Gastronomía y recetas
Publicidad

La quintaesencia de Argentina

Entre Copas y Entre Mesas.

Hugo Sabogal
25 de junio de 2022 - 09:00 p. m.
Esta imagen invernal muestra el paisaje habitual de Valle de Uco, la zona con bodegas más premiadas de Argentina.
Esta imagen invernal muestra el paisaje habitual de Valle de Uco, la zona con bodegas más premiadas de Argentina.
Foto: Archivo Particular

Argentina es el quinto productor mundial de vinos, detrás de Italia, Francia, España y Estados Unidos. Es un protagonista para poner bajo la lupa.

La vasta extensión de su territorio permite cultivar viñedos de calidad en grandes y pequeñas superficies, y en una diversidad de alturas, climas, suelos y latitudes, todo lo cual repercute en la complejidad de sus vinos.

Por otra parte, su condición de segundo proveedor de importados en Colombia exige apuntalar el conocimiento para un mayor y más entretenido disfrute.

• Historia: la vid llegó a Argentina con la colonización española y con el proyecto de evangelización de la Iglesia. Tras la importación de la Vitis vinifera por Cristóbal Colón, en su segundo viaje (1493), la búsqueda de zonas aptas llevó a explorar distintos lugares de las Américas, con resultados exitosos en México (1525), Perú (1538), Chile (1548) y Argentina (1557). En Argentina, los centros de producción se concentraron a los pies de los Andes, con Mendoza y San Juan a la cabeza. La construcción del ferrocarril y la llegada, en el siglo XIX, de dos grandes olas de inmigrantes europeos calificados aseguraron el crecimiento del sector. Tras varios altibajos económicos y políticos durante el siglo pasado, la viticultura argentina dio tumbos hasta encontrar su rumbo en los años 80. Desde entonces, es uno de los orígenes más innovadores y dinámicos del mundo.

• Regiones y denominaciones: son tres grandes franjas: Norte (Salta, Jujuy y Catamarca), Cuyo (Mendoza, San Juan y La Rioja) y Sur (Patagonia, Chubut y, últimamente, Mar del Plata, sobre la costa Atlántica). Y ya entran en el juego otras 19 provincias. Denominaciones más reconocidas: Cafayate y Colomé (Norte), Pedernal (Cuyo-San Juan), Tunuyán, Tupungato y San Carlos, (Cuyo-Mendoza) y Río Negro, Neuquén y Chapadmalal (Sur y Atlántico).

• Variedades: tintas: Malbec, Cabernet Sauvignon, Bonarda, Cabernet Franc, Tempranillo. Blancas: Torrontés, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Viognier, Semillón y Chenin.

Pero Argentina sobresale globalmente con su Malbec y Torrontés.

• Aromas y sabores: Malbec: de color púrpura, sugiere recuerdos a ciruelas, moras, pasas, chocolate, violetas. Torrontés: jazmín, durazno, piel de naranja y lichi.

• En la mesa: Malbec: carnes a la brasa, pierna de cordero, estofados y salsa boloñesa. Torrontés: pollo a la brasa, cerdo, frutos de mar, comida especiada y queso de cabra.

• Bodegas prominentes: Catena, Zuccardi, Luigi Bosca, Cobos, Susana Balbo, El Esteco, Colomé, Norton, Salentein, Trapiche, Mendel, El Enemigo, Chacra, Noemía, Piedra Negra, Terrazas de los Andes y Humberto Canale.

Vienen en camino proyectos reveladores como PerSe y Bemberg.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar