Publicidad

El partido de la discordia

El encuentro de fútbol del año en Colombia terminó en problemas entre sus organizadores. Se avizoran  pleitos. Un hueco financiero, anuncio de millonarias demandas, y no pago de obligaciones, efectos del recordado cotejo.

Norbey Quevedo H.
29 de agosto de 2008 - 08:38 p. m.

Tres semanas después de la celebración en Bogotá del histórico partido de fútbol que disputaron  el Real Madrid y el Independiente Santa Fe empezaron a aparecer complicados líos económicos y contractuales. Un empresario venezolano a quien acusan de incumplir sus compromisos, la compañía que asumió el evento y vendió la boletería que trata de salir de afugias financieras y el club capitalino que aún no ha percibido ningún beneficio económico por jugar el partido, son los protagonistas de una puja que amenaza con llegar a los estrados judiciales en Colombia y en el extranjero.

Un conflicto que se originó a comienzos del año cuando el empresario venezolano Luis Muchacho, propietario de la empresa De Lujo Producciones, adquirió los derechos del club Real Madrid para efectuar un partido de pretemporada contra un equipo local en Caracas. Una iniciativa que no prosperó por la baja participación publicitaria en ese país,  el alto costo de la boletería y que   obligó al empresario a buscar nuevos horizontes.

Con un contrato en la mano firmado con el Real Madrid; referencias de la Federación Venezolana de Fútbol por el manejo de la Copa América, experiencia como socio de un club de fútbol y los papeles de su empresa legalmente constituida, en el mes de mayo, el empresario Luis Muchacho empacó maletas hacia Colombia en la búsqueda de un rival para el club español.

Entonces apareció Millonarios, que no aceptó el ofrecimiento argumentando riesgo financiero. Luego el empresario acudió a Santa Fe y ante sus directivos explicó los términos de un negocio que parecía sencillo. De Lujo Producciones, de propiedad de Muchacho, acordó pagarle al Real Madrid cerca de US$1,8 millones por su presentación. Al club capitalino pactó cancelarle US$25.000 y para la venta de la boletería del partido encargó a la empresa Tu Boleta, que recibiría un porcentaje por las entradas vendidas.

Las partes firmaron los acuerdos y todo empezó a marchar sobre ruedas. El empresario argumentó que le había pagado la mitad de lo convenido al Real Madrid y por eso el equipo ratificó la inclusión del partido en su agenda. Santa Fe, por su parte, inició la preparación de su onceno, al tiempo que empezó a sonar la publicidad con un resultado inicial que se reflejó en ventas de boletería cercana a las 9.000 entradas.

A finales de mayo empezaron los requerimientos económicos del empresario venezolano Luis Muchacho a la empresa Tu Boleta. De la recaudación por la preventa de la boletería se derivó el giro de cinco transferencias al Real Madrid cercanas a un millón de dólares, y como garantía Muchacho firmó varios cheques y pagarés a Tu Boleta.

El andamiaje del espectáculo era sólido, pero intempestivamente desde España surgió la noticia de que el Real Madrid cancelaría el partido. La razón: incumplimiento en el pago del dinero por parte de la empresa De Lujo Producciones, de Luis Muchacho. Por eso, Armando Farfán, presidente de Santa Fe, y un directivo de la empresa Tu Boleta no tuvieron más alternativa que viajar a Madrid para averiguar por su propia cuenta qué era lo que estaba pasando.

Los documentos falsos

Allí se empezaron a conocer  verdades que preocuparon a los empresarios. La primera reunión con los directivos del club español fue lapidaria. “De Lujo Producciones apenas ha pagado cerca del 15% de la primera mitad del pago y hace cerca de dos meses ha venido dilatando los abonos”, señaló uno de los directivos en el encuentro y reiteró que el partido se cancelaba.

Eduardo Olea, gerente de Tu Boleta, es aún más gráfico sobre lo que pasó: “A nosotros Muchacho nos manifestó que había pagado el primer 50%, lo cual no era cierto y mostró documentos que hoy en día son totalmente falsos”.

Con la grave noticia, el directivo de Tu Boleta sólo atinó a solicitar la devolución del millón de dólares girado, pero los directivos del Real Madrid fueron tajantes y reiteraron que no era posible. Por eso, los propietarios de Tu Boleta quedaron en una sin salida: si cancelaban el partido tendrían que devolver cerca de un millón de dólares en boletería. La credibilidad de la


empresa se afectaría y, lo peor, su patrimonio empresarial y personal. Para completar la escena, el empresario Luis Muchacho les informó en Madrid que no podía seguir en el evento y dijo que no tenia cómo responder. Acto seguido preparó su retorno a Venezuela y hoy no se sabe cuál es su paradero.

