La voz joven del género urbano

El venezolano Tomás The Latin Boy hace música desde niño. Vive en Medellín, donde le dio un nuevo comienzo a su carrera.

En su primera gira, Tomás The Latin Boy fue telonero de Maluma. / Cortesía
En su primera gira, Tomás The Latin Boy fue telonero de Maluma. / Cortesía

¿Cómo surge su canción “Nada de nada”?

Siempre me he dedicado al género urbano, pero en esta canción quisimos hacer una fusión con la música tropical. Es una canción de reguetón, pero también tiene sonidos de colombianos. Eso es lo bonito de la música: que no hay que tenerles miedo a los límites. Siempre trabajo por mostrar algo nuevo, y creo que con esa canción lo conseguí.

¿Por qué el tono cómico del video de la canción?

Como la canción era diferente, también quisimos hacer un video diferente. A los artistas urbanos siempre nos han caracterizado por hacer videos con chicas, carros, en la calle y de noche. Quise mostrar que en la música urbana se pueden hacer cosas diferentes.

¿Cómo escogió los personajes del video?

Involucramos lo que pasó en Miss Universo con Steve Harvey, a Darth Vader, de Star Wars, y a Donald Trump, porque son personajes emblemáticos que van a permanecer y eso ayuda a mantener vigente el video.

¿El rap de esa canción fue improvisado?

No. Se basó en una historia que me pasó con una chica. Ella me gustaba y no me hacía caso. Cuando empecé mi carrera musical, ella me empezó a buscar. Creo que cada parte de la canción está basada en lo que viví. Tenía ideas y me senté con un compositor para que me ayudara con los versos que tienen un fraseo bastante complejo.

¿Por qué usa referencias de otras canciones?

Si no le contesto es una canción emblemática de la música urbana, al igual que Periódico de ayer lo es para la salsa. La gente siempre recuerda clásicos como esos. En el caso de Plan B los incluimos en el videoclip. Fue una experiencia muy espontánea.

¿Cómo era su vida en Caracas?

Viví con mi abuela desde que tenía cinco o seis años. Fui muy relajado, no salía a fiestas ni nada. Cuando tenía ocho años comencé con un dúo que se llamaba DJ Pana. Con el dúo se me abrió una gran ventana para hacerme conocer en Venezuela y en el exterior. Duró muy poco, porque mi compañero quería hacer otro tipo de música.

¿Tuvo alguna otra experiencia con la música antes del dúo?

Antes del dúo, nunca hice música profesionalmente. En ese momento mi familia y yo estábamos enfocados en otras cosas, aunque desde niño tuve el deseo de hacer música. En las fiestas familiares o con mis amigos siempre teníamos un karaoke y cantábamos canciones de todo tipo.

¿Cómo surgieron DJ Pana y Tomasito?

El padre de DJ Pana y el mío trabajaban juntos. Tuve la oportunidad de conocerlo en un evento de la Copa América en 2007 e hicimos una amistad muy bonita. Él me dio la oportunidad de entrar al mundo de la música.

Y también incursionaron juntos en la actuación…

Nunca me consideré actor. Fue una serie en la que más que actuar vivía mi día a día, porque estaba basada en el dúo. Para mí fue un “reality”. Fue una experiencia muy bonita porque aprendí a perderles miedo a las cámaras y a improvisar, algo que es muy útil ahora en mis “shows”.

¿Qué tan diferente es ser parte de un dúo y trabajar como solista?

Mucho. Cuando estamos en el dúo, el 50 % depende de él y el 50 % depende de mí. DJ Pana era mucho mayor y sabía mucho más de música. Él tomaba más decisiones. Ahora soy el que decide sobre la música y los videos. Soy el líder de mi propio proyecto y así puedo presentarle al público lo que quiero.

¿Le gusta hacer colaboraciones con otros artistas?

Cuando empecé hice colaboraciones con Roberto Blades y con Kiara. Ahora he hecho dueto con Maluma y con Farruko. Eso ayudó a darme a conocer en Colombia y en el mundo. A raíz de Aventura estuve de gira con Maluma. Abría su espectáculo y después volvía para cantar Aventura remix con él.

¿Por qué se inclinó por lo urbano?

Crecí escuchando esa música. Admiro mucho a los artistas que la mantuvieron vigente. Hubo mucha gente que decía que el género se iba a acabar y gracias a ellos está más fuerte que nunca. Siempre estuve inclinado por este mundo y ahora estoy representándolo.