Gastronomía y recetas
Publicidad

Las guardianas de Faustino

La presencia femenina en el mundo de vino –dominado históricamente por hombres– ya es usual en cargos técnicos y directivos,

Hugo Sabogal
25 de noviembre de 2023 - 09:00 p. m.
Solamente las cifras de Bodegas Faustino, joya de la corona, constatan la dimensión de lo que está en juego: 50.000 barricas para la crianza y botelleros de almacenamiento para 11 millones de envases listos para el despacho.
Solamente las cifras de Bodegas Faustino, joya de la corona, constatan la dimensión de lo que está en juego: 50.000 barricas para la crianza y botelleros de almacenamiento para 11 millones de envases listos para el despacho.
Foto: Cortesía

La presencia femenina en el mundo de vino –dominado históricamente por hombres– ya es usual en cargos técnicos y directivos, pero es menos frecuente en posiciones estratégicas dentro de conglomerados familiares.

Un caso relevante es el de Carmen y Lourdes Martínez Zabala, bajo cuya dirección funciona el Grupo Faustino, al que pertenecen siete bodegas localizadas en cuatro de las principales denominaciones de origen españolas. Este dúo impulsa un gigante que cuenta con 2.200 hectáreas de viñedos, una producción anual de casi dos millones de botellas y exportaciones a 140 países.

Solamente las cifras de Bodegas Faustino, joya de la corona, constatan la dimensión de lo que está en juego: 50.000 barricas para la crianza y botelleros de almacenamiento para 11 millones de envases listos para el despacho. Y todo manejado con tecnología de punta. Faustino es, además, el principal productor de vinos Reserva y Gran Reserva de Rioja (hechos con las clásicas uvas Tempranillo, Graciano y Mazuelo). También posee la mayor cantidad de cultivos en la región. Además, maneja el 35% de las exportaciones de vinos finos de Rioja al mundo.

En una reciente y primera visita a Bogotá, Lourdes accedió conversar sobre el reto que representa estar al mando de tan portentosa locomotora. “Primero, nos apasiona lo que hacemos”, dice Lourdes. “Sabemos que se trata de un trabajo potente, duro, exigente y a veces complaciente, pero, gracias a Dios, casi siempre acertamos”. Claro, se paran sobre pilares sólidos como haber nacido y crecido entre botellas y toneles, haber tenido formación universitaria en disciplinas administrativas y jurídicas, y haberse fogueado en otras empresas.

La bodega, ubicada en la localiad del Oyón, en Rioja Alavesa, fue fundada en 1861 por su bisabuelo, Eleuterio Martínez Arzok, reconocido por el negocio de linos. Gracias a sus éxitos, adquirió una casa palaciega, que hoy sirve de residencia familiar. En sus bajos existía una pequeña planta para elaborar vinos y la puso en funcionamiento. Para ello contó con la ayuda de Faustino, uno de sus cinco hijos. Faustino, a su vez, impulsó el primer tramo de crecimiento y luego Julio, hijo único, concibió la estrategia de internacionalización. Al morir éste, en 2020, sus hijas Carmen y Lourdes tomaron el mando.

A las clásicas líneas de Faustino I Gran Reserva, Faustino V y Faustino VII, se suma Gran Faustino I como tope de gama. También lo han hecho blancos, rosados y espumosos. El retrato del mercader de textiles holandés Nicolaes Van Bambeek, pintado por Rembrandt en 1641, fue introducido por Julio en la etiqueta como tributo doble a su padre, Faustino, y a su abuelo, Eleutrerio, zar de los linos. Interpretaciones más modernas han sido hechas por el artista Willy Ramos para atraer nuevas audencias, junto con Faustinos más frescos, menos complejos y más modernos. Así, Lourdes y Carmen buscan potenciar un legado que pronto se complementará con una nueva planta a cargo de Foster & Partners, también responsable del cautivador diseñó de Portia, bodega familiar en Ribera del Duero.

*Importador para Colombia: WineCo

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar