“He padecido la autocensura”

Tommy Torres presenta en Colombia el disco ‘12 Historias’

Tommy Torres, de Puerto Rico, dice que su nuevo álbum está conformado por doce canciones que no fue capaz de abandonar. / Cortesía Warner Music
Tommy Torres, de Puerto Rico, dice que su nuevo álbum está conformado por doce canciones que no fue capaz de abandonar. / Cortesía Warner Music

Usted presenta en Colombia su álbum ‘12 Historias’. ¿Cuáles son las historias que vale la pena contar?

Cualquier historia que sea emotiva, que afecte los sentimientos y que me ponga a pensar, vale la pena que sea contada. Parte de lo que hago como compositor es relatar hechos que afecten a los demás. A mí me gusta abordar los temas cotidianos y me inclino a comenzar una conversación a raíz de ellos.

¿Por qué escogió estas doce historias?

No hay una fórmula establecida. La realidad es que comienzo a escribir una canción y si me empieza a llevar en un viaje, la sigo haciendo. Si por el contrario me representa mucho trabajo y se convierte en un ejercicio muy rebuscado, la abandono. Estas son las doce historias que no abandoné. Cuando hago un disco, no hago más canciones de las que necesito.

¿Y qué pasa después con las abandonadas?

Esas no llegaron ni al coro. Algunas son sólo un verso suelto.

En este disco las colaboraciones de Ricky Martin, Juanes, Alejandro Sanz, Ricardo Arjona y Nelly Furtado no están en toda la canción sino en un pequeño fragmento, ¿por qué?

Las canciones no fueron escritas con la intención de que fueran dúos o tríos. La idea de invitarlos vino después. Yo quería capturar la esencia de antes cuando los discos se grababan en los estudios grandes y los artistas se encontraban en los pasillos. No eran cosas planeadas, sino cariñitos.

En el tema ‘Un día más’ usted agradece el hecho de vivirlo. ¿Un día que no es tan bueno también lo agradece?

Precisamente por esos días oscuros escribí la canción. Es como un recordatorio para cuando a uno le queda más fácil ver los aspectos negativos. Nuestra cabeza es experta en hacer de un detalle un gran problema.

En la canción ‘El río’ dice que el amor va en una sola dirección. ¿Es así?

El verdadero amor es el que uno da, no el que recibe. Si uno da esperando recibir algo, está metido en un negocio. El que ama, da. Así es como lo defino en la actualidad.

‘11:11’ es una crónica cronometrada de un encuentro amoroso. ¿Cómo nació esa canción?

Esa canción siempre crea una expectativa especial por su título, porque la gente tiene la incógnita de que va a pasar algo a las 11:11. Yo paré justamente antes de que se convirtiera en un encuentro triple X. Me gusta ver la cara de la gente cuando la canto.

¿Ha padecido alguna vez la censura?

He padecido la autocensura. Antes pensaba en que alguien se podía ofender por algo que pudiera decir en mi canción. Para este disco traté de apagar el chip del qué dirán.

¿Ese proceso es una consecuencia de la edad?

Claro. Ahora me acepto mucho más a mí mismo. Ahora no me preocupa mostrarme desnudo en las canciones. Cuando empezamos, los artistas tenemos una necesidad muy clara de ser aceptados y escribimos para los demás. Ahora estoy muy cómodo conmigo y me reto mucho más como compositor.

Sin embargo, usted es productor y su función es hacer música para el gusto colectivo. ¿O no?

Depende de las intenciones del artista. A veces me buscan para hacer discos como éxitos comerciales y otros para tratar de hacer el mejor disco de su carrera. Yo no hablo en términos de comercialidad con los artistas a quienes produzco. No me gusta generar la expectativa de que voy a crear un número uno. 

¿Alguna vez lo ha trasnochado el hecho de superar el éxito comercial de ‘Tu recuerdo’?

Antes sí, ahora no. La inspiración por fortuna ha seguido llegando. Esta es mi vocación y cada día trabajo para hacerlo mejor. No me pego a las fórmulas y cuando me quiero copiar, me bloqueo. La creatividad te fluye en el ahora, no está pegada al pasado, ni mira el futuro.

 

últimas noticias