Gastronomía y recetas
Publicidad

Secretos del Merlot

La Merlot es una de las integrantes en la afamada mezcla que distingue a los vinos de Burdeos (Bordeaux Blend), al lado de legendarias variedades como Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, y, en ocasiones, Malbec y Petit Verdot.

Hugo Sabogal
03 de abril de 2021 - 09:00 p. m.
"Un Merlot de US$12.000".
"Un Merlot de US$12.000".
Foto: Cortesía

La Merlot es una de las variedades clásicas en la historia de la vitivinicultura. La mejor prueba de su linaje es que está presente desde el siglo I de nuestra era.

Surge de un cruce entre dos tintas francesas ancestrales: la Cabernet Franc (también asociada al origen de la Cabernet Sauvignon) y la Magdeleine Noire de Charentes. Su punto de origen es la región de Burdeos, indiscutible meca de los vinos de calidad.

A la Merlot se le reconoce por producir vinos de cuerpo y suavidad. Su explosiva sensación afrutada en boca se combina con una baja sensación de acidez y de taninos. Todos estos atributos la hacen popular entre millones de consumidores en el mundo.

A la hora de las asociaciones, es común reconocer perfumes de rosas y violetas, y sabores de frutos negros y rojos (como cereza, grosella y arándanos), así como sugestivos recuerdos a menta y laurel.

Su nombre se asocia con el mirlo (merle, en francés), un tipo de ave de plumaje negro azuloso, similar al tono de piel de la uva.

La Merlot es una de las integrantes en la afamada mezcla que distingue a los vinos de Burdeos (Bordeaux Blend), al lado de legendarias variedades como Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, y, en ocasiones, Malbec y Petit Verdot.

Dicha mezcla fue preparada por enólogos franceses como fórmula para estabilizar los vinos ante las condiciones variables del clima en tiempos de cosecha (unas variedades maduran primero que otras). Así, un Burdeos de calidad siempre será el mismo.

Aunque la bordelesa Merlot se ha cultivado en ambas riveras del río Gironda, su mayor protagonismo se asocia con distritos de la margen derecha como Pomerol y Saint-Émilion, donde forma parte dominante de la receta. Célebres vinos como Château Pétrus son una muestra del alcance que puede lograr esta uva. En subastas, el Pétrus ha alcanzado precios de US$12.000 por botella.

Es la variedad más plantada en Francia y, en 2010, llegó a ser la segunda en el mundo, después de la Cabernet Sauvignon.

No siempre, sin embargo, los productores han atinado en la selección de las zonas para producirla. La Merlot suele dar los mejores resultados en suelos franco-arcillosos y franco-arenosos, que no abundan. Esta avalancha obró de manera negativa y la imagen de la Merlot se vino al piso.

Tanto es así que en una de las escenas de la película Sideways (traducida como Entre copas), antes de entrar a un bar, Miles Raymond, el protagonista, advierte: “Si alguien ordena un Merlot de m*****”, me salgo”. En otra escena, Raymond le declara su amor al Pinot Noir.

El resultado fue un desplome en las ventas de Merlot y un repunte insospechado en las plantaciones y ventas de Pinot Noir en el mundo.

Los defensores del Merlot no se dieron por vencidos y emprendieron la difícil tarea de recuperar la prestancia de la variedad. De manera ininterrumpida y durante varios años, han llevado a cabo el Festival Internacional del Merlot, en octubre. La etiqueta #MerlotMe ha alcanzado más de veinte millones de seguidores.

Además de Burdeos, también se produce Merlot de calidad en Italia, California, estado de Washington, Chile y Australia.

Es tiempo justo de devolver las manecillas del reloj, porque un buen Merlot es inimitable.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar