Publicidad
1 May 2022 - 2:00 a. m.

Nueva polémica por las obras en el humedal Tibabuyes o Juan Amarillo

El debate por la intervención de este ecosistema revivió en 2017, cuando se modificó la política de humedales y se abrió la puerta a obras “duras” como senderos, ciclorrutas y alamedas. Un nuevo capítulo de las inquietudes alrededor del proyecto surgió con la presunta falsificación del cauce del humedal para favorecer las obras.
Daniela Quintero Díaz

Daniela Quintero Díaz

Periodista Medio Ambiente
 Columnas del proyecto de sendero elevado que uniría a Suba con Engativá, en las inmediaciones del humedal Tibabuyes. / Daniela Quintero
Columnas del proyecto de sendero elevado que uniría a Suba con Engativá, en las inmediaciones del humedal Tibabuyes. / Daniela Quintero
Foto: Daniel Quintero

Las polémicas alrededor del humedal Juan Amarillo no son nuevas. Desde principios de siglo, las intervenciones y obras en este humedal, el más grande de Bogotá, generan inquietudes en organizaciones de ciudadanos y defensores del ambiente. En la actualidad, cerca de la Ciudadela Colsubsidio, en la localidad de Engativá, entre plantas nativas e invasoras, se erigen grandes columnas de cemento a pocos metros del cuerpo de agua. Son el resultado de obras impulsadas en 2018, durante la segunda alcaldía de Enrique Peñalosa, como parte de su “macroproyecto de corredores ambientales”, que genera debate y discordia desde su planteamiento. (Le recomendamos: Humedal Juan Amarillo: ¿de refugio verde a obra gris?)

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.