Publicidad
17 Nov 2021 - 5:08 p. m.

A indagatoria exsenador Eduardo Merlano por caso “usted no sabe quién soy yo”

El exsenador quien fue inhabilitado 10 años para ejercer cargos públicos y además perdió su investidura, fue llamado ante los estrados judiciales por tráfico de influencias. Las actuaciones que le pasaron factura nueve años después ocurrieron en 2012 cuando persuadió a uniformados de la Policía para evitar que le inmovilizaran el carro y le hicieran prueba de alcoholemia.
Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria por caso "Usted no sabe quién soy yo" ocurrido en 2012
Corte Suprema de Justicia lo llamó a indagatoria por caso "Usted no sabe quién soy yo" ocurrido en 2012
Foto: extern

Nueve años después de que el exsenador Eduardo Merlano protagonizara un escándalo con la denominada frase “usted no sabe quién soy yo” la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia abrió una investigación en su contra por tráfico de influencias. El exmiembro del legislativo fue llamado a indagatoria porque durante 2012 logró que varios policías de tránsito no inmovilizaran su carro pese a que no contaba con licencia de conducir y tras negarse a que se le practicara una prueba de alcoholemia.

Para la época en la que ocurrieron los hechos, salió a la luz pública un video en el que el exsenador le reprochaba a los policías de tránsito hacer su trabajo mientras fue requerido en un puesto de control en el norte de Barranquilla. “¿Usted no sabe quién soy yo? ¿Cómo le van a hacer una prueba de alcoholemia a un Senador de la República? 50 mil personas votaron por mi y ustedes me van a faltar al respeto?”, dijo en su momento.

Lea aquí: Policía se defiende y dice que patrullero que atendió caso Merlano no fue destituido

El escándalo de Merlano le costó la salida de la institución al patrullero Werlin Escobar quien lo requirió en mayo de 2012. El ahora exmiembro de la Policía denunció que lo echaron “como un perro” tras el incidente con el exsenador. La Policía, por su parte, le salió al paso y señaló que Escobar solicitó voluntariamente el retiro pese a que la dirección de Talento Humano le pidió que no lo hiciera porque era responsable de la situación económica de su familia.

El impase de Merlano no solo les trajo consecuencias a los uniformados. Una vez protagonizó la escena, en octubre de 2012, la Procuraduría lo inhabilitó para ocupar cargos públicos durante 10 años. El argumento del Ministerio Público es que influyó en miembros de la Policía Metropolitana de Barranquilla, así como en funcionarios que laboraban en el Centro Automático de Despacho, valiéndose de la investidura de senador, para que no se continuara con el procedimiento de inmovilización de su vehículo. Dos años más tarde, el Consejo de Estado decretó la perdida de investidura por los mismos hechos.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Aunque disciplinariamente ya está sancionado, ahora el exsenador debe defenderse ante la Corte Suprema de Justicia que durante los próximos días definirá la fecha de la indagatoria a la que puede asistir con su abogado.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.