Gastronomía y recetas
Publicidad

Quintaesencia de España

Los invito a compartir hoy la quintaesencia de España, país que, junto con Francia e Italia, conforma el máximo triunvirato de la cultura enológica occidental.

Hugo Sabogal
29 de enero de 2022 - 09:00 p. m.
Con 70 denominaciones de origen y un abanico de variedades autóctonas, la exploración enófila de España es algo de nunca acabar.
Con 70 denominaciones de origen y un abanico de variedades autóctonas, la exploración enófila de España es algo de nunca acabar.
Foto: Cortesía

En la búsqueda de un vocablo ilustrativo para titular estas notas sobre las particularidades de cada terruño, me incliné por la expresión “lo vital de …”.

La utilicé en recientes notas sobre Napa, Nueva Zelanda y Australia.

Pero al pensarlo mejor, encontré que “quintaesencia” resulta más adecuada.

Los invito a compartir hoy la quintaesencia de España, país que, junto con Francia e Italia, conforma el máximo triunvirato de la cultura enológica occidental.

Historia: nunca puede perderse de vista una tradición vitivinícola de más de tres mil años, implantada por colonizadores fenicios, griegos y romanos. Dos variedades simbólicas han sobrevivido a los rigores de la adversidad: tempranillo (tinta) y palomino (blanca).

Denominaciones: las de mayor recordación son La Rioja y Ribera del Duero, en el norte y centro de la península, especializadas en tintos de tempranillo. Taconea también en el tablado Jerez de la Frontera, en Andalucía, donde brotan vinos de origen milenario. Como nueva estrella resplandece Penedés, en Cataluña, lugar de nacimiento del cava, contraparte española del champán.

Variedades dominantes: tempranillo (tinta); Macabeo, Xarel-lo y Parellada (blancas del cava), y palomino (reina blanca del jerez fino).

Aromas y sabores del tempranillo: en La Rioja, gracias a su relativa elevación y clima moderado, emergen sabores suaves y afrutados, con baja astringencia y sensaciones a fresas y cerezas. Debido al uso de barricas, también ofrece sugerencias a vainilla, coco, cuero y tabaco. Más que en cualquier otro lugar, el vino de La Rioja se define en tiempos de añejamiento: joven (sin barrica), crianza, reserva y gran reserva. En Ribera del Duero, como consecuencia de su caluroso clima, se engendran vinos concentrados e intensos, con dominio de moras negras. Su paso por barrica busca aportar elegancia y amansar potencia.

Aromas y sabores del cava: propone aromas frutales, cítricos y herbales. En sus categorías reserva y gran reserva, enfatiza notas a levaduras.

Aromas y sabores del jerez: recuerdos almendrados y a hierbas aromáticas.

En la mesa: tempranillo: carnes de res, cerdo, cordero, quesos, caza y embutidos; cava: comida de mar, frituras, ensaladas y queso de cabra; jerez: jamón ibérico, langostinos, langosta y salmón ahumado.

Bodegas más buscadas: de La Rioja, Cune, Marqués de Riscal, Muga y Ramírez de Ganuza; de Ribera del Duero, Vega Sicilia Único, Dominio de Pingus, Pago de los Capellanes y Pesquera; de cava, Gramona, Jaume Serra, Roger Goulart, Codorniú y Raventós i Blanc; de jerez fino, González Byass Fino Tres Palmas y Tío Pepe Décima Edición Palomino.

Con 70 denominaciones de origen y un abanico de variedades autóctonas, la exploración enófila de España es algo de nunca acabar.

Temas recomendados:

 

Gori(jd597)31 Ene 2022 - 7:16 a. m.
Horrible !
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar