Corte Constitucional revisará caso de Brisa de Angulo, denunciante de violación

Hace veinte años, la mujer denunció ser violada por su primo en Bolivia, pero su presunto agresor se fugó a Colombia, donde ha permanecido sin comparecer físicamente al proceso judicial. Ella pide que lo extraditen, pero la Corte Suprema dice que ya no es posible.

Redacción Género y Diversidad
06 de diciembre de 2023 - 09:38 p. m.
De Angulo lidera la organización A Breeze of Hope, que acompaña a jóvenes víctimas de violencia sexual.
De Angulo lidera la organización A Breeze of Hope, que acompaña a jóvenes víctimas de violencia sexual.
Foto: Getty Images for World of Children - Dave Kotinsky

Eduardo Gutiérrez Angulo fue denunciado por su prima Brisa de Angulo Losada por violación. Los hechos ocurrieron en 2001 en Bolivia. Ella tenía 16 años y él, 26. Según su testimonio, el sujeto la violó durante ocho meses en su propia casa. Pero Gutiérrez no ha sido juzgado de forma definitiva y huyó a Colombia, donde ha sido líder de la iglesia El Lugar de su Presencia y creó su propia empresa.

Lea aquí: La carta con la que Brisa busca que Colombia extradite a su presunto violador

La Corte IDH condenó este año al Estado de Bolivia por no investigar el caso y ordenó reactivar el proceso y no dejarlo en impunidad. Sin embargo, Gutiérrez sigue sin presentarse presencialmente en Bolivia y permanece en territorio colombiano sin poder ser extraditado, ya que, según las leyes colombianas, pasaron muchos años y prescribió el delito.

Por eso, a través de una acción de tutela, Brisa de Angulo le solicitó a la Corte Suprema de Justicia de Colombia cambiar su concepto y permitir extraditar a Bolivia a su presunto agresor, para que enfrente el juicio penal que continúa en ese país. Sin embargo, los magistrados negaron su solicitud y mantienen la interpretación legal de que Gutiérrez ya no tiene que ser perseguido legalmente. (La colombiana que fue violada en su casa y hoy logró justicia en la Corte IDH)

La discusión llegó entonces a manos de la Corte Constitucional, que esta semana la seleccionó para revisión. En términos prácticos, esto quiere decir que ese alto tribunal podría decir si la Corte Suprema se equivocó o no al negar la extradición de Gutiérrez, si vulneró los derechos de Brisa y zanjaría así esta encrucijada jurídica. Una alta corte revisará la actuación de otra alta corte.

“El hecho de que la Corte Constitucional haya tomado mi caso es una luz de esperanza no sólo para mí, sino para todas las víctimas de violencia sexual que aun buscan justifica. Nos da la fuerza para no rendirnos a pesar de que la opresión continúa tratando de silenciarnos”, aseguró Brinsa de Angulo en un comunicado.

Segú las abogadas de la denunciante, la revisión de la Corte Constitucional abre una posibilidad histórica para todas las víctimas de violencia sexual, para quienes es fundamental tener garantías efectivas de aplicación de justicia, aun cuando los casos involucren implicados de diferentes nacionalidades y legislaciones locales. (Un líder religioso, la iglesia Su Presencia y una denuncia de violación)

“La selección del caso de Brisa es crucial, ya que permitirá y facilitará la apertura de la conversación acerca de la necesidad de considerar las obligaciones de las autoridades colombianas en materia de extradición, para no vulnerar los derechos fundamentales de una víctima de violencia sexual cuando los hechos se cometieron en otro país, mientras la víctima era menor de edad. Además, de posibilitar el pronunciamiento de la Corte Constitucional respecto al alcance de la cooperación internacional en casos graves de violaciones de derechos humanos”, agregaron las abogadas de la colombiana. (Violencia contra las mujeres: cuando el Estado las agrede)

María del Carmen Arispe Fuentes, abogada de Brisa de Angulo en Bolivia, ha afirmado a este diario que el juicio continuará en Bolivia, porque así lo ordenó la Corte IDH, y que Eduardo Gutiérrez sigue siendo hoy “prófugo”. “Esperamos que Colombia no se convierta en cómplice de este delito. También nos parece inconcebible que una iglesia le esté dando amparo, porque la máscara de persona creyente lo visibiliza como una persona menos peligrosa, pero él constituye un riesgo”, sostuvo la abogada Arispe a este diario.

Por Redacción Género y Diversidad

Temas recomendados:

 

Norma(12580)07 de diciembre de 2023 - 12:10 a. m.
QUE TAL LAS IGLESIAS DE GARAJE, QUE HABLANDO A NOMBRE DE DIOS, ABUSAN DE MUJERES, NIÑAS Y NIÑOS!!! LA PEDERASTIA YA HA MINADO ENTRE OTRAS, A LAS IGLESIAS CATÓLICA, LUTERANA Y MUCHAS DE ESTAS RELATIVAMENTE PEQUEÑAS, DONDE PASTORES ABUSAN AN NOMBRE DEL SEÑOR, A SU FELIGRESÍA. HAY QUE SEGUIR DENUNCIANDO A ESOS NEGOCIOS QUE SE APROVECHAN DE LA ILUSIÓN Y DESESPERACIÓN DE LAS PERSONAS.
samuel(77552)06 de diciembre de 2023 - 09:54 p. m.
No entiendo, presunto violador y cultivando almas?
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar