"Si vamos a decidir sobre la vida y la muerte, vamos a hacerlo juntos": Claudia López

hace 9 horas

La lucha de Samuel Celis

Tras estar preso en Chile, acusado sin razón de abusar de sus hijas, dice que en la cárcel aprendió a sobrevivir.

En la cárcel, Celis se hizo pasar por narcotraficante para evitar los abusos. / Gustavo Torrijos
En la cárcel, Celis se hizo pasar por narcotraficante para evitar los abusos. / Gustavo Torrijos

¿Con qué nos encontraremos en ‘Mi nombre es Colombia’?
Es una historia real en donde, debido a disputas familiares, después de la separación, se llegó a situaciones ‘límite’. Con el propósito de que no tuviese la custodia de las niñas se me acusó de abuso sexual contra ellas y terminé en una cárcel de Chile, donde vivía en ese momento; pasé un tortuoso proceso y años de sufrimiento. En Mi nombre es Colombia se verá paso a paso esto y la manera como tuve que enfrentar a la justicia chilena. Mi propósito es enviar un mensaje de esperanza: detrás de todo este proceso está una historia en la que logro recuperarme y ver que siempre hay la posibilidad de perdonar, siempre hubo una luz en mi lucha por la libertad.

¿Qué le dejó su paso por la cárcel?
Cuando estuve en la cárcel libré una lucha diaria. Las personas que llegan allí por casos como violencia sexual son inmediatamente víctimas de distintos abusos y eso me aterraba. Básicamente, mi paso por allí me dejó una enseñanza de supervivencia.

¿Por qué ‘Mi nombre es Colombia’?
Así me identifiqué en la cárcel. Desafortunadamente, Colombia tiene algunas malas etiquetas, pero fueron las que me permitieron defenderme. Al estar en la cárcel me hice pasar por narcotraficante. No quería decir por qué estaba allí para no ser víctima de abusos, y muchos nunca se enteraron. La cárcel también me mostró cómo dejé de ser “el doctor” y pasé a llamarme “Colombia”, perdí todas esas etiquetas que lo “adornan” a uno. Creé un personaje alrededor de Colombia.

Existen cientos de casos como el suyo. ¿Cómo sobrellevar situaciones así?
Siento que es cuestión de convicción. En situaciones difíciles dejamos que la voz del ego domine nuestras decisiones y en esa lucha hacemos primar la soberbia y el orgullo, poniendo los intereses personales por encima de los intereses de nuestros hijos. Más que cómo sobrevivir es darse cuenta de las condiciones que llevan a estas situaciones.

¿Por qué decidió contar su historia?
Porque esta historia puede ayudar a darse cuenta de que muchos están en las cárceles injustamente, cómo ciertas acciones humanas pueden afectar tremendamente a otros .

¿Alguna vez pensó rendirse y botar todo por la borda?
Sí. Tomé un camino bastante desesperado en algún momento; intenté suicidarme cuando no veía una luz.

Usted logró la libertad, pero muchos casos como el suyo no la consiguieron. ¿Cuál fue la clave?
Hablar con la verdad. Así, el juez que me otorgó la libertad encontró que existe un síndrome de alienación parental en muchos de los actos de mi exesposa.

¿Se siente identificado con el caso de Sigifredo López?
Sí me siento identificado y destaco una conclusión que hizo mi abogado, que también aplica a su caso: él dijo que en toda investigación llega un momento en que no hay nada que hacer, excepto esperar y dejar que la química del caso actúe por sí misma, y la verdad llegará después. Sigifredo López, al igual que yo, fue expuesto a pruebas sin un sustento fuerte o valedero y perdió su libertad y dignidad. Y aunque quedamos libres en el ambiente siempre queda la duda. Es muy complicado cuando la presunción de inocencia se convierte en una falacia, porque ésta se debe demostrar desde la cárcel y así es más difícil.

367886

2012-08-15T21:48:17-05:00

article

2013-11-04T23:42:38-05:00

none

Un chat con...

La lucha de Samuel Celis

24

3582

3606