2019 seguiremos adelante con nuestra segunda fase del proyecto. Las otras líneas de acción en este momento se están autofinanciando por la distribuidora.

¿Qué piensan de los Premios Platino y Fénix que buscan darle visibilidad al cine iberoamericano?

Los premios siempre son muy especiales, porque son al final un reconocimiento al trabajo de todos los equipos detrás de las películas, y mucho más nos entusiasman premios que celebren el cine de nuestra región. Siempre de acuerdo con las iniciativas que fomenten las relaciones entre nuestros países.

832789

2019-01-07T21:00:00-05:00

article

2019-01-07T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Lilian Contreras Fajardo

Un chat con...

Doc:Co, la respuesta ante la falta de salas para el cine colombiano

67

5192

5259