28 Nov 2021 - 2:00 a. m.

Las bases de datos que sembraron desconfianza entre campesinos y la UNODC

Tres voceros campesinos y un técnico que recolectó datos sensibles de familias que se acogieron al programa de sustitución voluntaria expresan la desconfianza que les genera que esta información se haya recogido con la misma aplicación utilizada para monitorear cultivos de uso ilícito. Datos que, según ellos, el Gobierno pudo usar para adelantar operaciones de erradicación forzada y capturas. La UNODC lo niega.

Natalia Herrera Durán

Periodista Investigación
Las bases de datos que sembraron desconfianza entre campesinos y la UNODC
Foto: Jonathan Bejaran

Esta semana se conmemoran cinco años de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado y las Farc, con balances agridulces, estrechones inesperados de manos, promesas de implementación de lo pactado y respaldos internacionales importantes, como la visita a Colombia del secretario general de la ONU, Antonio Guterres. Sin embargo, nada se dijo sobre un asunto que preocupa a algunas organizaciones campesinas en el centro y oriente del país: el posible uso indebido de información recogida para el programa voluntario de sustitución de cultivos de uso ilícito, ideado por el Acuerdo de Paz de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés). Al parecer, esta información pudo haber terminado en manos de las autoridades que adelantan acciones de erradicación forzada y capturas en estas mismas regiones, como la Operación Artemisa.

(También le puede interesar: Anorí e Iscuandé, donde la tensión entre cocaleros y fuerza pública no se erradica)

Recibe alertas desde Google News