Famosas que enredó un capo

El trasfondo de un proceso que tiene en el ojo del huracán a un grupo de reconocidas modelos, actrices y reinas. Unas comparecieron ante la Fiscalía y otras se aprestan a entregar su versión porque se habrían beneficiado de ‘Jabón’.

En las últimas semanas, en medio de absoluto sigilo, ante el despacho de Jaime Reyes, fiscal 13 de la Unidad de Extinción de Dominio, desfilaron las mujeres más lindas del país. Y no precisamente para mostrar sus encantos como modelos, reinas o actrices. Esta vez el asunto resultó bien diferente: se trataba de una declaración a fin de esclarecer supuestos vínculos con el extinto capo del cartel del norte del Valle, Wílber Varela, alías Jabón, hallado muerto en un hotel en Mérida (Venezuela) el 30 de enero pasado.

La ‘pasarela’ judicial estuvo engalanada el jueves de la semana pasada por la modelo y actriz Marilyn Patiño. Según conoció El Espectador, en su declaración, que duró cerca de dos horas, el fiscal Reyes la interrogó sobre los vínculos que se derivaron de su participación en el concurso de modelaje Chica Med, que ganó en 2003. En concreto, fue preguntada sobre el origen de un carro de su propiedad. También se habló de cómo y cuánto dinero le entregó el concurso que la financió durante un año y sobre los costos de manutención que le giró el concurso en 2003.

Al respecto, su abogado Abelardo de la Espriella explicó: “Mi cliente no tuvo ninguna relación afectiva ni de negocios con ese señor Varela. Fue candidata en un concurso que ganó y recibió unos premios. Ella no tenía conocimiento de las actividades de Varela y no tiene ninguna vinculación penal en el proceso”.

Marilyn Patiño no fue la única modelo que acudió a la Fiscalía a rendir explicaciones. Días atrás la también modelo y actriz Nataly Umaña había hecho lo propio ante el fiscal. En la diligencia, Umaña explicó que hace cinco años estuvo hablando con Wílber Varela, en momentos en que participaba en el concurso Chica Med. Allí el capo le ofreció un patrocinio, que rechazó. También declaró a la justicia que hablaron algunas veces e hizo énfasis en que no tuvo ninguna relación afectiva con él. Destacó además que no es cierto que se encontró con el capo en Montería, Bogotá o en Mérida (Venezuela). De igual forma, indicó ante el fiscal que recibió un vehículo avaluado en $100 millones, un premio que obtuvo por ganar el concurso Chica Med en 2004. Una explicación que reiteró esta semana en la W Radio.

El caso de las modelos y el capo Varela tiene en vilo a la farándula, porque a las pesquisas de la justicia contra Varela se sumaron más nombres. El propio Cuerpo Técnico de Investigaciones de la Fiscalía (CTI) tiene en su poder un documento que relaciona a Varela con las modelos y actrices Johanna Guzmán, Natalia Ackermann y Jacqueline Tejada Peña, quienes también serán llamadas a declarar.

Pero la sorpresa mayor está por venir, porque en los pasillos de la Fiscalía se oye sonar con insistencia otros dos nombres de reconocidas ex reinas. Según relató un allegado al proceso, se trata de María Mónica Urbina, Señorita Colombia 1986, y Carolina Gómez, virreina mundial de la belleza en 1994.

En el caso de Urbina se indaga una supuesta relación financiera con Varela. El Espectador conoció que la ex reina compareció ante la Fiscalía. Al respecto, María Mónica Urbina fue enfática en señalar que ni siquiera ha sido citada por la Fiscalía, que no tiene conocimiento del caso y que menos sabe quién es alias Jabón. Y en el caso de Gómez, las autoridades están verificando si un bien inmueble que está a su nombre le perteneció al extinto capo.

El Espectador investigó en la Fiscalía sobre el caso y encontró un proceso de extinción de dominio contra los bienes del capo y que contra las referidas modelos, actrices o ex reinas no existe ninguna vinculación penal, “simplemente algunas de ellas fueron llamadas a declarar y otras lo harán en los próximos días”, aseguró una fuente de la institución.


El destape

Para nadie es un secreto la cercanía de los capos del narcotráfico con mujeres hermosas. Pablo Escobar y Virginia Vallejo, en los años 80, fueron pioneros en este tipo de relaciones. Posteriormente, en los álbumes de todos los jefes del narcotráfico siempre apareció el registro de actrices, modelos o reinas.

El asunto con Varela, un ex policía de 57 años que según registros oficiales causó no menos de 500 muertes, parece que no fue la excepción. Todo comenzó hacia 1998, cuando se convirtió en súbito benefactor del concurso Chica Med. Un evento que en pocos años paso a ser semillero de futuras estrellas del modelaje, la actuación y la belleza.

De esta manera, mientras las autoridades luchaban por desmantelar el cartel del norte del Valle, comandado por Varela y trenzado en una guerra a muerte contra Diego Montoya, el capo se distraía con los eventos de la Chica Med y de paso los utilizaba para lavar dinero y esconder propiedades.

Según registros consultados por El Espectador, el capo comenzó a finiquitar su cercanía con el concurso en 1998 cuando, junto a su círculo cercano, conoció a su presidente y propietario, Alberto Borda. A partir de allí, poco a poco y con dineros derivados de su actividad, Varela fue el principal promotor del concurso, que se realizaba en varias ciudades y ofrecía jugosos premios.

En diversos círculos y en voz baja siempre se decía que ese concurso le pertenecía a la mafia. Y los escándalos no tardaron en aparecer. Por ejemplo, la exitosa modelo Bianca Arango ganó el concurso, pero a los 15 minutos fue despojada del título porque según el propio Borda, el jurado había sido comprado. A este hecho sobrevendría un atentado, del que salió ileso el propio Borda. No obstante, al año siguiente, en 2003, fue asesinado en extrañas circunstancias.

Las evidencias

El 30 de enero último se oficializó la muerte del fugitivo Wílber Varela en Mérida (Venezuela). Dos semanas después, las autoridades empezaron a buscar sus pertenencias y encontraron la casa de cambios Junior Express; también detectaron 11 apartamentos que, al parecer, habría entregado a personajes de la farándula. Por eso desde esa época el ente acusador anunció que, una vez verificara la propiedad de los inmuebles, empezaría el desfile de modelos, reinas y actrices.

El 3 de abril la investigación avanzó y en un operativo en Bogotá que adelantó el CTI de la Fiscalía, fueron capturados seis presuntos miembros de la red financiera del capo. Apareció el nombre de Franco Giovanni Londoño, alias Careloco, mano derecha del capo y supuesto administrador de sus bienes en Bogotá, quien fue capturado.

A partir de allí se verificó que Londoño era hombre clave en las relaciones con Alberto Borda dueño del concurso Chica Med, y varias grabaciones identificaron a alias Danny, quien supuestamente era el designado por Varela para patrocinar a la gente de la farándula que Varela disponía. De hecho, en una última conversación Danny habla de presentar a varias aspirantes al reinado de Cartagena.

La comprobación de los vínculos de Varela con gente de la farándula avanza lentamente y la clave del proceso es la copiosa información contable y financiera del concurso Chica Med que tiene la Fiscalía. Incluso, algunas declarantes han contribuido a ubicar predios. Pero esto es sólo la punta del iceberg dentro de un complejo proceso de narcotráfico y homicidios que esta semana derivó en la incautación de bienes por US$ 50 millones. Reinas, modelos y actrices reiteran que nada tienen que ver en el asunto, pero lo cierto es que los tentáculos de Varela ya tocaron a muchos y aún no se pronuncia la última palabra dentro del proceso.

Temas relacionados