19 Feb 2022 - 9:00 p. m.

De Yuliana Samboní a Sarai: el asesinato y violencia sexual contra niñas no cesa

El Espectador reconstruye la historia detrás de la explotación sexual y el asesinato de esta niña venezolana de 12 años. Un caso aberrante que guarda patrones similares al de Yuliana Samboní, que sacudió al país hace seis años. Jairo David Latorre, de 28 años, fue capturado y es investigado por los delitos de feminicidio agravado, acceso carnal violento y tortura.
Natalia Herrera Durán

Natalia Herrera Durán

Periodista Investigación
Sarai Colmenares tenía 12 años y fue encontrada sin vida el 24 de enero de 2022, en Santa Rosa de Cabal (Risaralda). Por el crimen de Sarai Colmenares la Fiscalía capturó a Jairo David Latorre, por su posible responsabilidad en este feminicidio.
Sarai Colmenares tenía 12 años y fue encontrada sin vida el 24 de enero de 2022, en Santa Rosa de Cabal (Risaralda). Por el crimen de Sarai Colmenares la Fiscalía capturó a Jairo David Latorre, por su posible responsabilidad en este feminicidio.
Foto: Ilustración: Eder Leandro Rodríguez

Su nombre era Sarai Colmenares y tenía doce años. No se llamaba Alejandra Ramírez, como aparecía en las cuentas de Facebook y TikTok, que no manejaba solo ella, donde hasta hace pocos días se encontraban fotos y videos suyos que la mostraban “sexy” y mucho más grande de lo que era. Sus rasgos físicos, en especial la redondez de su cara y su delgadez, delataban rápidamente que era una niña. Una que tuvo que migrar forzadamente de Venezuela a Colombia, no iba al colegio, y terminó torturada y violentada sexualmente hasta la muerte hace menos de un mes, sin que la sociedad colombiana se inmutara.

El acta de inspección del cadáver se realizó el pasado 24 de enero, después de las diez de la noche, en el segundo piso de una residencia en el centro de Santa Rosa de Cabal (Risaralda). Ese día, los funcionarios de la Sijín entrevistaron a Juan Esteban Campo Galvis, dueño del inmueble, quien les dijo que él había subarrendado esa habitación a una persona conocida como Yordi, desde el 17 de diciembre de 2021. Campo agregó que ese lunes salió temprano a trabajar y a la salida vio en la cocina a su vecino de apartamento. A su regreso, hacia las nueve de la noche, tocó en la puerta de Yordi y, al no recibir respuesta, entró y encontró sin vida a Sarai, arrumada contra una pared.

Síguenos en Google Noticias