Gastronomía y recetas
Publicidad

El gran rosado añejo

Entrar en el delicioso mundo del rosado añejo nos aparta de las sensaciones alegremente frutadas y florales y nos eleva a una etapa ulterior.

Hugo Sabogal
15 de mayo de 2021 - 09:00 p. m.
Lo más destacable es que si el rosado añejo está bien hecho, gana en cuerpo y complejidad, sin perder acidez, algo fundamental para seguir sintiéndose refrescante.
Lo más destacable es que si el rosado añejo está bien hecho, gana en cuerpo y complejidad, sin perder acidez, algo fundamental para seguir sintiéndose refrescante.
Foto: Archivo particular

A primera vista, la idea de un rosado añejo parece ser un oxímoron. Porque el rosado al que regularmente tenemos acceso –principalmente en el llamado Nuevo Mundo– siempre se nos manifiesta joven, refrescante, afrutado, floral y brioso. Pero no de crianza.

Esperamos juventud, a menos que hayamos probado ejemplares de Bandol, denominación de origen ubicada en la región de La Provenza, sureste francés, paraíso terrenal del vino color rosa.

Allí en Bandol, y a diferencia del rosado express del Nuevo Mundo, nos encontramos ante un elíxir único, sometido a prolongadas maceraciones o dejado por largo tiempo sobre sus lías o sedimentos para ganar complejidad, o simple y llanamente envejecido en barricas de roble y estibado por un período adicional antes de lanzarse al mercado.

Este tipo de rosado experimenta un interesante renacimiento y, según algunos críticos, abre la puerta a nueva tendencia.

Insisto: aquí no clasifica el rosado afrutado y refrescante, con un potencial máximo de vida de tres años (así se le etiquete como ‘Reserva’). Cuando supera ese período, se torna flácido y empieza a oxidarse. Obliga, por tanto, a un consumo rápido, especialmente en verano o en esos días calurosos del Trópico.

Entrar en el delicioso mundo del rosado añejo nos aparta de las sensaciones alegremente frutadas y florales y nos eleva a una etapa ulterior. El vino ya no exhala aromas a rosas recién cortadas, sino a pétalos secos. Y nada de fresas, cerezas o frambuesas frescas, sino preparadas en compota. Incluso, secadas al sol.

Lo más destacable es que si el rosado añejo está bien hecho, gana en cuerpo y complejidad, sin perder acidez, algo fundamental para seguir sintiéndose refrescante.

De las pocas historias sobre cómo crear un rosado añejo, me inclino por la de María José López de Heredia, enóloga y propietaria de la clásica marca riojana Viña Tondonia.

María José pertenece a la tercera generación de una influyente familia viñatera y es una de las pocas hacedoras que madura el rosado en barricas de roble y luego lo estiba en botella por espacio de cuatro años o más. Para entonces, un rosado joven ya ha dejado de existir. En su momento, el crítico estadounidense Robert Parker dijo que el rosé añejo de María José era el mejor de España y uno de los mejores del mundo. ¿Tiempo de conservación del maravilloso ejemplar? Diez años o más, en perfecto estado.

A este grupo pertenecen también los provenzales Domaine de Tempier Bandol Rosé y Sacha Lichine’s Château d’Esclans “Garrus”.

Entre los rosados añejos de gran calado figura Silk, hecho en Pensilvania, Estados Unidos, por el enólogo Anthony Vietri, de la bodega Va La Winery. Otro es Endless Crush, de la zona de Russian River, Sonoma, California, confeccionado por la enóloga Kathleen Inman como tributo de amor a su marido. Vaya doble sentido romántico: en enología, endless crush significa “molienda sin pausa”, pero, también, “atracción sin límites”.

Igualmente caben en este grupo otros españoles, como Gran Feudo Rosado Sobre Lías, de Julian Chivite, Navarra; Gran Caus Rosat, Penedés, Cataluña; Luis Alegre Rosé, Rioja; Valduero Reserva Rosado, hecho por la enóloga Yolanda García Viadero, en Ribera del Duero, y el portugués Redoma Rosé, creado por Dirk Niepoort, en la región del Duoro.

Rosé añejo: estilo interesante y tentador. Y, claro, más costoso que joven.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar