“El desamor es el mejor estado para componer”: Rozalén

La artista asegura que está en el mejor momento de su vida para hacer canciones: hace solo unos meses se separó de su pareja. María del Ángeles Rozalén acaba de lanzar su segundo trabajo discográfico donde destaca su primer sencillo, “Vuelves”.

Rozalén asegura que la psicología la ha hecho muy feliz y que le aportado mucho a su música. / Cortesía
Rozalén asegura que la psicología la ha hecho muy feliz y que le aportado mucho a su música. / Cortesía

Aparte de su voz, toca guitarra y la bandurria. ¿Cuál es su historia detrás de este último instrumento?

La bandurria fue el primer instrumento que toqué, es muy tradicional del folclor español, que no tiene que ver con el flamenco, sino con otras zonas no tan conocidas. Es como un laúd, pero más chiquito y tiene un timbre muy agudo. Desde que tenía siete años, mi madre me apuntó para que aprendiera a tocar la bandurria, porque su ilusión era que uno de sus hijos se dedicara a la música y primero lo intentó con mi hermano, pero le salió futbolista.

Estudió psicología y musicoterapia. ¿Por qué no estudiar de una vez música para llegar a ser una artista?

En realidad no me di cuenta a tiempo de que tenía que subirme a los escenarios. Cuando terminé el bachillerato, mi obsesión y también la de mi padre era tener una carrera, nunca vi la música como una profesión y lo más loco es que pagué mi carrera con los conciertos que daba, pero siempre desde niña me gustó la psicología. Con el pasar de los años me di cuenta de que no era una buena psicóloga, porque tengo hipersensibilidad, entonces descubrí la musicoterapia y dije, ya está, son mis dos pasiones juntas. Además, fue como una excusa para irme a Madrid.

Es oriunda de Albacete, España ¿Qué tanto hay en su música de su lugar de nacimiento?

Mira yo soy de la tierra del Quijote, de Almodóvar y del humor, entonces pienso que en mi música hay mucha ironía, hay sentido del humor y descaro. Sé que me dicen mujer Almodóvar aunque no nos conozcamos y claro lo primero que yo toque y cante fue músicas de la mancha, bandurria, coplas, entonces hay giros que yo tengo al cantar y melodías que vienen de ahí, el hablar de las cosas aunque sean tristes pero dándole un punto optimista.¿Cómo fue el proceso de creación de su primer disco, llamado “Con derecho a”?

Ese disco lo hice con la ilusión de que mis canciones se quedaran grabadas para siempre, pero sin pensar que iban a llegar a mucha gente. Cuando lo estaba terminando, estaba a la vez terminando el máster y buscando trabajo en cualquier cosa. El proceso de grabación fue de un año, lo hicimos con calma porque era algo que iba a quedar como hobby y lo disfruté mucho. Lo que pasa es que cuando salió el disco hicimos un videoclip que se llama 80 veces y en una noche tuvo muchas visitas, a la segunda semana nos comenzaron a llamar de Universal Music y comencé a trabajar en este mundo de la música.

¿Cuál era el material del que disponía para hacer “Con derecho a”?

En realidad tenía como 20 canciones, pero eran composiciones de cuando yo era una niña y muchas eran muy malas, de esas solo escogimos cuatro y me dijeron ponte a componer, me puse las pilas. Como todo artista que quiere buscar un poquito más, me fui a la capital donde conocí muchos músicos, iba de bar en bar tocando y ahí salieron un montón de canciones.

¿Hubo algún cambio entre su primer trabajo discográfico y el segundo?

Sí, claro, creo que un punto de madurez. Ahora escucho el primer disco y noto que hay frases que cambiaría, hay canciones que quitaría o haría de otra manera. En el segundo disco fue algo más profesional, pues ya sabía que iba a salir con una discográfica, que iba a estar expuesta a muchísima gente, prácticamente en el ojo del huracán, entonces me preocupé mucho, traté de hacer una letra, por ser más crítica socialmente, porque yo soy así, por rodearme de músicos que fueran de primera. Fue trabajado con mucho más cuidado.

¿A qué se debe que en su segunda producción haya diferentes géneros musicales?

(Risas) yo creo que eso se debe a que soy muy nerviosa y que escucho autores superdiferentes y cada día conozco más y me influye otra música. Podemos ver que Ahora, una de las canciones de este trabajo, es una rumba argentina. En el primer disco esa melodía no existía en mi mente, te puedo decir que siempre mis canciones tienen hasta tres influencias. Mi intención en la vida es crecer a todo nivel, por eso no descarto ningún tipo de música y lo bueno es que hemos llegado a un punto donde ya nadie nos encasilla en ningún lado y podemos hacer lo que se nos dé la gana.

