Gastronomía y recetas
Publicidad

Selección Otazu

En Bodega Otazu, de Navarra, provincia situada en el norte de la península ibérica, se fusionan vinos, historia, cultura, arte, clima y terruño, algo poco usual y singular.

Hugo Sabogal
02 de septiembre de 2023 - 09:00 p. m.
Berlin (Germany), 02/09/2023.- Artist FRZNTE performs pole dance on a roof top in Berlin, Germany, 02 September 2023. FRZNTE combines performative, choreographic, and sculptural elements in her pole performances, often referencing the architectural context. On the roofs, according to the dancer, her body will become a kinetic sculpture and gesture of empowerment. (Alemania) EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE
Berlin (Germany), 02/09/2023.- Artist FRZNTE performs pole dance on a roof top in Berlin, Germany, 02 September 2023. FRZNTE combines performative, choreographic, and sculptural elements in her pole performances, often referencing the architectural context. On the roofs, according to the dancer, her body will become a kinetic sculpture and gesture of empowerment. (Alemania) EFE/EPA/HANNIBAL HANSCHKE
Foto: EFE - HANNIBAL HANSCHKE

A partir de 2023, la llegada de vinos ibéricos a territorio colombiano pone a España en segundo lugar después de Chile y por delante de Argentina, porque, según un estudio de mercado realizado por el ICEX, entidad promotora de España, las nuevas tendencias favorecen a su país porque, más que precio y promociones, los consumidores informados buscan clase, tradición y carácter único, valores que España brinda gracias a un quehacer vitivinícola milenario.

Es un repunte que obliga a registrar en este espacio la llegada de nuevos protagonistas.

La historia de Otazu se remonta al siglo XII, en un enclave situado en la ruta del Camino a Santiago. Allí se instaló el Señorío de Otazu, junto a cuidados viñedos.

La bodega se construyó en 1840 siguiendo el modelo bordelés y, desde entonces, vides y vinos de un mismo terruño se potencian con la introducción de nuevas tecnologías. Su sala de barricas, de diseño único se asemeja a la arquitectura de un templo y, por tal razón, se le conoce como la Catedral del Vino.

Otros factores clave son: clima moderado y fresco, de influencia atlántica, no lejos de los Pirineos. Y suelos pedregosos con el anhelado carbonato de calcio. Estas combinaciones permiten obtener vinos frescos, de colores vivos, aromas expresivos y acidez equilibrada. Tales singularidades llevaron a que Otazu, la bodega más al norte de España, fuera certificada como Denominación de Origen Protegida de Pago, máxima categoría otorgada a los vinos de ese país.

Otazu cultiva Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Garnacha, Berués (variedad rescatada), Pinot Noir y Chardonnay.

A partir de 1989 la propiedad pasó a manos de la familia Penso, de origen navarro, pero que, durante dos generaciones, se instaló en Venezuela. A su regreso, los Penso perfeccionaron el viñedo y remodelaron los edificios de la propiedad, como un palacio renacentista del siglo XVI y la Iglesia Románica de San Esteban, construida en el siglo XII. Además, hicieron del lugar un museo reconocido internacionalmente: en suma, una experiencia privilegiada.

Probé tres de los vinos presentes en Colombia y estas fueron mis impresiones:

Otazu Chardonnay: Fresco y pleno de acidez natural, con toques cítricos y aromas a manzana, durazno y piña. Ideal para pescados, pastas y arroces. Excelente/ $$.

Otazu Rosé de Merlot: De tonalidad intensa y trasfondo de frutos rojos y herbáceos. Ideal para risottos, pastas, vegetales y carnes rojas. Muy bueno/$$.

Pago de Otazu: Mezcla de Cabernet Sauvignon y Merlot. De taninos firmes, con sensaciones a moras y grosellas negras, y toques ahumados y especiados. Gran aliado de carnes a la brasa, patés y cochinillo. Sedoso y elegante. Excelente/ $$$.

* Importa: Yadich Perú SAS

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar