Medellín, la ciudad de las flores, ya está lista para su Feria

Colores, sonrisas y tradición. Todo está listo para la edición número 62 de la Feria de las Flores, uno de los eventos culturales más importantes del país. Se espera la llegada de 25.500 visitantes nacionales y extranjeros y una derrama económica para Medellín de US$20 millones.

Jesús Orlando Grajales Atehortúa, ganador absoluto del Desfile de Silleteros 2018.Fotos: Cortesía Secretaría de Cultura Ciudadana de Medellín

La pujanza, las tradiciones familiares y el amor en los hogares identifican a Medellín, una ciudad que se siente orgullosa de la calidez de su gente y de la riqueza de sus montañas, donde se encuentran dos de sus mejores tesoros: las flores y las costumbres de una cultura campesina y silletera que es Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación, y que en los próximos días les rendirá homenaje con una de las fiestas más importantes de Colombia.

Entre el 2 y el 11 de agosto, la Ciudad de la Eterna Primavera estará más florecida gracias a su tradicional Feria de las Flores, que este año llegó a su edición número 62. 

“Esta es la gran fiesta cultural de Antioquia, donde le hacemos un homenaje a nuestra cultura silletera, a nuestra tradición campesina y, por supuesto, a los anfitriones y protagonistas de esta feria cultural, que son los silleteros y las silleteras de ese territorio tan bonito que es Santa Elena”, dice Lina Botero Villa, secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín.

Uno de los eventos más esperados es el tradicional Desfile de Silleteros, en el que más de 500 campesinos hacen gala de su creatividad con la exhibición de sus silletas. Este año, el Desfile regresa a la Avenida Regional, desde donde se espera que un promedio de 800.000 personas lo puedan disfrutar de forma gratuita. 

 
 

“Esta Feria se basa en la tradición de celebrar lo que fuimos y lo que somos: nos hace regresar a las montañas, al campo, a los ancestros. Nos permite mirar el pasado y, a través de la memoria, recorrer esos caminos que parecían intransitables. A nuestros campesinos, a esos hombres y mujeres pujantes y valientes, les debemos todo lo que hemos alcanzado”, destaca Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín. 

Orlando Grajales Atehortúa, un gran sembrador 

Sonrisa sincera y ojos castaño claro, brillantes. Manos fuertes, grandes y rígidas, como las de aquellos que toda su vida han trabajado la tierra. Orlando Grajales Atehortúa, desde hace 35 años, es uno de los silleteros que desfila en el gran día de la Feria; lo heredó de su papá, vive de y por las flores, y el año pasado fue el ganador absoluto del desfile.

“En ese momento oír mi nombre fue espectacular, es una sensación hermosa. Es la gratitud del trabajo de tantos años. Siempre llevaba en la mente conseguir ese logro, porque trabajo con fe, como todos deberíamos hacerlo”, cuenta. Y añade, moviendo delicadamente sus manos y sonriendo, que “no se cambia por nadie”. “Es que ser silletero es un orgullo, como la gente lo acredita a uno, cómo lo abraza y felicita sin conocerlo. Ave María, es un honor, por eso vivo tan agradecido”, dice. 

Hay cinco categorías: Tradicional, Emblemática, Monumental, Artística y Comercial, y en cada una se premia por separado, hasta encontrar un ganador absoluto. Todas las silletas son elaboradas con flores, no pueden tener pintura, y una de las cosas más duras, según comenta Grajales Atehortúa, es buscar en las flores el tono exacto del color que se busca. 

Y aunque no le gusta hablar del tema, el gran ganador del año pasado comparte alguno de sus más fuertes creencias: “Trabajar con las flores me encanta, porque donde hay cualquier variedad de ellas los sitios son bellos. Las flores embellecen y enaltecen los lugares, y fuera de eso, el que tiene fe en sus colores y para qué sirve cada uno tiene un imán tremendo. Las flores pueden hacer que una familia esté bien y en paz, porque las flores son eso; ellas, manteniéndolas en casa, van a crear un imán que recogen toda la energía mala, y no dejan que lo malo se quede en las familias”. 

Don Orlando tiene dos hijos a quienes también les encanta la tradición, están a cargo del cultivo y tomarán la herencia de su familia en el desfile, que, según el silletero, es un trabajo que enaltece la calidad de la persona y da más compromiso ante el arte de trabajar bien. 

