Gastronomía y recetas
Publicidad

Receta para preparar los frijolitos refritos de Hanna

En mi casa los tacos son todo un acontecimiento. A mi hija Hanna le fascina el plan, y creo que podría ser uno de sus platos favoritos.

Harry Sasson
19 de noviembre de 2023 - 09:00 p. m.
Harry Sasson
Harry Sasson
Foto: Cortesía

En mi casa los tacos son todo un acontecimiento. A mi hija Hanna le fascina el plan, y creo que podría ser uno de sus platos favoritos. Hacemos la ceremonia completa: las tortillas fresquitas y entibiadas al vapor, las carnes jugosas y sabrosas (ya sean de pollo, carne asada, pescado, camarón…), el guacamole rústico y con buen cilantro y limón, los vegetales como lechuga, repollo, jalapeños o cebolla roja encurtida… y, cómo no, los fríjoles refritos. Hanna no me perdona si no le preparo su cremita de frijolitos, como les dice a los refritos, y le encanta sentarse con un bowl de totopos para raspar sus frijolitos. De hecho, ella tiene un método muy efectivo para armar sus tacos, pues siempre la primera untada son los frijoles, y a veces cambia la tortilla por una hoja de lechuga. En la cocina mexicana se utilizan los frijoles pintos, pero acá los reemplazo por frijol bola roja o cargamanto, aunque mi madre me discuta, porque ella siempre usa frijolitos negros. En fin, la verdad es que cualquier tipo de frijol se puede utilizar con resultados igual de sabrosos. Siempre se deben dejar en remojo toda la noche, y yo prefiero descartar el agua y cocinarlos en agua fresca, eso ya va en gustos, porque algunos puristas prefieren cocerlos en la misma agua de remojo. Lo importante es que al final queden cremosos como un arequipe.

INGREDIENTES

500 gramos de frijol

1/2 cebolla cabezona blanca

1 trozo pequeño de zanahoria

1 trozo pequeño de pimentón

1 cucharadita de orégano (ojalá mexicano)

1 cucharadita de sal

1 cucharadita de comino

3 cucharadas de aceite de oliva

PREPARACIÓN

Cocine los frijoles en la olla a presión junto con la cebolla, la zanahoria y el pimentón, hasta que esté blandos sin desbaratarse. Todavía calientes, licue con un poco del líquido de cocción. En una olla caliente con el aceite de oliva saltee el ajo con el comino y el orégano, hasta que el ajo comience a dorar. Añada el frijol licuado, mezcle y cocine a fuego lento hasta obtener una textura cremosa. Rectifique la sazón con sal.

hsasson28@hotmail.com / www.harrysasson.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar