Una espía con mala memoria

<p>La agente, que olvidó su USB en una buseta, provocó el fin de una gran operación. Es el más reciente episodio en una serie de grandes errores de la inteligencia británica.</p>

“Es una chica muy amable, pero un poco boba y descuidada. Es fácil imaginarla dejando su cartera en un bus”. Así describió un compañero de trabajo a la agente británica de la “Soca” (agencia contra el crimen organizado vinculada con el MI6, el servicio secreto del Reino Unido) que perdió en Bogotá información sobre una operación antinarcóticos desarrollada en Colombia.

Antes de llegar a la capital, la “Agente T”, como se le conoce, había estado en Quito (Ecuador), en el centro de operaciones de Soca en Latinoamérica. Tan pronto se bajó del avión, la espía tomó un bus de servicio público desde el aeropuerto Eldorado hasta el centro. Cuando llegó a su destino final, su cartera, que contenía una memoria USB con archivos bautizados como “Las joyas de la corona”, había desaparecido.

Según las declaraciones de la Agencia de Seguridad a la prensa británica, la pérdida de la memoria provocó el fin de la importante operación, pues los archivos extraviados contenían los nombres de todos los agentes desplegados en Colombia, además de la descripción detallada de sus movimientos.

El incidente provocó la rabia de muchos críticos de la agencia británica, creada en 2006 y que pretende ser como “el FBI del Reino Unido”. Russ Corn, ex funcionario de las fuerzas especiales, comentó a The Times: “Es una imprudencia que se sale de toda lógica. Información tan delicada como esa debería ser tratada con el mayor respeto. Bajarla a una memoria y luego perderla es increíblemente estúpido”.

Esta pérdida es la última en una serie de equivocaciones cometidas por los prestigiosos servicios secretos británicos. Hace poco, el jefe de la Policía Antiterrorista tuvo que renunciar tras ser fotografiado con un dossier a plena vista, que contenía datos de varias operaciones antiterrorismo en el Reino Unido. El año pasado, otro agente del MI5 (la Agencia de Seguridad Nacional) fue investigado por olvidar documentos secretos sobre el grupo terrorista Al-Qaeda en un tren público.

Aunque la “Agente T” está siendo investigada por Soca, la responsabilidad final deberá ser asumida por Jacqui Smith, la ministra de Relaciones Exteriores del Reino Unido, blanco de duras críticas por el mal manejo de las agencias de inteligencia del país.

Los servicios de inteligencia británicos

El MI6 es el organismo de inteligencia británico encargado de la seguridad externa del país. Trabaja en llave con el MI5, que está a cargo de la seguridad interior.

El MI6 tiene agentes en varios países del mundo. Según reveló hace poco el periódico ‘The Guardian’, ahora los recluta por Facebook. Gordon Brown, primer ministro británico, le pidió hace poco transparencia a los legendarios servicios de inteligencia, y dijo que se revelarían sus normas para los interrogatorios.