“Nosotros, los silleteros del corregimiento de Santa Elena, siempre vivimos preparados. Nacimos en esta cultura y no descuidamos en ningún momento la sabiduría silletera, porque continuamente estamos evolucionando en el cultivo de las flores, en el mantenimiento de los jardines, en nuestra calidad humana. Ese es el proceso más importante para el día principal, que es el del desfile, donde todos los asistentes se preguntan cuál será la novedad, así sea una semilla de flores diferentes; todo eso cautiva a la gente”, dice Orlando Grajales Atehortúa.

 
 

Impacto turístico de la Feria

Además de la belleza de la tradición, la Feria de la Flores es un gran imán del turismo nacional e internacional. Según Lina Botero, el turismo en Medellín viene creciendo a una tasa del 12 %, cuando el país está creciendo al 8 % y el mundo al 6 %.
Es así como se espera que durante los diez días de Feria ingresen por el Aeropuerto Internacional José María Córdova más de 25.500 personas, de las cuales se estima que sean 14.000 colombianas y 11.500 extranjeras. Atendiendo a la tendencia de los tres últimos años, se proyecta que las principales nacionalidades extranjeras provengan de Estados Unidos, Panamá y México.

Además se espera que 3.200 personas sean atendidas en los Puntos de Información Turística (PIT) y que 8’600.000 personas se movilicen en metro.

La derrama económica que generará la Feria para la ciudad se estima que sea de alrededor de US$20’223.000. Así mismo, se calcula una ocupación hotelera del 80 %, adicional a la actividad comercial que se deriva en cada uno de los eventos.

Novedades y actividades de la Feria

La versión número 62 de la Feria de las Flores tendrá más de cuarenta eventos. Dentro de los más importantes está el concierto inaugural, en el Obelisco. Este contará con la participación de Gilberto Santa Rosa, Mr. Black, el cantante vallenato Hebert Vargas y El Tropicombo. 

También se destaca La Calle de los Artistas, del 2 al 10 de agosto, donde se podrá disfrutar del talento de 600 artistas callejeros de manera gratuita, en lugares emblemáticos de la ciudad como el Pasaje Junín, la Avenida La Playa, la Plaza Botero, el Parque Lleras y la carrera 70.

Por otro lado, se ofrecerán entre el 4 y el 8 de agosto cinco noches de conciertos gratuitos en la Plaza Gardel, donde participarán artistas de Colombia, Cuba, Venezuela, Puerto Rico y Estados Unidos.

Entre las novedades, según la secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín, está el Festival Nacional de la Trova, que cumple quince años. Entonces, además del Festival, crearon una noche nueva que se llamará El Mundial de la Trova, donde invitarán a los ganadores de los últimos festivales para elegir al gran ganador de ganadores. Será el 10 de agosto, desde las 6:30 p.m., en la carrera 70 entre calles 10 y 19, con entrada libre.

 
 

“También creamos otro escenario que se llama La Noche del Folclor, donde lo que queremos es que la gente de Medellín y quienes nos visitan por esos días puedan ver compañías folclóricas del mundo”, dice la secretaria de Cultura Ciudadana. Este año el invitado es el Ballet Folclórico de México, de Amalia Hernández, que es una de las compañías más lindas e importantes del mundo en términos de folclor. Será el 7 y 8 de agosto en el MAMM”.

La Noche Previa, o la visita a las fincas silleteras, también es un gran recomendado. Es ideal ir una semana antes, cuando todavía los jardines están llenos de flores. Compartir con los silleteros y aprender de su sabiduría es un plan inolvidable. 
Por otro lado, el Desfile de Silleteros, que volverá a la Avenida Regional, aumentó el número de participantes en el desfile.

“Generalmente salen 410 adultos, cincuenta jóvenes y cuarenta niños. Pero este año, como lo que queremos es fomentar esa tradición silletera en nuestros niños, la manera más clara de enamorar a las nuevas generaciones de sus tradiciones y de su historia, aumentamos la participación de cuarenta niños más, entonces tendremos ochenta niños desfilando con sus silletas, para seguir fomentando la cultura silletera, que es Patrimonio Inmaterial de la Nación”, afirma Lina Botero. 

Este evento, el más representativo y el que da cierre a la Feria de las Flores, empezará a las 2 p.m. 

 
 

 

873723

2019-07-31T12:29:16-05:00

article

2019-07-31T12:30:49-05:00

mcastano_1267

none

María Alejandra Castaño Carmona - [email protected]

Mundo Destinos

Medellín, la ciudad de las flores, ya está lista para su Feria

64

10116

10180

 

últimas noticias