¿Qué tanto hay de cierto en lo que dice en su canción “Ahora” ,¿tiene un amor en cada puerto?

Qué te digo. Ahora sí (risas), cuando la escribí estaba en buen momento también. Llevaba mucho tiempo compartiendo piso desde la universidad, cuando llegue a Madrid, entonces fue cuando me empezó a ir un poquito bien con la música, comencé a vivir sola con mi gata y fue tan a gusto para mí estar así, que eso casi nadie lo consigue, entonces estaba plena, feliz, y apareció un amor y por eso salió esa frase, porque en ese momento tenía muchos frentes y ahora me encuentro otra vez en ese momento y espero que me dure mucho.

¿El desamor la inspira para componer?

Yo creo que para componer es el mejor estado, estar centrado en tu trabajo y tener abierto el corazón a mucha gente, pero no ajustarte solo a uno, eso te aburre y cuando todo está tranquilo, no te salen canciones. Hace unos meses me separé, entonces conoces a uno y a otro, son como amores y desamores de forma pasional y tienes más cosas que contar.

Háblenos un poco de “Vuelves”, el primer sencillo de su segundo trabajo discográfico

En esta canción busqué un poco más la poética, intenté ser más ordenada, métrica, metafórica, con todo lo que se va y vuelve en la vida, comparándolo con las relaciones o con los amigos, con las personas que se van y vuelven cuando menos lo esperas.

¿De dónde nació la idea de hacer una versión de uno de los temas de Aute?

Esa es una historia muy bonita, porque Luis Eduardo Aute es de los maestros que más me tocan el corazón a puñetazos y esa canción es una de mis favoritas desde niña y hace un poco menos de un año se hizo un disco en homenaje a Aute, igual que el “Mira que eres canalla”, pero con gente más emergente, de hecho está Santiago Cruz, entonces a mí me propusieron “La belleza” sin saber que era una de mis favoritas, además que es una de las más complicadas, entonces empezamos a trabajar en ella para hacerla un poco más moderna, más minimalista, nos ha gustado tanto la versión que la incluimos en el disco.

¿Para Rozalén la música se puede ver o sentir en colores?

Pues claro, la idea es mezclar los artes y como metáfora de lo que yo quiero decir en la canción “Que será mejor” que es de un compositor que no es nada conocido que se llama Joaquín Calderón, es la chica que pinta el rostro de un chico y como esa pintura me llega a tocar y como yo me empapo de ella. Ese video aunque parezca sencillo, nos costó mucho hacerlo, porque el cuadro se hizo de una sola tirada, lo preparamos todo muy bien, fue un riesgo.

¿Qué pasa con el flamenco, trata de apartarse de estas corrientes?

Hay gente que me define como flamenca, pero yo solo tengo una canción en este género, en este disco que se llama “Mil palabras”, pero yo pienso que está más relacionado como con la copla, con esta música tradicional que te digo que es de mi tierra y que tiene un giro muy parecidos, creo que en algún momento debería ponerme a cantar flamenco para aprender, porque hay ritmos flamencos que no controlo, porque es jodido el flamenco y si algún día lo canto me gustaría hacer la versión originar de este ritmo.

¿Hace música para gente sorda?

Sí, en mis presentaciones he ido con una intérprete de señas y todo el concierto es así. En España todo el mundo sabe que pueden ir a mis conciertos con gente sorda y es un momento muy bonito porque van muchos intérpretes y estudiantes, cantamos a mano y a voz, hago interacción con la intérprete de manera muy teatral. En un evento que hicimos con la federación de sordos, amplificamos los bajos y se les ponen como una especie de globos que hacen que vibren, también se emplearon pantallas con subtítulos y unos audífonos especiales.

¿Tiene ya el tercer álbum en mente?

Sí, y de hecho me están presionando para ello. Tengo varias cancioncitas en las que he venido trabajando y supongo que el año que viene nos tenemos que poner a grabar, así que debo ir aprovechando y componiendo. La sorpresa para mis seguidores es que acabamos un DVD en Barcelona, que va a salir después de verano. Tendremos colaboraciones de artistas latinos reconocidos y por otro lado me han propuesto escribir un libro y lo voy a hacer a manera de reflexión, es como una especie de diario pero de una emergente. También le acabo de componer una canción a Rafael y estaré haciendo algo para el cine y el teatro.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Alan Ramírez, voz valiente y popular