Entre la espada y la pared y cuando faltaba menos de un mes para el partido, los  empresarios de Tu Boleta no tuvieron otra opción que asumir en su totalidad el negocio con el Real Madrid, que aceptó una rebaja en los costos del encuentro,  exigió nuevas garantías y el pago del saldo de la deuda cercana a los US$800.000.

Aventura financiera

De regreso en Colombia, los socios de  Tu Boleta iniciaron una maratónica jornada para promocionar el partido. Sabían que el precio de las boletas era alto, pero nada pudieron hacer para rebajarlas porque ya habían vendido una parte y los aficionados que habían adquirido boletas protestarían.

Para terminar de pagarle al Real Madrid  acordaron créditos con cuatro bancos, giraron sus ahorros, buscaron a una firma corredora de bolsa, hipotecaron algunos bienes, hicieron alianzas publicitarias en prensa y televisión y buscaron la ayuda del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.

Durante los días previos al partido, el despliegue informativo de los medios de comunicación, la publicidad y varios eventos a los que asistió el club motivaron a los aficionados, aunque el reporte de entradas estuvo por debajo de las expectativas.

El 7 de agosto el espectáculo fue impecable, no así las finanzas y las diferencias económicas y contractuales. Se vendieron 26.623 boletas, 157 palcos y se entregaron cerca de 630 acreditaciones a la prensa y a los patrocinadores. En total, la asistencia llegó a 28.000 personas. Sin embargo, las proyecciones de la empresa organizadora del evento daban cuenta de unas 35.000 aficionados en el estadio.

Y si bien la taquilla se convirtió en la más grande recaudación en la historia de un partido de fútbol en Colombia, cercana a $2.500 millones, los derechos de televisión, las vallas en el estadio y los patrocinios de siete empresas  fueron importantes al momento de cruzar cuentas, la empresa Tu Boleta asumió importantes deudas que hoy está tratando de subsanar de un evento que no dio utilidad.

“Para hacer este partido nosotros hicimos un endeudamiento importante con varias instituciones financieras y finalmente sacamos el partido adelante. Además, mientras que entra el dinero de los patrocinios nos estamos solventando con esos créditos que solicitamos, lo importante es preservar la seriedad de la marca”, sostiene Eduardo Olea.

Sin embargo, el asunto para Olea puede ir más allá, porque su empresa está revisando los títulos valores que Luis Muchacho les entregó a fin de hacerlos efectivos. De igual manera, sus abogados están tasando los perjuicios que les ocasionó el venezolano y se aprestan a entablar una demanda ejecutiva en Venezuela o en Colombia. Pero el caso no para allí, otras compañías colombianas están buscando a Muchacho para que les cancele unas deudas que al parecer contrajo y no ha pagado.

Por el lado de Independiente Santa Fe, el asunto también tiene visos de pleito. Su presidente, Armando Farfán, le está pidiendo a Tu Boleta que le dé continuidad al contrato que el club firmó con la empresa de Muchacho por jugar contra el Real Madrid, se trata de un giro de US$25.000. En este sentido, la empresa pide al equipo capitalino que reconsidere su petición. De no pagar esta suma, según conoció El Espectador a través de un miembro de la junta directiva de Santa Fe, el club está evaluando la opción de cancelar el negocio que tiene con Tu Boleta para la entrega de entradas a los partidos del rentado nacional en Bogotá.


Las secuelas de un partido inolvidable y bien organizado que ideó un empresario venezolano en problemas, que retomó una compañía colombiana casi por obligación y en donde el único ganador en lo económico y en lo deportivo fue el mejor equipo del mundo, el Real Madrid.

“Son unos tramposos que mintieron”: Olea

Casi un mes después del partido, ¿cómo define a Luis Muchacho y su empresa?

Son unos tramposos que les mintieron a los colombianos, porque prometieron algo que no podían cumplir.

¿Y él tiene credibilidad?

No. Pensé que era un buen tipo, incluso hizo una rueda de prensa, pero después me llegaron noticias de que era un ladrón.

¿Cuál es la situación jurídica de ellos?

Nos hicieron un daño gigantesco. Nosotros tenemos unos títulos que nuestros abogados están analizando para configurar un caso. Ellos están haciendo un dictamen del problema y de las posibilidades de instaurar una acción legal contra ellos.

¿Y después qué pasó con ellos?

Al día de hoy no sé nada.

¿Pero también hay diferencias con Santa Fe?

Están pidiendo que le demos continuidad al contrato que firmaron por jugar el partido. Pero les decimos que lo reconsideremos.

¿Qué fue lo malo de todo este asunto?

Que hayan llegado tan lejos con el Real Madrid. Nos iban a hacer un tumbe a todos y lamento que nos hayan metido los dedos a la boca a tantas personas al mismo tiempo.

Por Norbey Quevedo H.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar