Gastronomía y recetas
Publicidad

Mes de tortas y vinos

Si el sabor del postre es intenso, también lo deberá ser el sabor del vino. O, incluso, más potente. Y si el postre es cremoso y empalagoso, el vino deberá ser más dulce.

Hugo Sabogal
08 de mayo de 2021 - 09:00 p. m.
Postres o tortas con chocolate negro: vinos tintos Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah u Oporto.
Postres o tortas con chocolate negro: vinos tintos Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah u Oporto.
Foto: Cortesía: www.colombia.com

Las circunstancias actuales han forzado a restauradores y consumidores –además de otros sectores productivos– a extender de un solo día a todo un mes la celebración de la jornada dedicada a las madres.

Como consecuencia del cambio, habrá algo más de tiempo para que los encuentros familiares (virtuales o presenciales, vía la torta y el brindis) puedan transformarse en una agradable experiencia sensorial.

Sí, ya sé que lo importante es el detalle y que, por tanto, no amerita darle tantas vueltas al asunto. Pero buscar que cada bocado se funda delicadamente en el paladar de los oficiantes es una acción fácilmente alcanzable y memorable.

Reconozco que la variedad de estilos, ingredientes y preparaciones en el mundo de las tortas y de los postres es desafiante. Por eso he decidido sugerir postres, tortas y vinos disponibles localmente, que permitan un fácil ensamble.

El primer paso es considerar el vino como otro ingrediente; el segundo, nunca perder de vista el necesario equilibrio entre sabores dulces y ácidos, por ejemplo, y el tercero, asimilar algunos principios básicos sobre la armonía entre unos y otros. Como tener en cuenta que entre más oscuro es el postre, más oscuro debe ser el vino. De la misma manera, si el sabor del postre es intenso, también lo deberá ser el sabor del vino. O, incluso, más potente. Y si el postre es cremoso y empalagoso, el vino deberá ser más dulce.

He aquí las recomendaciones:

Postres o tortas con chocolate blanco: vino tinto Pinot Noir o Jerez semidulce tipo Creme.

Postres o tortas con chocolate negro: vinos tintos Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah u Oporto.

Postres o tortas con fresas o frambuesas: espumosos rosados.

Postres o tortas con crema de limón: espumosos blancos como Champán, Cava o Prosecco.

Torta Red Velvet: vino tinto Pinot Noir.

Torta de zanahoria: vino tinto Pinot Noir.

Cheesecakes con frutas: vinos blancos dulces o de cosechas tardías.

Torta de banano: vinos blancos dulces o de cosechas tardías.

Torta de arequipe, tipo Napoleón: Jerez dulce, Oporto o vinos dulces tintos.

Pecan Pie: Jerez dulce.

Torta de manzana: Jerez seco.

Un punto a tener en cuenta, en la búsqueda de la mejor armonía, es que nuestros paladares tropicales disfrutan más de los sabores dulces que de los ácidos o astringentes. Aún así, buscar vinos blancos y dulces de calidad es tarea compleja. La oferta dominante en Colombia se divide entre tintos (cerca del 65 por ciento) y blancos (35 por ciento). Y los orígenes más comerciales son Chile (56 por ciento), Argentina (20 por ciento) y España (13 por ciento). El restante 11 por ciento lo conforman Francia, Italia, Portugal y otros. Justamente entre estos últimos se encuentran variedades y orígenes cuya armonía con tortas y postres va como anillo al dedo. Es el caso de Gewürztraminer (Alsacia, Francia), Sauternes (Burdeos, Francia), Riesling (Alemania), Tokaj o Tokay (Hungría), Vouvray (Valle de Loira, Francia), Moscato D’Asti (Italia). Debido a su escasa disponibilidad, no están mencionados en el listado anterior.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar