Xiomara Xibillé lanzó el libro ‘Tiempo de siembra’

La ex presentadora de programas para niños ahora es experta en dar recomendaciones para las madres.

¿Por qué leer su libro?

Es una propuesta para que los padres se gocen el tiempo de siembra.

¿Cómo vivir un embarazo feliz?

Queriendo tener el bebé, compartiendo con la pareja y cuidándose física, emocional y espiritualmente.

¿Y cómo es eso de los embarazos conscientes?

Es entender que por una noche de efervescencia hormonal no deberíamos traer niños al mundo. Más allá de eso es una decisión importante, debe haber conciencia de tener a los hijos de forma programada.

¿Cómo controlar los síntomas incómodos del embarazo?

Hay remedios naturales, como el agua de jengibre, las galletas de soda en la mañana antes de levantarse, ejercicios de respiración y esencias florales que nos apoyan desde la parte emocional. También es importante aceptar el proceso de gestación y los cambios que llegan, para hacer más amigables esas maluqueras.

Un consejo para una mamá primeriza.

Prepararse, un parto es una carrera de 100 metros planos, uno tiene que llegar tranquilo y preparado físicamente. También se debe tapar los oídos, porque cuando uno está gestando su primer bebé, todo el mundo opina. Es necesario ponerse un tapón en los oídos y confiar en la intuición femenina.

¿Qué preparación física debe tener una mujer embarazada?

Debe hacer ejercicios de estiramiento, porque durante esos días la elastina, una de las hormonas que permiten flexibilizarnos, está a todo dar. También se deben masajear los pezones y hacer ejercicios de respiración para que cuando estén pujando sepan a dónde mandar la energía.

¿Cuál es la alimentación adecuada?

Debe ser balanceada, con una buena dosis de hierro, calcio, vegetales orgánicos, cereales como la cebada, la quinua o el amaranto, con un aporte de semillas como girasol, ajonjolí y almendras. Y no debe comer por dos, eso es un mito.

¿Cómo es eso de la conexión entre la madre y el bebé en el vientre?

No sólo debe ser unilateral, es decir, mamá comunicándose con el bebé, se ha demostrado que el bebé también tiene respuestas in útero. La mamá debe prepararse para sentirlas.

¿Cómo recuperarse de una depresión posparto?

Una mamá que expresa sus sentimientos y que se siente apoyada por su pareja y familia se sentirá mejor porque uno no sabe cómo ser mamá, deben estar ‘apapamamantadas’. No hay que llegar con piedras en el zapato al parto. Si hay cosas pendientes, deben resolverlas durante la gestación para que no haya el desgaste físico, tristeza y soledad que muchas sienten.

¿En qué se parecen sus hijas a usted?

Monserrat en la sensibilidad y Luna en la rigurosidad (risas).

Una anécdota de su primer embarazo.

El preparto fue muy largo, invoqué a todos mis médicos bioenergéticos, quienes llegaron con sus gotas,  al final mi hija nació naturalmente después de 13 horas.

Su secreto para mantenerse bella.

Entender que la belleza es efímera y que hay que cultivarla desde dentro.

¿Por qué llegó al mundo de la medicina alternativa?

La medicina holística da la oportunidad de entendernos como un todo, no es sólo que nos duele el dedo y hay una medicina sólo para eso, de pronto nos duele porque tenemos presionada la columna por una tristeza en el alma.

¿Cómo una periodista termina siendo instructora de yoga?

Llegué al yoga por una búsqueda personal. Pude darme cuenta de que había algo más allá de mi cuerpo, de mi carrera, realmente la alimentación del alma es importante.

Un recuerdo de ‘Todo el mundo está feliz’.

(Risas) La alegría de los niños cuando me veían salir de la nave espacial que había en el estudio de Punch.

¿La posición yóguica que más le gusta?

Shavasana, o postura del muerto , que es de entregarse, rendirse a la tierra y respirar lentamente.


¿Qué le aporta el yoga a su vida?

Me aportó una herramienta de camino, inspiración para servir a los demás, sentir que puedo trasncender más allá de mi cuerpo.

¿Qué hace un terapeuta vibracional?

Trabaja con sonidos e instrumentos que producen ciertas vibraciones armónicas en el cuerpo como con los cuencos de quarzo, con los cuencos tibetanos, con los tambores, cascabeles y campanas. El sonido es una honda que penetra el tejido celular y hace una armonización interna del cuerpo.

Su debilidad.

Ponerle mi corazón a mucha gente, pero uno debería reservarse el corazón sólo para quienes merecen esa confianza, en mi carrera por ser tan pública y por sentirme que soy de todo el mundo, he expuesto a mi corazón a mucha gente y ellos no corresponden.

Lo mejor de haber sido “Dalina” en el programa peruano Nubeluz.

Entender que hay un imaginario colectivo de los niños que es maravilloso y que uno puede hacer parte de los sueños de los niños.

¿Por qué se fue de este programa?

Porque ya llevaba seis años al aire y lo trasladaron a Venezuela, pero yo tenía ganas de regresar a Colombia y bajarme de la nube.

¿Qué le dejó Xiomi?

La capacidad de soñar y de entender que uno siempre tiene que tener un corazón de niño y que los sueños se pueden hacer realidad.

¿Y todavía tienen corazón de niña?

Sí, esa parte de que ‘El nunca jamás’ quisiera que permaneciera muchos año en mi vida. Uno debería crecer en otros aspectos, pero no en la capacidad de soñar, en la inocencia, en el reír y en el gozar la vida.

¿Sí se le cumplieron sus sueños?

Casi todos están encaminados a ser realidad,  mi energía está puesta en hacerlos posibles.

¿Dónde dejó la música?

Está todavía en mi corazón y en las mantras que canto cuando hago clase de yoga para adultos y niños.

Lo más difícil de ser una mamá famosa.

Ser mamá, lo de ser famosa no es tan difícil. Pero tratar de no imponer  es complicado, debemos que escuchar a los niños, ellos tienen su propia conciencia y  hay que dejarlos crecer desde  lo que ellos son.

¿Presentadora o actriz?

Ante todo comunicadora de buenos mensajes, desde la actuación o desde la presentación.

¿Por qué ahora se dedicó al tema del embarazo y los bebés?

Desde que fui mamá me di cuenta de lo importante que es la etapa estacional porque ahí empieza la educación de  los niños.

¿Por qué le gusta trabajar con niños?

Desde los 9 años tengo un comité infantil de acción social en Candelaria, Valle, con el compromiso de trabajar por la niñez. Es algo que me llena, me hace sentir feliz.

El país más bello que ha conocido gracias a su carrera.

Cada vez que estoy por fuera reconozco que Colombia es el más hermoso.

¿Qué le gusta hacer en su tiempo libre?

Montar a caballo, caminar en el campo y leer un buen libro.

Temas relacionados