'La corrupción se mide con termómetro'

El secretario de Transparencia asegura que la nueva Ley Anticorrupción implica un cambio de chip en los ciudadanos y en los servidores públicos. Además, comenta que a su despacho llegan 10 mil denuncias anuales.

El sello de Rafael Merchán en la Secretaría de Transparencia será la valentía. / Gustavo Torrijos - El Espectador

¿Cuánto lleva en la Secretaría de Transparencia?
Como Secretario desde marzo de este año.

¿En qué condiciones encontró a la Secretaría de Transparencia?
Era una entidad nueva. Mi antecesor, Carlos Fernando Galán, había dejado una entidad sólida con unos proyectos muy claros, particularmente, la formulación de una política anticorrupción que debe culminar la próxima semana con la aprobación de un documento CONPES. Entonces, era una entidad con enormes desafíos que ya lleva una hoja de ruta supremamente clara.

¿Cuál es el trabajo principal que quiere desarrollar en esta gestión?
Tenemos varios desafíos. Uno, la implementación del CONPES anticorrupción y de la ley de transparencia. Dos, trabajar algunos temas que han estado ausentes de la agenda del país, a través de diversas campañas. Tres, la creación de una entidad que le colabore a los organismos de control para que sea más efectiva la lucha contra la corrupción.

¿Qué campañas tiene en mente?
En enero vamos a lanzar la Campaña Nacional Contra los Elefantes Blancos e iniciativas de cultura de la legalidad con Caracol, El Espectador, Blu Radio, Cine Colombia y el Ministerio de Cultura.

¿Cómo hablar de transparencia en un país corrupto?
Lo primero, es reconocer que sí hay corrupción. Los indicadores, las encuestas y los índices de Transparencia Internacional y del Foro Económico Mundial nos muestran que es un problema grave. Lo segundo, entender que la lucha contra la corrupción es una bicicleta de dos ruedas. Una rueda es toda la estrategia preventiva, donde entran los temas de cultura de la legalidad, control de las instituciones, control interno, capacitación a servidores públicos y control social. Y la segunda rueda es la que tiene que ver con la impunidad. Si ambas ruedas no están coordinadas pasa lo que le pasaría al ciclista: sencillamente se cae.

¿Cuál es el tema al que le va a apostar en la lucha anticorrupción?
La ley que va a implicar un cambio de chip tanto en el servidor público como en el ciudadano. El servidor público debe entender que toda la información que está en su despacho no es suya, es del ciudadano que tiene que ser proactivo.

¿Qué otras estrategias contempla?
Vamos a facilitarle al ciudadano la denuncia. Crearemos la ventanilla unificada de denuncias en el mes de febrero. De esta manera, se pone la denuncia en una página web y le llega a todos los organismos de control. Con un elemento adicional que es el seguimiento en tiempo real a esa denuncia.

¿Cuántos casos les llegan por año?
Nosotros no llevamos casos. Recibimos información de la ciudadanía, de los jefes de control interno, de las instituciones y de los medios de comunicación. Nos metemos al tema y armamos denuncias. A la Secretaría le llegan, aproximadamente, 10 mil denuncias al año.

De esos 10 mil casos ¿Cuántos se hacen efectivos?
No podemos hablar de cuántos hacemos efectivos. Podemos hablar de que la información que llega es para entender tipologías y dar direccionamientos prácticos. Más que la denuncia nos da información para ver cómo evoluciona la corrupción que cambia constantemente y que nosotros medimos con termómetro.

¿Quién es Rafael Merchán?
Un servidor público que quiere hacer las cosas bien para que el tema deje de ser tan retórico y se demuestre que sí se puede hacer un cambio.

¿Su lema es más el hacer que el discurso?
El discurso es importante, pero hay que sustentarlo con hechos, políticas y temas que le lleguen al ciudadano del común.

¿Cuál es su sello en esta gestión?
La valentía.

¿En que otra faceta podemos conocer a Rafael Merchán?
Cero deporte. Muy mal bailarín. Me gusta el cine. Buen lector y buen humor.

462301

2013-12-04T22:50:37-05:00

article

2013-12-04T22:52:37-05:00

none

Un chat con...

'La corrupción se mide con termómetro'

40

4059

4099