Así es la tercera generación del BMW Serie 1

El compacto de entrada del fabricante alemán llega a su tercera generación y replantea la fórmula que lo ha convertido en un referente de su segmento. Pese a unirse a la ola de los autos de tracción delantera, este carro sigue siendo capaz de entregar grandes y emocionantes experiencias de manejo. Su precio comienza en $116 millones.

La suspensión del Serie 1 es firme y hace cómodos los trayectos urbanos y dinámicos los recorridos en carretera. / Cortesía

Era septiembre de 2004 cuando en París (Francia) debutaba el automóvil más compacto de BMW: el Serie 1. El modelo de entrada de la marca germana dio mucho de qué hablar, pues pese a tener un diseño polémico cautivaba con su mecánica que desafiaba paradigmas, al convertirse en el único carro dentro de su segmento que contaba con tracción trasera: una característica típica de los autos deportivos.

Rápidamente el más pequeño de los BMW construyó una reputación de ser un auto que creaba emocionantes y auténticas experiencias de manejo, y así se consolidó como uno de los favoritos del segmento de los Hatchbacks Prémium”.

Quince años más tarde y 1,3 millones de unidades después, el Serie 1, que llega a su tercera generación, se refresca y hace un cambio radical a la fórmula que lo llevó a volverse uno de los principales referentes dentro de su nicho de mercado.

La tracción trasera que hacía único al Serie 1 se ha ido para adoptar una configuración mecánica más tradicional de tracción delantera. Esto se ha hecho con el fin de maximizar la practicidad y el espacio interior del vehículo, así como para darle una figura más proporcional y afín a la de sus rivales principales: el Audi A3 y el Clase A, de Mercedes-Benz.

Para lograr este cambio el equipo de ingenieros y diseñadores de BMW ha adoptado una nueva arquitectura de mecánica que implica ubicar la planta motriz de manera transversal en vez de longitudinal, como se hizo en la primera y segunda generación del auto. Es la misma arquitectura que el fabricante alemán utiliza actualmente en las camionetas compactas X1 y X2, así como en el MINI Countryman. El resultado es un aumento significativo en el espacio interior del vehículo, en donde los principales beneficiados son los pasajeros de la parte posterior.

El interior, que tiene decorados con tintes negros, pinceladas de acero y siluetas hexagonales, presenta una grata evolución frente a su antecesor y replica las formas adoptadas por su hermano mayor, el Serie 3.

El diseño exterior del nuevo Serie 1 representa el mayor cambio. Acoge el nuevo lenguaje de diseño de la marca alemana que se caracteriza por fuertes y agresivas líneas que convierten a este compacto en una expresión de presencia, dinamismo, estatus y deportividad. Los riñones, siempre icónicos en los BMW, son más grandes que nunca, y se fusionan para crear una sola figura que dan al carro un aspecto intimidante y una genética propia llena de carácter.

En cuanto a equipamiento y desempeño, a Colombia llegarán dos versiones del nuevo Serie 1. El 118i, que reemplaza al 120i y que representa el modelo de entrada a la marca, y el 135i, la variante de alto desempeño de la nueva generación del Serie 1.

El primero está propulsado por una planta motriz de 1,5 litros y 3 cilindros capaces de desarrollar 140 caballos de potencia. Acelera de 0 a 100 km/h en 8,5 segundos y alcanza una velocidad de 211 km/h. Además, integra una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades. Tiene un precio en el país de $116 millones.

Por su parte, el corazón del 135i es un motor de 2 litros y 4 cilindros capaz de desarrollar 306 caballos de potencia. Tarda solo 4,8 segundos en acelerar de 0 a 100 km/h y su velocidad tope está limitada electrónicamente a 250 km/h. Esta versión del Serie 1, a la que se le ha inyectado una dosis de emoción, adrenalina y personalidad, tiene una caja automática de ocho velocidades y llega a Colombia con un precio de $165 millones.

En cuanto a la experiencia de manejo, el nuevo Serie 1 tiene la intención de mantener la reputación como uno de los hatchbacks más emocionantes de manejar. Lo cierto es que, pese a abandonar la tracción trasera que lo hacían único en su especie, el nuevo 1 es un automóvil que se maneja muy bien. Es ágil, veloz, responsivo y sensible a los comandos del piloto. La dirección es precisa y la suspensión encuentra un equilibrio ideal de firmeza que hace cómodos los trayectos urbanos y dinámicos los recorridos en carretera.

El 135i, que es quizás el más perjudicado por el cambio de tracción trasera a delantera, logra mantener su personalidad dinámica, briosa y ágil gracias a la implementación de la tecnología ARB (actuador de limitación de deslizamiento de la rueda contigua), con lo que logra mantenerse vigente como un Hot Hatch capaz de entregar experiencias de manejo memorables e inolvidables.

Entre otras cosas, el nuevo Serie 1 viene equipado con un innovador asistente de parqueo capaz de memorizar las maniobras de los últimos 50 metros de un recorrido y replicarlas en reverso para facilitar la salida de estacionamientos complicados. Adicionalmente, incluye tres modos de manejo: “Eco Pro”, para el ahorro de combustible; “Comfort”, para los recorridos urbanos, y “Sport”, para cuando se busca maximizar el desempeño del vehículo.

Con el nuevo Serie 1, BMW ha tomado una aproximación distinta a la concepción de su automóvil de entrada. Una que apuesta a formas y tendencias más convencionales tanto en diseño como en mecánica, pero cuyo resultado sigue siendo un auto dinámico, emocionante y deportivo. Una máquina juvenil y capaz, que pese a replantear y rediseñar la fórmula que por años hizo icónico, único y emblemático a este pequeño y gran auto alemán, logra mantenerse vigente como uno de los referentes más importantes y relevantes del segmento de los compactos prémium.

899169

2020-01-11T09:00:00-05:00

article

2020-01-11T09:00:01-05:00

[email protected]

none

Juan Pablo Sánchez @JPSanchez0514

Autos

Así es la tercera generación del BMW Serie 1

46

5897

5943

Temas relacionados